Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

17 oraciones y frases con jardines

Las oraciones con jardines que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar jardines en una frase. Se trata de ejemplos con jardines gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar jardines en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Como principalmente vive en casas, jardines o balcones es complicado hacer un seguimiento y control y por eso los científicos han diseñado el Tigatrapp, que permite que esta tarea, tradicionalmente delegada a los técnicos de la administración y los científicos, pueda ser compartida por la ciudadanía.

  • Dedicaban la tarde ( hora septima ) a actividades lúdicas: pasear por las movidas calles de la ciudad o por jardines tranquilos; charlas en grupo a la sombra de los pórticos; los juegos de azar, como los dados o las tabas, en los que a veces apostaban grandes sumas de dinero, aunque estaban prohibidos, y sobre todo, visitar las termas.

  • El concepto de permacultura va más allá de las granjas y jardines y puede aplicarse a todo tipo de estructuras sostenibles, tanto físicas como sociales.

  • El poder de alterar la naturaleza por parte de los seres humanos resulta, en ocasiones, fecundo, como lo es convertir zonas áridas y resecas en jardines o cultivos de alimentos por medio de las técnicas de regadío; otras veces es una labor creativa, como transformar una simple roca de mármol en una maravillosa obra de arte (pensemos en el David de Miguel Ángel).

  • El teatro abarcaba un amplio abanico de contenidos, desde tragedias hasta comedias burlescas, y se representaba en todo tipo de escenarios: las obras destinadas al pueblo, en los corrales de comedias; las representaciones cortesanas, en palacios y jardines; los autos sacramentales, en templos o plataformas móviles a modo de carros.

  • En conclusión, el palacio de Versalles con sus jardines es uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca por su carácter propagandístico, como símbolo de la grandeza y el poder absoluto de Luis XIV, y sirvió de modelo para muchas cortes europeas.

  • Entre estas se contemplaba el cierre de fuentes públicas y disminución del riego en parques y jardines públicos, también la prohibición de regar jardines privados, y llenar piscinas o lavar el coche en la vía pública con agua potable, acciones que se castigaban con multa.

  • Es un tratamiento final y su intensidad dependerá del uso al que se destine el agua (riego de parques y jardines, recarga de acuíferos, industria, agricultura o consumo humano).

  • Está integrado por estancias de diversos tipos: salas oficiales, aposentos privados, baños, jardines.

  • La suciedad, los ruidos o los malos olores siempre son desagradables; por eso son muestras de civismo recoger los excrementos de los animales domésticos, dejar la basura en los contenedores, no gritar por la calle —y menos en las horas de descanso de los vecinos—, respetar el mobiliario urbano, no impedir el paso por la acera, evitar ruidos estridentes con la moto, etc. Los espacios naturales, como la montaña, la playa o los jardines, suelen ser lugares agradables a la vista, pero dejan de serlo cuando alguien ha decidido dejar ahí sus desperdicios.

  • Las aldeas ocuparían un recinto rectangular, con edificios para los servicios públicos y espacios abiertos con arboledas y jardines.

  • Los jardines, diseñados por Le Nôtre, se extienden a lo largo de varios kilómetros y constituyen una parte fundamental del palacio.

  • Para ello, se creó un sistema de alcantarillado público, se habilitaron espacios para cementerios, se dispusieron parques y jardines por toda la ciudad, y se abrieron amplios bulevares arbolados, con nuevas viviendas de fachadas uniformes.

  • Pero el gusto romántico también por lo lejano y exótico, unido al contacto con tierras extraeuropeas por el comercio o la expansión colonial, favoreció el desarrollo de otros estilos evocadores, como el neoegipcio (en cementerios), neochino (kioscos y pagodas en los jardines ingleses) o neoindio.

  • Por ejemplo, podemos captar esa unión armo-niosa de muchos elementos estéticos cuando nos encontramos en lugares como la plaza de San Marcos de Venecia o ante los hermosos castillos del Loira, rodeados de jardines.

  • Sector • Fomentar el uso de cisternas y grifos de bajo consumo.• Depurar y reutilizar el agua en parques, jardines, fuentes y campos de golf.• Realizar una planificación urbana que regule los nuevos asentamientos urbanos en zonas deficitarias de agua.

  • Una de las escasas excepciones fue el Palacio del Buen Retiro de Madrid, construido para Felipe IV por su valido el Conde Duque de Olivares, del que apenas se conserva un par de edificios y sus amplios jardines, muy modificados con el paso del tiempo.