Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

89 oraciones y frases con inteligencia

Las oraciones con inteligencia que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar inteligencia en una frase. Se trata de ejemplos con inteligencia gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar inteligencia en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Por qué Aristóteles cree que existe una inteligencia que dirige a los seres naturales?

  • ¿Qué extraño es que despertando hoy los españoles de su antiguo marasmo, y sacudiendo la paralización que embargaba su inteligencia y su deseo natural de progreso, acudiesen las poblaciones en masa al ferrocarril?

  • ¿Tal vez, de la inteligencia?

  • A diferencia de los animales, que están determinados por sus instintos, la grandeza del hombre deriva de su indeterminación, pues es él mismo quien decide libremente si se eleva con su inteligencia y es como los ángeles, hasta llegar a Dios, o si se degrada a una vida animal.

  • Además, se triplica la capacidad craneana, la superficie cerebral inespecializada, lo que sugiere la aparición y el desarrollo de la inteligencia.

  • Ahora bien, es preciso afirmar también que nuestro cuerpo no vive separado de la inteligencia constitutiva de la persona.

  • Así como la flecha da en el blanco gracias al arquero, las cosas tienen que ser dirigidas por una inteligencia.

  • Como jefe de cada agela escogían ellos mismos a quien destacaba por su inteligencia y por su coraje en la lucha.

  • Construían tumbas funerarias y realizaban pinturas y grabados en las piedras, lo que demuestra una inteligencia y una actitud ante la vida similar a las nuestras.

  • Creer requiere la luz de la inteligencia y, cuando se cree, esa luz crece hasta alcanzar a Dios: la fe expande las posibilidades del conocimiento y, en consecuencia, nos hace más libres.

  • De este modo, el ser humano puede llevar una vida enteramente racional, es decir, según los placeres de la inteligencia.

  • De modo semejante a como una obra de arte se contiene en la inteligencia del artí fi ce antes de realizarla, las esencias de las cosas se hallan como ejemplares o modelos en la mente divina antes de crearlas.

  • De modo similar a como los niños se desarrollan en sociedad, la especie humana va desarrollando su inteligencia y su cuerpo, siendo ya plenamente humana.

  • Debe existir, por tanto, un ser inteligente —una Inteligencia Ordenadora— que dirija a esos entes.

  • El teatro de Plauto plantea situaciones que giran en torno a un embrollo que se suele resolver felizmente, en general gracias a la intervención y la inteligencia del esclavo protagonista.

  • El descubrimiento de la inteligencia racional y su apertura a la realidad lo lleva a defender la inmortalidad del alma humana.

  • El fondo de su relato alude a los defectos económicos, sociales y políticos de la Inglaterra de su tiempo y plantea la importancia de que el ser humano se libere de sus necesidades económicas para poder ejercitar la inteligencia.

  • El proyecto de analizar el entendimiento humano para descubrir el proceso por el que se forman ideas complejas en nuestra inteligencia a partir de las percepciones sensibles.

  • El ser humano constituye «un ser que trabaja», es decir, se ve impelido a transformar la realidad gracias a su inteligencia y a su voluntad.

  • El ser humano, hecho a imagen y semejanza de Dios, se caracteriza por su inteligencia, por el dominio que tiene sobre sí mismo y por su libertad.

  • El territorio no tendría que ser demasiado extenso, pues fomentaría el lujo y la riqueza; tampoco debería ser demasiado reducido, ya que imposibilitaría el cultivo de la inteligencia.

  • El trabajo de Lemaître manifiesta que una cultura y una inteligencia formadas en la fe en Dios resultan fructíferas a la hora de percibir el orden del universo.

  • En la actualidad los robots distan mucho de tener la inteligencia y la autonomía necesarias para tomar decisiones que contradigan el propósito para el que han sido construidos, que suele ser simple.

  • En los siglos y, Atanasio de Alejandría, Basilio de Capadocia, Gregorio Nacianceno y Gregorio de Nisa dedicaron toda su cultivada inteligencia a articular teológicamente las verdades cristianas.

