Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

184 oraciones y frases con imperio

Las oraciones con imperio que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar imperio en una frase. Se trata de ejemplos con imperio gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar imperio en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A causa de las diversas guerras civiles y la cercanía de los bárbaros, Constantino trasladó la capital del Imperio a Constantinopla.

  • A continuación, llegó hasta el Indo con la intención de tocar los límites del mundo y lograr el sueño del imperio universal.

  • A ello contribuyó también el declive de las ciudades, que eran las que habían empleado un mayor número de esclavos durante el Alto Imperio.

  • A partir de ese momento, el Imperio se contrapuso al poder eclesiástico; además, comenzó a disgregarse, de modo que cobraron protagonismo las naciones europeas.

  • A partir del siglo III, el Imperio entró en crisis.

  • Al cabo de poco tiempo, esta alianza se transformó en un imperio al servicio de los intereses de los atenienses, ya que estos obligaron a varias polis a integrarse en la Liga, reprimieron duramente cualquier deserción y promovieron regímenes democráticos.

  • Al final de la época imperial, cualquier hombre libre que viviera en el Imperio era declarado ciudadano.

  • Al final del Imperio, el emperador incluso podía ser divinizado en vida, como Diocleciano, que afirmaba ser la reencarnación de Júpiter.

  • Al final del siglo, el emperador Diocleciano intentó reformar el Imperio dividiéndolo en dos, el de Occidente y el de Oriente, y creó un sistema de gobierno compartido, la tetrarquía, en el que gobernaban simultáneamente dos emperadores en Oriente y dos más en Occidente.

  • Al mismo tiempo, las fronteras del Imperio fueron hostigadas por los pueblos bárbaros, y creció el desorden y el descontento.

  • Al morir había separado la parte este del Imperio para dársela a su hijo Arcadio, y la parte occidental a su otro hijo, Honorio .

  • Al principio fue una religión prohibida por las autoridades, pero a partir del siglo d. C. fue adoptada progresivamente por la sociedad romana y en el siglo d. C. fue declarada religión oficial del Imperio; gracias a la gran influencia de Roma, el cristianismo se expandió por muchos lugares del Mediterráneo.

  • Al vencer, Roma pasó de ser una ciudad más de la península Itálica a convertirse en un imperio con vocación universal.

  • Así acababa la República y se establecía el Imperio.

  • Así, tantos los ciudadanos como los domiciliados, pagaban los impuestos municipales, pero solo los primeros podían participar en el gobierno y ejercer los cargos cuando el emperador Caracalla concedió la ciudadanía a todos los hombres libres del Imperio.

  • Aunque cristiano, en mayor o menor medida, fue en lo sucesivo todo el arte occidental, en esta unidad nos limitaremos a dos estilos muy relacionados entre sí: el arte paleocristiano, el de los primeros seguidores de la nueva fe, hasta la caída de Roma; y el arte bizantino, que evolucionó y se desarrolló a partir de aquel en el sector oriental del Imperio, hasta el final de la Edad Media.

  • Aunque el Imperio se fue modificando con el transcurso del tiempo, se pueden señalar unas características generales.

  • Aunque existen similitudes entre la evolución política de Al Ándalus con los almorávides y con los almohades, las diferencias son también considerables: a Los almohades no llegaron a Al Ándalus reclamados por los reinos de taifas ni como libertadores frente a la amenaza cristiana, sino con el afán de destruir de forma de fi nitiva lo que quedaba del imperio almorávide.

  • Bajo el Imperio, algunos autores comenzaron a cuestionar su situación y condenaron los abusos a los que eran sometidos.

  • Bárbaros: eran los extranjeros que vivían fuera del limes, o frontera, del Imperio.

  • Batalla de Waterloo y fin del Imperio napoleónico.

  • C., la situación se invirtió: habían cesado las conquistas y eran cada vez mayores las presiones de los «bárbaros» sobre las fronteras del Imperio.

  • C.) comenzó la etapa política conocida como Imperio, aunque se mantuvieron las instituciones republicanas.

  • Cada una de estas parejas vivía en una zona diferente del Imperio, de modo que los distintos territorios estaban controlados más de cerca.

