Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

20 oraciones y frases con islam

Las oraciones con islam que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar islam en una frase. Se trata de ejemplos con islam gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar islam en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Además de un conjunto de dogmas y preceptos, contiene narraciones del Antiguo y del Nuevo Testamento, lo que demuestra la estrecha relación del Islam con el judaísmo y el cristianismo, religiones de los pueblos vecinos de Arabia, de las que pretende ser su culminación.

  • Como ya se ha dicho, el Islam respetaba a las gentes del Libro, por lo que a judíos y mozárabes se les permitían sus prácticas religiosas y sus costumbres.

  • Desde fi nales del siglo viii, Carlomagno pretendió crear un territorio que sirviera de barrera entre el Islam y el reino franco.

  • En este sentido, en nada se apartaba el arte islámico de la tradición antigua y medieval cristiana, salvo en el hecho de que el Islam prohibía la ostentación y por ello la propaganda del benefactor se ocultaba bajo la apariencia de una obra piadosa.

  • En el contexto de la Reconquista, el apóstol se convirtió en Santiago «matamoros» –espada en mano y a caballo– y en símbolo de la cruzada contra el Islam en suelo hispano, atribuyéndosele diversas participaciones directas en el campo de batalla.

  • En poco más de un siglo, el pueblo árabe, bajo la bandera del Islam, conquistó un gran imperio que se extendía por el sur del Mediterráneo desde la península Ibérica hasta la India.

  • En primer lugar, el islam es la religión de un libro —el Corán— que es preciso aprender.

  • Entonces cesó el fuero del Islam para los musulmanes, quienes se vieron menospreciados, vejados y tratados altaneramente por los cristianos.

  • Imperio Bizantino de Justiniano (siglo ) Imperio Bizantino en el siglo Venecia Roma Constantinopla Constantinopla Trebisonda Tesalónica Atenas Sin embargo, esta situación no se pudo mantener durante mucho tiempo y el Imperio Bizantino se redujo de nuevo a sus territorios orientales, en cuyos límites nació en el siglo VII el Islam, nueva fuerza política y religiosa que constituiría en lo sucesivo su principal amenaza, por su pujanza y capacidad expansiva.

  • La mayoría de los fi lósofos musulmanes subordinaron la fe a la razón, es decir, la religión a la fi losofía; por eso, en líneas generales, el islam la consideró un peligro para el Corán.

  • La palabra islam significa ‘aceptar’, ‘someterse’.

  • Los árabes procedían de la península Arábiga, la cuna del Islam.

  • Mayor interés por el interior que por el exterior del edificio, por varias razones: la influencia de la tradición romana y bizantina; la propia tradición del pueblo árabe, originario de una región cuyo clima extremo obliga a refugiarse en interiores confortables aislados del exterior; la naturaleza intimista e individual de la religión islámica, que propicia el desarrollo de la vida en el ambiente privado de las casas; y el rechazo, por el carácter igualitario del Islam, de la ostentación pública de lujo y riquezas, que se reservan para los interiores de los edificios mientras al exterior presentan fachadas de muros desnudos, especialmente en casas y palacios.

  • No obstante, por encima de esas dos categorías y a pesar de las pretensiones igualitarias del Islam, existían notables diferencias sociales según el origen étnico, la riqueza o el poder.

  • No hay que olvidar al respecto que en el Islam, salvo la oración del viernes a mediodía, que es colectiva, las demás se realizan por lo general individualmente, lo que no exige un espacio unitario.

  • Pero también pretendía hacer una demostración de fuerza frente al avance amenazador de los fatimíes por el norte de África, con sus doctrinas igualitarias y sus intenciones de uni fi car el Islam bajo su mando.

  • Pero uno de sus rasgos más destacados fue la ausencia de imágenes en los edificios religiosos, cuya representación estaba prohibida por el Islam para evitar la idolatría.

  • Por otra parte, tiene un cierto carácter propagandístico, dentro de las limitaciones impuestas por el Islam, pues en la inscripción que figura en su fachada suroeste se menciona el nombre de quien la mandó construir de su peculio, solicitando la recompensa de Allah en el otro mundo.

  • Solo debe vivir para obedecer y adorar a Dios, lo que le obliga a cumplir con los «Cinco Pilares del Islam»: la profesión de fe, la oración cinco veces al día –al amanecer, a mediodía, por la tarde, a la puesta del sol y por la noche–, la práctica de la limosna, el ayuno durante el mes de Ramadán desde la salida a la puesta del sol, y la peregrinación a la ciudad santa de La Meca al menos una vez en la vida.

  • Su contenido es un conjunto de dogmas y preceptos, junto con narraciones del Antiguo y del Nuevo Testamento, por lo que la religión islámica está fuertemente relacionada con el judaísmo y el cristianismo, religiones de los pueblos vecinos de Arabia, la cuna del Islam.