Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

47 oraciones y frases con impuestos

Las oraciones con impuestos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar impuestos en una frase. Se trata de ejemplos con impuestos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar impuestos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Qué son los impuestos?

  • A mediados de siglo se destinaba más de la mitad de las rentas ordinarias de la Hacienda Real al pago de intereses de la deuda pública; y a fi nales de siglo, todas ellas, por lo que la monarquía dependía por completo de los caudales de Indias (el quinto real y otros impuestos americanos) y de los servicios extraordinarios aprobados por las Cortes.

  • A su cabeza estaban los intendentes, hombres de con fi anza de la monarquía, que actuaban como delegados territoriales del gobierno, con muy amplias y variadas funciones: justicia, policía, recaudación de impuestos, reclutamiento y mantenimiento de las tropas, etc. Y a través de ellos la monarquía impulsó a nivel provincial muchos de sus proyectos de reforma.

  • Así, tantos los ciudadanos como los domiciliados, pagaban los impuestos municipales, pero solo los primeros podían participar en el gobierno y ejercer los cargos cuando el emperador Caracalla concedió la ciudadanía a todos los hombres libres del Imperio.

  • Asimismo, pretendían liberarse de las restricciones y el monopolio impuestos desde España, que les impedía, por ejemplo, el libre comercio con Inglaterra, mucho más ventajoso para ellos.

  • Ciudadanos y domiciliados pagaban los impuestos municipales, pero solo los primeros participaban en el gobierno y podían ejercer las magistraturas municipales.

  • Clasifica en un cuadro como éste los impuestos que se explican en el texto.

  • Como reformador social, distribuyó el pueblo en siete clases sociales, según su fortuna, para el pago de impuestos.

  • Como ya se ha estudiado, Olivares quiso resolver tan caótica situación emprendiendo reformas profundas, como el proyecto de red de erarios o la Unión de Armas, pero las di fi cultades y los imperativos de la guerra obligaron a buscar con urgencia nuevas fuentes de ingresos –algunas de ellas ya utilizadas en el siglo xvi –, que afectaron sobre todo a Castilla : alteración del valor de las monedas, creación de nuevos impuestos, exigencia de donativos a la nobleza, venta de cargos públicos, venta de títulos nobiliarios, conversión de tierras de realengo en nuevos señoríos para su venta, etc. No obstante, todos estos recursos solo sirvieron para atender las necesidades inmediatas (gastos militares, pago de intereses a los banqueros), pero no fueron su fi cientes para atajar el progresivo endeudamiento de la Hacienda Real.

  • Conocer el mecanismo y el sentido de los principales impuestos directos e indirectos.

  • Consideran convenientes las siguientes medidas, que proponen la redención del campesino y del cultivador medio y pequeño [...]: Rebaja de impuestos y tributos.

  • Consistía en sustituir la gran diversidad de impuestos que se cobraban por una única contribución, inspirada en el catastro catalán .

  • De modo análogo, aquellas personas que no se esfuerzan por trabajar o que abusan de los subsidios o evaden impuestos, actúan de forma inmoral.

  • Discutía sobre el uso de impuestos, recibía a los embajadores extranjeros y decidía sobre la paz o la guerra.

  • El campeón era recibido triunfalmente: recibía una pensión exenta de impuestos y en su ciudad se erigía una estatua con su efigie.

  • El «columpio», cuyo título completo era «Los felices azares del columpio», es un fiel reflejo del gusto aristocrático por todo lo relativo a actitudes desenfadadas y amores prohibidos, en un ambiente de frivolidad que trataba de compensar los matrimonios impuestos y concertados por interés.

  • El abono, mientras dure la construcción y diez años después, del equivalente de los derechos marcados en el Arancel de Aduanas, y [otros impuestos] que deban satisfacer las primeras materias, efectos elaborados, instrumentos, útiles, máquinas, carruajes, maderas, coke y todo lo que constituye el material fijo y móvil que deba importarse del extranjero, y se aplique exclusivamente a la construcción y explotación del ferrocarril concedido.

  • El alto coste de los servicios públicos, sufragados por la ciudadanía a través del pago de impuestos.

  • El clero Igual que la nobleza, los eclesiásticos gozaban de privilegios, como el de tener tribunales propios o estar exentos de pagar impuestos.

  • El Estado financia, gracias al dinero recaudado mediante los impuestos, obras y servicios sociales.

  • El mecanismo que ha permitido a los seres vivos dar respuesta a los retos impuestos por los diversos ambientes terrestres ha sido la evolución y la respuesta se denomina adaptación.

  • El negocio de estos consistía en anticipar a la Hacienda Real un importe muy inferior al que después cobraban a los contribuyentes, con lo que la gran presión fi scal que recaía sobre el pechero no repercutía en un mayor volumen de ingresos de la Hacienda Real, sino en el enriquecimiento de los arrendadores del cobro de impuestos.

  • El oro y la plata eran acuñados en la Ceca o Casa de la Moneda de Sevilla; una parte era para la Corona (el quinto real y otros impuestos) y otra se destinaba al pago de las mercancías enviadas en el viaje de ida a América.