  • Como el emperador César Augusto inició su primer consulado en el mes Sextilio, y celebró tres ceremonias de triunfo en la ciudad, y las legiones llegaron desde el Janículo, y además, en ese mes, Egipto fue sometido al poder del pueblo romano, y en ese mes se puso fin a las guerras civiles, y por estas razones este mes es felicísimo para este Imperio y lo ha sido, le ha parecido bien al Senado que este mes se llame Augusto.

  • Como encrucijada de caminos, fue lugar de encuentro de diversos pueblos (indoeuropeos del norte y semitas del sur), que con sus continuas invasiones generaron un clima de permanente inestabilidad política, tratando de imponerse a sus vecinos y de dominar la zona para formar su propio imperio; así sumerios, acadios, babilonios, asirios o persas, entre otros, se sucedieron en el tiempo como potencias hegemónicas.

  • Con el tiempo estas reuniones adquirieron carácter permanente en el Imperio y se transformaron en distritos provinciales para impartir justicia, con capi- tales fi jas.

  • Con la extensión del Imperio, las influencias vinieron de todos los rincones del Mediterráneo.

  • Concebido como un edificio esencialmente neobarroco, incorpora elementos manieristas, tanto italianos como franceses, y se reviste de una profusa decoración escultórica; todo lo cual hace de él uno de los símbolos del París del Segundo Imperio, grandioso y señorial.

  • De ambos conjuntos, el más interesante es el primero, por su variedad y por ser representativo de los gustos dominantes en el corazón del Imperio, mientras que los retratos de Al-Fayum responden a una práctica peculiar de un territorio periférico.

  • De esta forma quedaba patente la estrecha vinculación existente en el Imperio Bizantino entre el poder espiritual de la Iglesia y el político de los emperadores, que afirmaban serlo «por la gracia de Dios» y se consideraban iguales a los apóstoles y representantes de Dios en la tierra.

  • De este modo se rompió la tendencia a la ruralización iniciada en el Bajo Imperio romano y acentuada con los visigodos.

  • De las escuelas monacales a las primeras universidades Tras la caída del Imperio romano, en la Europa cristiana medieval fue la Iglesia (los monasterios en particular) la que asumió el papel de preservar y transmitir la cultura, principalmente por medio de la copia y la conservación de libros.

  • De palabra decía que el Senado podría así recibir los frutos de la mejor parte del imperio y que él tendría todos los trabajos y peligros.

  • Desarrolla el siguiente tema: La influencia de la arquitectura conmemorativa romana en el Imperio Napoleónico.

  • Desde entonces sus habitantes fueron fieles al Imperio y hubo una paz eterna, ya por el ánimo de los habitantes que se mostraban más incitados a la paz, ya por las medidas de César quien, temeroso del refugio seguro que les ofrecían las montañas, les obligó a vivir y a cultivar el terreno de su campamento, que estaba situado en la llanura.

  • División en dos tipos las provincias del Imperio.

  • Durante el Imperio se crearon escuelas públicas en Roma y en otras ciudades importantes, pagadas por el Estado o por los municipios.

  • Durante el Alto Imperio, el calendario anual de fiestas llegó a superar los ciento ochenta días, entre fiestas religiosas y celebraciones organizadas por emperadores y magistrados.

  • Durante el Imperio estos arcos se construyeron de piedra y con carácter permanente, generalmente en honor del emperador, para conmemorar victorias o hechos relevantes, pero también como recuerdo tras su muerte o, simplemente, para señalar el límite entre dos territorios.

  • Durante el Imperio, muchos personajes importantes de las provincias tuvieron acceso a la ciudadanía romana.

  • Durante el tiempo del Imperio, la jerarquía social se basaba en la fortuna.

  • Durante la República, el pater ejercía sobre la familia una autoridad prácticamente ilimitada ( patria potestas ): podía castigar a los miembros de su familia, vender e incluso ejecutar a sus hijos, concertar los matrimonios, etc. Pero durante el Imperio estas prerrogativas desaparecieron.

  • Durante los siglos y dC, época conocida como Alto Imperio, la civilización romana vivió la etapa más brillante de su historia.

  • Durante un breve periodo de tiempo, entre el final de la República y el comienzo del Imperio, se construyeron también templos de planta circular, según el modelo del tholos griego.