  • En el ser humano, además, la sensibilidad está abierta a la acción de la inteligencia.

  • En este sentido, Fernando VII, que en marzo había entrado en España por Gerona y se dirigía hacia Valencia para desde allí emprender camino a Madrid, recibió en abril el documento conocido como Mani fi esto de los Persas, un escrito redactado por sesenta y nueve diputados «serviles» –así denominaban en las Cortes de Cádiz los diputados liberales a los diputados partidarios del absolutismo–, en el que se animaba al monarca a ignorar las propuestas liberales y a restaurar la monarquía absoluta, a la que se consideraba como el resultado de la razón y la inteligencia, y no de la arbitrariedad y el abuso, como la presen- taban los liberales.

  • En segundo lugar, porque la inteligencia humana no puede conocer el bien en toda su profundidad y, por consiguiente, no exige del hombre una adhesión necesaria.

  • Es decir, trata de aquellos actos en cuyo desarrollo participa lo más específico de la naturaleza humana: la inteligencia y la voluntad libre.

  • Esta doctrina atribuye inteligencia a todos los seres vivos, a las máquinas dotadas de «inteligencia artificial» e, incluso, al universo en su conjunto.

  • Esta visión mecanicista del universo supone que este no se rige por un plan trazado por una inteligencia trascendente ni tiene una finalidad inmanente que haga inteligibles los procesos naturales.

  • Este hecho se puede relacionar con el desarrollo de la inteligencia.

  • Este es el mejor conocimiento, pues nos conduce a su intimidad de una manera que nuestra inteligencia es incapaz de lograr.

  • Este filósofo sostuvo que una inteligencia exterior al mundo ha organizado los elementos materiales para formar el cosmos.

  • Esto no ha de entenderse tampoco en un sentido material o físico, como si la inteligencia fuera un recipiente en el que se introduce la cosa.

  • Frente a estas dos corrientes, el Aquinate consideró, con una visión que todavía perdura, que el ser humano posee una inteligencia individual y una voluntad libre que lo hacen responsable en la búsqueda de la verdad sobre Dios y sobre sí mismo, y en la orientación de su conducta.

  • Frente a la teoría averroísta de la doble verdad, sostuvo que fe y razón no se contraponen, ya que tienen el mismo origen —que es Dios—, y el asentimiento a lo revelado por Dios reside en la inteligencia.

  • Inteligencia, comunicación y defensa militar.

  • La certeza moral ya no requiere la evidencia exigida para la certeza del conocimiento teórico, pues no se funda en la inteligencia, sino en la decisión libre de la voluntad.

  • La cosa se hace realmente presente ante la inteligencia, sin intermediarios.

  • La décima inteligencia, el intelecto agente, difunde las formas que con fi guran la esencia de los seres materiales y posibilita el conocimiento humano.

  • La fe implica un asentimiento firme y seguro a lo juzgado (lo que asemeja la fe a la certeza), pero no es el objeto el que mueve a la inteligencia a asentir, sino la voluntad, movida, a su vez, por la au-toridad de otra persona.

  • La fi nalidad de esta colosal obra era recoger y transmitir todos los conocimientos logrados por la inteligencia humana hasta el momento.

  • La inteligencia lleva a cabo tres operaciones: La simple aprehensión Es la operación cognoscitiva que abstrae —separa— el concepto universal a partir del conocimiento de los individuos particulares.

  • La inteligencia Mientras que la sensibilidad capta la apariencia sensible de las cosas, la inteligencia penetra en su unidad y en sus propiedades esenciales.

  • La inteligencia permite que esté abierto al mundo, de modo que no se encuentra entre las cosas, simplemente (como una piedra o un animal, que existen sin saber que existen), sino que se pregunta por ellas, trata de entenderlas y, al conocerlas, se apresta a dominarlas, a transformarlas, con la acción de sus manos, guiadas por su inteligencia.