  • En efecto, el principio que impregna todo el mecanismo de los impuestos es la llamada justicia distributiva o principio de solidaridad, según el cual se intenta distribuir la riqueza del conjunto de la población entre todos los individuos, de manera que nadie se quede al margen de los bienes y servicios de la sociedad.

  • En este sentido, representó la superación de fi nitiva de la caótica situación del Antiguo Régimen y el comienzo de un sistema fi scal moderno, simpli fi cado y racional, con una clara división entre los tipos de impuestos.

  • En la Vocación se representa el momento en que Cristo, acompañado de San Pedro, al pasar junto a la oficina de San Mateo, que era recaudador de impuestos, le llamó para que le siguiera.

  • En las provincias del norte, el protestantismo de Calvino había ganado numerosos adeptos y Felipe II, al perseguirlo, desencadenó una rebelión que aglutinaba a amplios sectores descontentos con la dominación española: los disidentes religiosos, los ricos burgueses cuyos impuestos fi nanciaban una política ajena a ellos o incluso hostil –muchos eran calvinistas–, y ciertos sectores de la nobleza.

  • Este sistema de impuestos es similar en todos los países de la Unión Europea.

  • Esto agravaba aún más la situación de los que permanecían en las aldeas, pues al reducirse su número les correspondía una cuota mayor de impuestos.

  • Existen dos grandes tipos de impuestos: los directos y los indirectos.

  • La guerra ya había puesto en apuros a los Reyes Católicos, que tuvieron que recurrir en más de una ocasión a servicios (impuestos) extraordinarios de las Cortes y a préstamos.

  • La principal fuente de recursos económicos del Estado son los impuestos: el dinero que, según la ley, los ciudadanos han de pagar al Estado para contribuir al gasto público.

  • La Reforma de Mon-Santillán acabó con este desorden y sentó las bases de una Hacienda moderna: se simpli fi có y racionalizó el sistema de impuestos, y se extendieron de manera general a todos los ciudadanos del país, lo que suponía aplicar el principio liberal de igualdad ante la ley.

  • Los impuestos directos Son los impuestos que los contribuyentes pagan al Estado en función de su renta; es decir, según el dinero que cada uno posea: quien tiene más dinero ha de pagar más que el que tiene menos.

  • Los impuestos especiales cumplen la doble función de recaudar fondos para el Estado y, a la vez, de servir de instrumento a determinadas políticas sanitarias, energéticas, etc. El organismo encargado de cobrar los impuestos es la Agencia Tributaria, que depende del Ministerio de Economía y Hacienda, aunque una parte es gestionada por las comunidades autónomas.

  • Los impuestos indirectos Son los impuestos que los contribuyentes pagan al Estado en función del consumo; es decir, según lo que gasta cada uno: el que gasta más aporta más a las necesidades colectivas que el que gasta menos, independientemente del dinero que tenga.

  • Los ingresos eran insu fi cientes precisamente por la falta de equidad de los impuestos, ya que quienes más riqueza tenían –los grandes terratenientes y la burguesía comercial, industrial y fi nanciera– contribuían muy por debajo de la proporción correspondiente a su capacidad de pago.

  • Mientras cometen desmanes los bárbaros por las Españas y el azote de la peste no ataca con menos intensidad, el tiránico recaudador de impuestos arrebata las riquezas y las provisiones almacenadas en las ciudades y el soldado las consume.

  • Ni siquiera las Cortes representaban una seria limitación al poder del rey, pues apenas variaron respecto a las originadas en la Edad Media: a Eran convocadas por el rey con carácter meramente consultivo o, lo más habitual, para votar ciertos impuestos de carácter extraordinario.

  • Ortega describió estos comportamientos con los siguientes rasgos: Impuestos por la sociedad: el individuo supone que recibirá algún tipo de represalia si no actúa así.

  • Otros funcionarios de una colonia eran los duunviros quinquenales, elegidos cada cinco años para elaborar el censo de ciudadanos y de su patrimonio, a efectos electorales y para el pago de los impuestos; los cuestores, que administraban las finanzas municipales, y los seviros augustales, encargados del culto al emperador, que a menudo había sido divinizado.

  • Para obtener ingresos, se introdujeron nuevos impuestos, pero aumentó la desigualdad social: los ricos tenían medios para influir en las decisiones del emperador y librarse de pagarlos, mientras que las clases bajas, los comerciantes y los campesinos, se hundían en la miseria.

  • Se paga, además, un término de potencia –que dependerá de la potencia que tengamos contratada–, los impuestos y el alquiler de los equipos.

  • Si ordenas estas letras obtendrás el principio que impregna todo el mecanismo de los impuestos.

  • También existen los impuestos especiales : las bebidas alcohólicas, el tabaco, los carburantes y otros productos tienen un impuesto especial añadido porque se consideran productos no necesarios, pues pueden perjudicar la salud o el medioambiente, o porque el gobierno así lo ha considerado.

  • También existen otros impuestos directos: • Impuesto de sociedades: son los impuestos en que las empresas deben pagar una parte de los beneficios que han obtenido en el año anterior.

  • Valorar el pago de los impuestos como una manifestación de justicia distributiva y una actitud de solidaridad.