  • El culto a Mitra se difundió en el Imperio romano hacia finales del siglo dC. Se efectuaba mediante contorsiones y haciendo mucho ruido con címbalos e instrumentos.

  • El Imperio necesitaba mantener un proceso permanente de conquistas, ya que su funcionamiento dependía de las riquezas y esclavos que proporcionaban los nuevos territorios incorporados.

  • El asentamiento de los visigodos en la Península Los visigodos eran un pueblo germánico muy romanizado, ya que llevaban mucho tiempo asentados dentro del Imperio, en la zona del Danubio.

  • El auge del Imperio en el siglo Exploración, conquista y colonización de América Las grandes expediciones y conquistas Carlos I pretendía culminar el proyecto inicial de Colón de establecer una ruta por occidente hasta Asia, la tierra de la seda y las especias, lo que exigía encontrar un paso entre el océano Atlántico y el Pací fi co.

  • El auge del Imperio en el siglo La guerra contra los rebeldes holandeses se convirtió en uno de los mayores problemas de la monarquía y absorbió numerosos recursos militares y fi nancieros.

  • El auge del Imperio en el siglo La pintura La pintura renacentista española careció en general de la calidad y originalidad de la arquitectura o la escultura.

  • El auge del Imperio en el siglo La política interior: absolutismo y ortodoxia católica Los dominios de Felipe II.

  • El auge del Imperio en el siglo Los avances de la ciencia y el pensamiento El siglo xvi experimentó también un espectacular desarrollo cientí fi co e intelectual, en especial en aquellas disciplinas que más se vieron afectadas por el descubrimiento del Nuevo Mundo: a En las ciencias, el conocimiento de nuevas tierras y especies impulsó el avance de la geografía, la botánica, la química, la farmacología y las ciencias naturales en general.

  • El Bajo Imperio marca, por tanto, la transición al feudalismo medieval, aunque el proceso fue más acusado en Occidente que en Oriente.

  • El culto a la diosa Roma y al emperador se extendió a lo largo del Imperio, de manera que en cada municipio y en cada provincia había altares y templos dedicados al emperador, en los que también podían rendir culto las clases bajas y los libertos.

  • El de Alcántara, sobre el río Tajo en Cáceres, es de tiempos de Trajano (comienzos del siglo ) y uno de los mejores ejemplos de todo el Imperio.

  • El de la libertad de culto y posterior ascenso del cristianismo a religión oficial del Imperio, durante los siglos IV y V .

  • El declive de las ciudades y del esclavismo El sistema económico del Alto Imperio se había sustentado en la actividad comercial de las ciudades y en la mano de obra esclava.

  • El dominio territorial de toda la Península El vacío de poder dejado en Hispania por la caída del Imperio romano fue cubierto por la monarquía visigoda, que estableció su capital en Toledo .

  • El Imperio austro-húngaro y el Segundo Reich alemán mantuvieron regímenes autoritarios; Inglaterra y Francia evolucionaron a sistemas más democráticos: se amplió el derecho al sufragio y paulatinamente se extendieron los derechos cívicos y sociales.

  • El Imperio Bizantino se inclinó cada vez más hacia lo helénico y lo oriental, distanciándose de la tradición antigua romana para entrar de lleno en una concepción medieval del mundo.

  • El Imperio Carolingio fue el primer intento occidental de restauración del Imperio Romano, pero bajo el signo de la cristiandad, pues Carlomagno, en su afán de emulación, no retrocedió más allá de Constantino, al que se consideraba el primer emperador cristiano.

  • El imperio de la ley El poder político está sometido a la Constitución y a las leyes.

  • El Imperio francés creó la denominada Unión Indochina en Asia.

  • El imperio napoleónico empezaba a tener problemas en Europa y en España la iniciativa de la guerra la tomaron los rebeldes y el ejército inglés –con el apoyo también de Portugal–, que presionaron a los franceses a la retirada.

  • El Imperio romano de Occidente se desmoronó ante las invasiones bárbaras en el siglo v .

  • El Imperio romano.

  • El imperio se configuró así como una red de ciudades que regían sus respectivos territorios rurales.