  • La inteligencia y la voluntad son cualidades espirituales que lo distinguen del resto de los animales.

  • La relación sexual entre humanos no es meramente instintiva, sino que está acompañada por la racionalidad y la inteligencia.

  • La tecnología es resultado de nuestra inteligencia.

  • La teoría de la evolución y el origen del ser humano La especie humana en el Reino Animal La especie humana actual recibe el nombre científico de Homo sapiens subespecie sapiens, nombre que significa «hombre sabio», en referencia a su característica más peculiar, que es tener una inteligencia muy superior a la del resto de las especies.

  • La virtud de la prudencia, por ejemplo, favorece la adecuada realización de determinados actos de la inteligencia.

  • La virtud es un hábito, porque es una cualidad o disposición estable que se asienta sobre alguna facultad del ser humano, como la inteligencia.

  • Libertad: capacidad de juzgar y decidir sobre los propios actos, gracias al ejercicio de la inteligencia y de la voluntad.

  • Lidera un proyecto que rastrea señales de radio cósmicas que sean indicios de inteligencia extraterrestre.

  • Lo que mueve a la inteligencia a asentir al juicio es la voluntad.

  • Los actos humanos son los que se realizan con inteligencia y voluntad (por ejemplo, leer un libro o salir pasear); frente a estos, los actos del hombre no dependen de su libertad (como la digestión).

  • Los actos humanos y el fin último El Aquinate señaló que la criatura racional, a diferencia de los seres inanimados e irracionales, es capaz de encaminarse libremente hacia su fi n. Gracias a sus facultades intelectuales (inteligencia y voluntad), el hombre goza de libertad, esto es, es dueño de sus actos.

  • Los fi lósofos antiguos habían hablado solo de una inteligencia ordenadora, pero esto presuponía la preexistencia de la materia.

  • Los mitos constituyen narraciones que estructuran la realidad y la ordenan, permitiendo a la inteligencia dar sentido a los fenómenos de la naturaleza.

  • Los robots de última generación, llamados Replicantes, creados por la empresa Tyrell Corporation, igualan y superan a los humanos en casi todo: fuerza, inteligencia, destreza… Incluso tienen sentimientos y recuerdos –implantados–. Desgraciadamente, los Replicantes han sido programados para morir a los cuatro años de ser creados, y en el momento que toman conciencia de este hecho pueden ser un peligro para los hombres.

  • Los sofistas reivindican la inteligencia y la iniciativa humana sobre todas las cosas.

  • Medea – De todas las cosas que tienen inteligencia, las mujeres somos las más desgraciadas.

  • No depende de ninguna circunstancia (sexo, inteligencia, raza, edad, salud, etcétera).

  • No es contrario ni a la libertad ni a la inteligencia del hombre depositar la confianza en Dios y adherirse a las verdades por él reveladas.

  • No es difícil imaginar una sociedad que, en nombre de su identidad cultural, decida excluir a quienes no tengan determinada pureza de sangre; o una cultura que exija sacrificios humanos a sus dioses; o aquella en la que la mayoría imponga la eliminación de los individuos que no alcancen un determinado grado de inteligencia o salud.

  • No es que primero mis sentidos experimenten las cosas reales y después le proporcionen a la inteligencia el material sobre el que ella trabajará para obtener los conceptos, sino que en el mismo acto en el que entro en contacto con las cosas reales, mi inteligencia actúa determinando la forma en que capto esas cosas.

  • Nous: palabra griega que significa ‘inteligencia’ o ‘espíritu’, que se ha utilizado con diversos sentidos a lo largo de la historia de la filosofía.

  • Observamos un orden o fi nalidad en el universo, pues hasta los entes que carecen de inteligencia tienden a un fi n. Pero todo lo que está ordenado a un fi n ha de tener su causa en alguien que sea inteligente.

  • Olivares, por su parte, tenía una gran inteligencia política y una sincera voluntad de reforma, aunque sus proyectos más importantes no pudieron realizarse .

