Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

12 oraciones y frases con invita

Las oraciones con invita que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar invita en una frase. Se trata de ejemplos con invita gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar invita en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Al tratarse de una luz, la fe nos invita a adentrarnos en ella, a explorar cada vez más los horizontes que ilumina, para conocer mejor lo que amamos.

  • El dolor ajeno nos invita a dar gracias por lo que tenemos (pues, del mismo modo, podríamos no tenerlo) y a procurar consolar a quien lo sufre.

  • El interior, iluminado por pequeños vanos en los muros y por la rendija situada entre estos y la cubierta, invita al recogimiento; y el suelo, en ligera pendiente, dirige la atención hacia el altar.

  • La Danza de la Muerte [La Muerte invita a bailar al obispo, que dice lo siguiente:] Mis manos aprieto, de mis ojos lloro, porque soy venido a tanta tristura ; yo era abastado de plata y de oro, de nobles palacios e mucha holgura: ahora la muerte con su mano dura tráeme en su danza medrosa sobejo [...] [La Muerte se dirige al rey y le dice:] Rey fuerte, tirano, que siempre robastes todo vuestro reino e fenchistes el arca, de hacer justicia muy poco curastes, según es notorio por vuestra comarca: venid para mí, que yo soy monarca que prenderé a vos e a otro más alto [...].

  • La iluminación es pobre por la escasez de vanos, lo que crea un ambiente oscuro que invita al recogimiento espiritual.

  • La intención del artista es convertir al observador de la obra en participante activo del fervor religioso de la santa, y para ello le invita, en primer lugar, a asistir a una representación, simulando a su alrededor un auténtico recinto teatral, con un escenario enfrente y palcos laterales con espectadores; y después, le capta emocionalmente por la tensión dramática y la fuerza expresiva de los personajes.

  • La luz recibe un tratamiento tenebrista, pero no como en la pintura de Caravaggio, sino con una suave transición de las luces a las sombras, que invita al recogimiento y la meditación.

  • La mirada de la ciencia se beneficia así de la fe: esta invita al científico a estar abierto a la realidad, en toda su riqueza inagotable.

  • Pero este concepto adquirió desde mediados del siglo en Inglaterra la significación específica de sorprendente, seductor y singular, que invita a una contemplación placentera, lo que justificaría la pintura de determinados paisajes o lugares exóticos, poco conocidos y sugerentes, a menudo salpicados de ruinas antiguas.

  • Podemos encontrar un ejemplo cuando entramos en una iglesia románica: se nos invita de forma espontánea al recogimiento y a la oración.

  • Sí, en cambio, al dolor que purifica nuestros pecados y que nos invita a aprender a amar de nuevo.

  • También invita a corresponder, siendo uno fiel a sus propias promesas, y así lo exige la justicia ante los demás (y el bien de quienes quieres y te quieren).