  • El oráculo le respondió: «Creso, si atraviesas el río Halis, destruirás un gran imperio.

  • El pergamino Los libros tal como hoy los concebimos, compuestos por hojas encuadernadas, protegidas por tapas o cubiertas, no parecen en Occidente hasta el siglo I de nuestra era, y no se generalizan hasta el Bajo Imperio, con la literatura cristiana.

  • El poder pasó a manos de regentes o generales (diádocos), que se esforzaron por mantener la unidad del imperio.

  • El resultado fi nal fue el caos político y económico, y el aumento de la amenaza exterior ante la debilidad interna del Imperio.

  • El rey Creso de Lidia preguntó al oráculo si debía invadir el Imperio persa.

  • El sistema urbano, base de la organización política y económica, se desmoronaba y el Imperio se hundía en una progresiva ruralización.

  • Ello se produjo especialmente desde el período helenístico hasta la implantación del cristianismo como religión oficial del Imperio.

  • En el decurso del Imperio llegaron a Roma alimentos exóticos y caros que resultaban inaccesibles para la mayoría de los romanos.

  • En el grupo de los ciudadanos encontramos a una minoría privilegiada, poderosa y muy rica, que constituía el orden senatorial (los miembros del Senado de Roma), el ecuestre (hombres de negocios ricos) y el decurional (los decuriones o miembros de los senados municipales del Imperio).

  • En conclusión, si se compara el siglo con el, resulta llamativa la forma en que la monarquía hispana pasó del esplendor de un inmenso imperio territorial a una situación de decadencia y ruina que escandalizaba a los propios contemporáneos.

  • En cuanto a la figura histórica de Augusto, con él finalizó la República y se instauró el Imperio, aunque se mantuvieron las instituciones republicanas.

  • En el plano religioso, el Bajo Imperio representó también el triunfo del cristianismo, que, libre de persecuciones, salió de las catacumbas para convertirse en religión oficial.

  • En el Imperio romano, el hombre se enajenó, convirtiéndose en súbdito.

  • En el Imperio, la cena estaba constituida por un aperitivo o gustatio (por ejemplo, legumbres crudas, huevos, pescados y mariscos); el plato principal era carne y legumbres cocidas o unas gachas más sofisticadas (el pulmentum ) con aceite de oliva acompañado de queso, huevos, carne o pescado y legumbres.

  • En el siglo a.C. las ciudades griegas de Jonia, con el apoyo de Atenas, se sublevaron contra el imperio persa, que las oprimía con tributos.

  • En esta región vivían pueblos valerosísimos, los cántabros y los astures, que no estaban sometidos al Imperio.

  • En la parte oriental del Imperio, en Alejandría, resurgieron las enseñanzas de Platón y Pitágoras, gracias al neoplatonismo.

  • En poco más de un siglo, el pueblo árabe, bajo la bandera del Islam, conquistó un gran imperio que se extendía por el sur del Mediterráneo desde la península Ibérica hasta la India.

  • En realidad las muy dispares manifestaciones del arte prerrománico solo tenían en común un entorno de dificultades económicas y de estancamiento cultural, porque sus verdaderos rasgos distintivos los definían las circunstancias específicas de cada territorio y las tradiciones propias de los pueblos que con sus invasiones habían provocado la caída del Imperio Romano.

  • En varios lugares del Imperio romano encontramos mitreos, que son santuarios subterráneos que recuerdan el lugar de nacimiento de Mitra.

  • Entre ellos los más frecuentes fueron tres: a La solicitud de préstamos a los grandes banqueros, en su mayoría europeos, que eran los únicos con un nivel de negocio capaz de anticipar las elevadas cantidades que tan vasto imperio requería.

  • Esta actividad sí se vio coronada por el éxito, ya que España llegó a tener la tercera fl ota de guerra del mundo, imprescindible para asegurar su imperio colonial.

  • Esta división fue definitiva a finales del siglo, cuando el emperador Teodosio dividió el Imperio entre sus dos hijos, dejando Occidente a Honorio y Oriente a Arcadio.

  • Esta medida comportó la división final del Imperio romano.

  • Esta situación con fi rió un gran protagonismo al ejército, como pieza imprescindible para la defensa del Imperio.

