Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

18 oraciones y frases con inestabilidad

Las oraciones con inestabilidad que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar inestabilidad en una frase. Se trata de ejemplos con inestabilidad gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar inestabilidad en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Augusto, por tanto, inició una nueva etapa histórica, al final de un siglo, el a.C., que se había caracterizado por los constantes conflictos y la inestabilidad política interior.

  • Bajo condi ciones de inestabilidad (b), asciende espontáneamente.

  • Como encrucijada de caminos, fue lugar de encuentro de diversos pueblos (indoeuropeos del norte y semitas del sur), que con sus continuas invasiones generaron un clima de permanente inestabilidad política, tratando de imponerse a sus vecinos y de dominar la zona para formar su propio imperio; así sumerios, acadios, babilonios, asirios o persas, entre otros, se sucedieron en el tiempo como potencias hegemónicas.

  • El clima de inestabilidad política fue en aumento, y a la creciente protesta ciudadana (manifestaciones callejeras, huelgas, declaraciones, etc.) le seguía una represión cada vez más desproporcionada (brutalidad de la policía contra los manifestantes, detenciones y torturas, multas y cierres de periódicos, etc.).

  • El rasgo más característico del breve reinado de Amadeo de Saboya fue la permanente inestabilidad social y política –tres elecciones generales y seis gobiernos en dos años–, a causa de los graves problemas que surgieron desde su comienzo: a El asesinato del general Prim, víctima de un atentado poco antes de que Amadeo llegara a España.

  • El sistema político de la Restauración La inestabilidad del Sexenio Democrático provocó un viraje de la burguesía hacia posiciones conservadoras: el fracaso de la fórmula republicana había despertado en amplias capas sociales el anhelo de una restauración monárquica sobre nuevas bases políticas que restableciesen el orden y garantizasen la estabilidad.

  • En consecuencia, los validos y hombres fuertes se sucedieron en el poder –Nithard, Valenzuela, don Juan José de Austria, el duque de Medinaceli, el conde de Oropesa–, en un clima creciente de inestabilidad política, que se agudizó al fi nal del reinado, cuando se planteó el problema sucesorio.

  • En efecto, tras la inestabilidad del Sexenio, la burguesía se había vuelto claramente conservadora y anhelaba el restablecimiento del orden, que identi fi caba con la restauración de la monarquía en el hijo de Isabel II, el príncipe Alfonso, como garante de una monarquía liberal, pero sin radicalismos.

  • Este carácter electivo explica en gran medida su debilidad y la inestabilidad política que caracterizó a todo el periodo, pues propiciaba las ambiciones de los candidatos al trono, las rivali- dades por la sucesión e incluso las guerras entre bandos nobiliarios (de treinta y cuatro reyes visigodos, diez fueron asesinados; siete, destronados; y muchos accedieron al trono valiéndose de la traición o la rebelión).

  • La experiencia democrática del Sexenio fracasó por la constante inestabilidad política y social, provocada por la concurrencia de graves con fl ictos que hicieron ingobernable el país.

  • La inestabilidad de algunos isótopos da lugar al fenómeno físico conocido como radiactividad .

  • Las condiciones de estabilidad favorecen la acumulación de con taminación atmosférica, mientras que las de inestabilidad favorecen la dispersión de esta contamina ción.

  • Litosfera El diseño de la explotación, los cambios morfológicos y en las pendientes, y las inundaciones conllevan inestabilidad del terreno, desprendimientos, diaclasas en edificios y, sobre todo, impacto visual.

  • Por ejemplo, el desplazamiento de dunas debido al viento puede provocar el enterramiento de pueblos y cultivos; el desmoronamiento de cuevas calcáreas puede causar el hundimiento del terreno; el deslizamiento de la nieve caída provoca aludes; la inestabilidad de una ladera montañosa da lugar a desprendimientos de rocas, desplazamientos de ladera o coladas de barro; el fuerte oleaje provocado por un temporal puede arrasar zonas costeras, etc. En nuestro país los riesgos geológicos externos más importantes, por su frecuencia y peligrosidad, son las riadas y las inundaciones debidas al desbordamiento de aguas salvajes, torrentes y ríos.

  • Por otra parte, el rasgo dominante de todo el reinado fue la gran inestabilidad política, acentuada por los pronunciamientos militares .

  • Precisamente, uno de los factores de inestabilidad del liberalismo español había sido la rigidez de las Constituciones anteriores.

  • Respecto a los gobiernos de esta etapa, se caracterizaron por su corta duración, claro re fl ejo de la inestabilidad política, y por el predominio del Partido Moderado, en concordancia con las inclinaciones de la regente.

  • Roma pasó por un período de falta de liderazgo que provocó el colapso de las instituciones políticas, el debilitamiento del ejército y la inestabilidad económica.