Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con intentos

Las oraciones con intentos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar intentos en una frase. Se trata de ejemplos con intentos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar intentos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A lo largo del siglo se han sucedido intentos de construir una sociedad sin Dios que recuerdan lo que dijo Dostoyevski: «Si Dios no existe, todo está permitido».

  • De hecho, tras diversos intentos de imponer el ateísmo (en los regímenes comunistas, por ejemplo), la religión ha vuelto a florecer, pues está inserta en lo más íntimo del corazón del ser humano.

  • En cuanto a las ciencias, en el siglo xviii hubo varios intentos de fundar una Academia de Ciencias en Madrid.

  • Esta victoria sangrienta apagó los intentos de rebelión de las otras ciudades griegas, que se pusieron de su parte.

  • Independientemente de que en el caso español intervinieron múltiples factores que explican el fracaso de la Revolución industrial, no se puede negar que la escasez de recursos energéticos fue un problema añadido a los intentos de industrialización.

  • Las reformas propuestas abarcaban un amplio abanico de cuestiones, desde los intentos de revisar las relaciones Iglesia-Estado y limitar el número de órdenes religiosas (reducidos a una inoperante «ley del candado») hasta ciertas concesiones al regionalismo mediante una ley de mancomunidades, pasando por nuevas medidas de contenido social y una modi fi cación del servicio militar.

  • Los primeros intentos de Estados Unidos para enviar un vehículo espacial no tripulado a la Luna fallaron o enviaron escasos datos.

  • No hay que confundir la auténtica opinión pública con algunos intentos de manipular la información y de convertir a los medios de comunicación en instrumentos de propaganda.

  • Pero los intentos de dominar Sicilia y Cerdeña se saldaron con un contundente fracaso.

  • Sin embargo, a pesar de estos intentos de organización, la administración de justicia adolecía de graves inconvenientes y di fi cultades, como la considerable extensión de los lugares de señorío, que en muchos asuntos quedaban fuera de la jurisdicción real; y en las tierras de realengo, la gran diversidad de fueros locales y de normas, a menudo confusas y contradictorias entre sí.

  • Sin embargo, estos intentos de erigir un nuevo régimen no obtuvieron apenas apoyos políticos.

  • Su más apasionado impulsor y principal ideólogo fue Blas Infante, considerado el «Padre de la patria andaluza», pero sus intentos de conseguir una mayor autonomía de gobierno para Andalucía no llegarían a verse coronados por el éxito, ni siquiera durante la Segunda República.

  • Tras los intentos fallidos durante las Cortes de Cádiz y el Trienio Libe- ral, esto se consiguió de fi nitivamente en el reinado de Isabel II.

  • Tras los intentos fallidos de aplicar su Estado ideal en Siracusa, Platón se volvió más realista.