Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

12 oraciones y frases con llegaban

Las oraciones con llegaban que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar llegaban en una frase. Se trata de ejemplos con llegaban gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar llegaban en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Cuando llegaban a la estatua de Zeus, se arrodillaban y juraban que lucharían lealmente.

  • Durante las épocas en las que escaseaban los recursos alimenticios, solo sobrevivían las jirafas, que con su largo cuello llegaban a alcanzar las hojas más elevadas.

  • Durante mucho tiempo se creyó que estaba dedicado a la Fortuna Viril, pero en realidad se trata de un santuario consagrado a Portunus, divinidad de los puertos, erigido junto al antiguo puerto fluvial de Roma, adonde llegaban las mercancías remontando el Tíber desde Ostia.

  • El culto a Cibeles consistía en un ayuno que duraba ocho días, durante los cuales los adeptos de Cibeles se flagelaban y se herían, no siempre de manera simbólica, ya que algunos galli llegaban a mutilarse.

  • El grueso reborde de los arcos superciliares que llegaban a formar una especie de visera ósea (toro supraorbitario) fue disminuyendo hasta llegar a desaparecer.

  • En conclusión, el oro y la plata de América llegaban primero a Sevilla, pero acababan enriqueciendo a los extranjeros, ya que en su mayor parte se destinaban a dos fi nes: el pago de las deudas contraídas por la Corona con la banca europea, y el pago de las mercancías extranjeras enviadas a América.

  • En escenas muy emotivas llegaban incluso a cantar.

  • Entonces estas gotas, al colapsar sobre el fondo caliente de la caldera, se transformaban en vapor e incrementaban su volumen y llegaban a romper la caldera y a causar destrozos materiales y humanos.

  • La Corona de Castilla era el territorio que más contribuía al mantenimiento de la monarquía, ya que las aportaciones de los restantes territorios apenas llegaban, en algunos casos, a cubrir los gastos de su propia administración y defensa.

  • Las iglesias se afanaban en su adquisición, pues con la afluencia de fieles y peregrinos que acudían a venerarlas llegaban también cuantiosos ingresos económicos.

  • Los tesoros eran pequeños edificios donde se guardaban los exvotos que llegaban de cada ciudad.

  • Para empeorar aún más la situación, desde el primer decenio de la centuria disminuyó el volumen de metales preciosos que llegaban de América.