  • Estaba dotado de un gran respeto a la religión y era muy distinto de su padre en costumbres, pues el padre era irreligioso y muy inclinado a la guerra; él era piadoso por la fe y preclaro por la paz; aquel dilataba el imperio de su nación con el empleo de las armas, este iba a engrandecerlo más gloriosamente con el trofeo de la fe.

  • Este acontecimiento se considera que marca el fin del Imperio romano de Occidente.

  • Este latín vulgar o popular era el idioma común de las provincias occidentales del Imperio, ya que era el que hablaban los soldados y la población que se estableció en ellas.

  • Este sistema consistía en dividir la administración del Imperio entre dos emperadores, quienes, a su vez, estaban asistidos, cada uno, por un césar.

  • Esto propició que, a partir de los siglos IX y X, la cultura renaciera en la Europa cristiana, tras el declive propiciado por la disolución del Imperio romano.

  • Estos monasterios, situados en el medio rural, tenían su modelo lejano en las villas romanas del Bajo Imperio, autónomas en su organización y autosuficientes en recursos económicos.

  • Explica a qué provincia pertenecía tu población durante el Alto y el Bajo Imperio.

  • Explica cómo era y qué papel tuvo en el Imperio romano la antigua capital de provincia romana que se encuentra más cerca del lugar en el que vives.

  • Fin del Imperio romano de Occidente: Rómulo Augusto es derrocado.

  • Fin del Sacro Imperio Romano Germánico.

  • Habían constituido un nuevo imperio en el norte de África y desde allí, con el objetivo entre otros de destruir los últimos resquicios del poder almorávide, cruzaron a la península Ibérica, donde fueron incorporando a sus dominios, a veces con grandes di fi cultades, los nuevos reinos de taifas surgidos tras los almorávides.

  • Hay que tener en cuenta que en los intercambios comerciales entre los romanos y las diferentes zonas del Imperio el transporte a través de las calzadas era más caro que el marítimo o fluvial.

  • Imperio Bizantino de Justiniano (siglo ) Imperio Bizantino en el siglo Venecia Roma Constantinopla Constantinopla Trebisonda Tesalónica Atenas Sin embargo, esta situación no se pudo mantener durante mucho tiempo y el Imperio Bizantino se redujo de nuevo a sus territorios orientales, en cuyos límites nació en el siglo VII el Islam, nueva fuerza política y religiosa que constituiría en lo sucesivo su principal amenaza, por su pujanza y capacidad expansiva.

  • La categoría de ciudadanos romanos la integraban no solo los descendientes de los antiguos patricios y plebeyos de la ciudad de Roma, sino también los individuos (y sus descendientes) de cualquier territorio del Imperio que hubieran obtenido el privilegio de la ciudadanía romana.

  • La creciente inseguridad en el interior del Imperio y en las fronteras impidió el normal desarrollo del comercio entre las ciudades, que se fueron empobreciendo y despoblando.

  • La administración territorial En el ámbito de la administración territorial, los visigodos res- petaron la división provincial romana del Bajo Imperio, aunque incorporaron algunas modi fi caciones: a Al frente de cada provincia estaba un gobernador o duque con amplias funciones civiles y militares.

  • La crisis del siglo A fi nales del siglo ii, Roma había alcanzado su máxima expansión territorial y las fronteras del Imperio estaban amenazadas por el empuje de los pueblos bárbaros, nombre que los romanos daban indistintamente a todos los pueblos situados fuera de sus fronteras.

  • La decadencia del Imperio en el siglo d Las di fi cultades económicas, que provocaron un incremento de la emigración y, de forma indirecta, incidieron en la disminución de la natalidad, ya que se redujo el número de matrimonios por falta de recursos y aumentó el número de clérigos, atraídos a la vida religiosa como medio de subsistencia.

  • La decadencia del Imperio en el siglo El nuevo carácter de la monarquía: los validos En de fi nitiva, durante el reinado de Felipe III y ante la debilidad de la monarquía, se produjo una cierta recuperación política de la alta nobleza, que regresó a la Corte en busca del favor del rey o de su valido.