  • Otros animales poseen potentes protecciones naturales contra el ambiente que los rodea: pelo, fuerte dentadura, sentidos agudos… Sin embargo, nosotros somos capaces de abrirnos mediante la inteligencia a toda la realidad y de relacionarnos afectivamente con los demás seres vivos.

  • Para el de Cusa, esta pregunta carece de sentido, ya que los conceptos opuestos —como sabio e ignorante— los ha formado una inteligencia fi nita y solo se pueden atribuir a los seres creados, también fi nitos.

  • Para él, solo existe una verdad, a la que se puede acceder por dos caminos: la razón y la filosofía —que nos acercan a ella parcialmente—, y la fe —que nos la da a conocer en plenitud—. Ambos caminos se complementan: la fe, impulsada por la gracia divina, puri fi ca y orienta la inteligencia, y la conduce a conocer las cosas inteligibles; la razón ayuda a profundizar en el contenido de la fe y proclama su credibilidad.

  • Para ello se necesita un coche provisto de varias cámaras y sensores, un sistema de navegación GPS y, sobre todo, un sofisticado software de inteligencia artificial.

  • Para explicar el inicio del movimiento en el cosmos, Anaxágoras supuso el Nous (‘Inteligencia’ o ‘Mente’), que es un principio distinto de los seres materiales, pues no está compuesto por semillas.

  • Paradójicamente, parece que su brillante inteligencia no está anclada en la realidad.

  • Por su parte, debemos a los romanos el concepto de derecho y una inteligencia práctica para organizar la vida en común —tanto en lo que respecta a las instituciones sociales, como en lo relativo a obras de ingeniería, desarrollo agrícola y vías de comunicación—. «—Los mitos son mentiras (dijo Lewis), aunque esas mentiras sean dichas a través de un filtro de plata.

  • Rousseau admitió la existencia de Dios como un ser superior que mueve y ordena el universo, que posee inteligencia, voluntad y poder.

  • San Agustín explica su teoría de la iluminación señalando que, así como el Sol ilumina las cosas corpóreas, Dios es el Sol que da luz a nuestra inteligencia para que capte las verdades eternas.

  • San Agustín sostuvo que Dios creó todas las cosas a partir de la nada, libremente y de acuerdo con unas ideas contenidas en la inteligencia divina.

  • Se ha usado principalmente para la investigación de la inteligencia artificial, ya que su personalidad y su comportamiento evolucionan según cómo interactuamos con él.

  • Son hechos o cualidades individuales que se dan en nuestra inteligencia.

  • Su vida sirve de modelo para todos los que, con coraje, utilizan su inteligencia y sus conocimientos científicos para lograr la dignidad de la persona humana.

  • También la voluntad puede elegir entre alternativas; y la memoria intelectual, al recordar, puede considerar esas disyuntivas de la inteligencia y de la voluntad.

  • Todo eso está presente cuando entro en contacto con el mundo real a través de mis sentidos; por eso no percibo un flujo caótico de cualidades sensibles, sino un mundo ordenado que mi inteligencia descubre lleno de sentido y racionalidad.

  • Todos estos cambios son propios de una inteligencia que tiene un sentido personal y trascendente.

  • Todos tenemos el deber de respetar y cuidar la vida de los demás, más allá de toda circunstancia (inteligencia, sexo, salud, etnia…).

  • Una vez abstraído el concepto, entra en escena otro principio de la inteligencia, que Aristóteles denominó intelecto paciente.

  • Una vez percibida, ha de concluirse que es la causa de todas las cosas rectas y bellas, que en el ámbito visible ha engendrado la luz y al señor de esta, y que en el ámbito inteligible es señora y productora de la verdad y de la inteligencia, y que es necesario tenerla en vista para poder obrar con sabiduría tanto en lo privado como en lo público».

  • Voluntad de poder: instinto principal y superior inteligencia.

  • Xavier Zubiri Zubiri subrayó que el ser humano, frente a los demás animales, es una inteligencia sentiente.