  • La decadencia del Imperio en el siglo En la segunda mitad del siglo la in fl uencia italiana hizo abandonar las estructuras sencillas y geométricas y la austeridad escurialense, en favor de las formas curvilíneas y una profusa ornamentación, que se fue acentuando con el paso del tiempo.

  • La decadencia del Imperio en el siglo Prado) –véase imagen inferior–, la Virgen con el Niño ( Virgen del Rosario, Museo del Prado), la Sagrada Familia, y Jesús y San Juan de niños ( El Buen Pastor, San Juan Niño, Los Niños de la concha, todos en el Museo del Prado).

  • La defensa de un imperio tan colosal supuso el aumento del prestigio del ejército.

  • La desaparición del Imperio romano de Occidente y el desarrollo del islamismo propiciaron que la producción científica se desplazara a Oriente.

  • La evolución económica: la ruralización La economía continuó la evolución del Bajo Imperio, con un predominio absoluto de las actividades agrícolas y ganaderas .

  • La gran extensión de los dominios de Carlos I le dotaba de un gran poder y de la hegemonía en Europa, pero ese gran imperio presentaba también dos inconvenientes : una gran vulnerabilidad, ya que estaba compuesto de territorios muy dispersos, que podían ser atacados por numerosos frentes; y una considerable di fi cultad de gobierno, no solo por su dispersión, sino porque cada territorio tenía sus propias leyes e instituciones.

  • La Hacienda Real bajo la dinastía de los Austrias había adolecido de tres grandes inconvenientes: a Los gastos excesivos de la política exterior, por las continuas guerras que acarreaba el mantenimiento del Imperio.

  • La lucha contra los turcos En su concepción medieval del Imperio, Carlos I consideraba, como una de sus misiones fundamentales, la defensa de la Cristiandad frente a la amenaza islámica, representada por el Imperio turco otomano, que se extendía desde el sureste de Europa hasta el norte de África y estaba en plena expansión.

  • La mayor parte de sus esculturas y relieves es una reutilización procedente de obras de emperadores del siglo (Trajano, Adriano y Marco Aurelio), lo que ejemplifica la crisis que atravesaba el Bajo Imperio, al tiempo que dificulta la interpretación de su programa iconográfico.

  • La península Ibérica desde los primeros humanos hasta la desaparición de la monarquía visigoda El proceso de ruralización y polarización social Como consecuencia del declive de las ciudades, la economía del Bajo Imperio entró en un proceso continuo de ruralización : a Los poderosos trataban de adquirir grandes latifundios y abandonaban las ciudades para retirarse a vivir en las lujosas villas que se hacían construir en ellos.

  • La polarización social y las relaciones de dependencia También continuó la tendencia del Bajo Imperio a la polarización social en dos grupos principales: una minoría poderosa y latifundista, y una mayoría apenas diferenciada en la que se fundían antiguos esclavos, libertos, siervos, colonos y pequeños campesinos.

  • La reforma administrativa fue una de las más importantes y perseguía una reorganización más e fi caz del maltrecho imperio.

  • La romanización a comienzos del Imperio Por la riqueza de su país los Turdetanos resultaron también mansos y civilizados, y también los Celtas, por ser vecinos de ellos o, según Polibio, por ser sus parientes, pero los Celtas menos, porque generalmente viven en aldeas.

  • La tetrarquía no representó, sin embargo, una partición del Imperio, ya que todos los cargos estaban bajo las órdenes de Diocleciano.

  • La unidad política, que hasta entonces provenía del Imperio cristiano iniciado por Carlomagno, empezó a resquebrajarse.

  • Las excavaciones arqueológicas en diversas partes del Imperio han sacado a la luz algunas realizaciones de extraordinaria calidad, como las halladas en el Palatino o en el palacio de Nerón, en Roma.

  • Las monarquías absolutas de carácter nacional, que se habían ido consolidando durante el Renacimiento, pretendieron aumentar su poder y acabar con las aspiraciones imperiales de los Habsburgo (imperio español y alemán, con titulares emparentados).

  • Las termas del foro podían llegar a tener Bajo el Imperio, se construyeron un gran número de termas públicas, no solo en Roma, sino también en todas las provincias romanas.

  • Los cartagineses (a quienes lo romanos llamaban púnicos) habían construido todo un imperio en el Mediterráneo occidental, y para Roma, decidida a no tener rivales, eran un obstáculo que había que eliminar.

  • Los partidos, o los jefes de los partidos, codician honores, o riquezas, o imperio; pero ¿qué puede apetecer en el mundo un Rey cristiano, sino el bien de su pueblo?

  • Los conflictos exteriores Los con fl ictos exteriores de tan vasto Imperio ocasionaron enormes gastos militares que absorbieron gran parte de la riqueza económica de Castilla.

  • Los conflictos religiosos en el seno del Imperio Germánico Alemania había sido el principal escenario de la reforma protestante de Lutero, a la que se habían adherido numerosos príncipes para fortalecer su poder mediante la con fi scación de bienes a la Iglesia católica.

  • Los emperadores sucesivos reforzaron el culto imperial y lo difundieron por todo el Imperio.

  • Los nuevos tiempos habían traído paz y prosperidad, y el comercio, por mar o por las numerosas vías que recorrían el Imperio, floreció en todas partes.

  • Luis IV de Baviera, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

  • Magno El imperio de Alejandro se mantuvo sobre todo gracias a su poderosa personalidad.

  • Mastaba del sacerdote Merekura, la más grande del Imperio Antiguo.

  • Mientras Constantinopla y la parte oriental del Imperio mantuvieron la estabilidad y prosperaron mil años más, la parte occidental comenzó a fragmentarse y a decaer económicamente por culpa de la debilidad de los emperadores y de la presión exterior de las tribus germánicas.

  • No obstante, las manifestaciones artísticas cristianas anteriores al siglo III son muy escasas por varias razones: el número reducido de cristianos en el conjunto del Imperio, la marginalidad en la que se movían e, incluso, su inicial rechazo a las imágenes por influencia de la tradición judaica.

  • Para defender la autoridad imperial, a finales del siglo d. C., el emperador Diocleciano llevó a cabo una profunda reforma del Imperio e instauró un nuevo régimen: el Dominado.

  • Pero fue con Carlos I y Felipe II cuando la situación fi scal se agravó de forma alarmante por los enormes gastos militares que acarreaba el Imperio y sus guerras continuas.

  • Pero los espectáculos que realmente levantaban pasiones eran los combates de gladiadores y las luchas de fieras, especialmente durante el Imperio.

  • Pero el desarrollo del sistema fue obra sobre todo de Carlos I, que se encontró por primera vez ante la necesidad real de organizar el gobierno de un imperio vastísimo y heterogéneo.

  • Pero el modelo de referencia no era ya el Imperio antiguo de Constantino, sino el medieval de Carlomagno.

  • Pero en lo que destacaron los romanos como maestros indiscutibles fue en las obras de ingeniería, que respondían a las necesidades militares y urbanas del Imperio, al tiempo que cumplían una función de propaganda de su poder: a Las vías militares cubrían en una red todo el Imperio, para facilitar y agilizar el desplazamiento de las tropas y el comercio entre ciudades.

  • Pero la ciudad islámica no era un centro básico de la organización política, como en el Imperio romano, sino una simple concentración humana en torno a la mezquita y el mercado.

  • Pero las inmensas riquezas que ingresaba la Hacienda Real no eran suficientes para cubrir los enormes gastos militares que exigía el mantenimiento del imperio.

  • Pero los cambios introducidos en la legislación y en el matrimonio desde finales de la República y durante el Imperio cambiaron por completo los usos y costumbres.

  • Pero tras la desintegración del Imperio de Alejandro Magno, las circunstancias políticas y sociales cambiaron profundamente: los grandes clientes del arte fueron sobre todo particulares poderosos (monarcas, generales, hombres ricos), que pretendían exaltar su poder, su linaje o su riqueza con las obras de arte.

  • Por consiguiente, en gran parte del imperio se estaba retornando a una economía cerrada .

  • Por otra parte, durante el Alto Imperio, se habían extendido por Hispania, como por todo el mundo romano, diversos cultos orientales, entre ellos el cristianismo.

  • Por otra parte, la división esencial del Alto Imperio entre libres y esclavos tendió a desaparecer, como los esclavos mismos, cada vez más escasos y caros.

  • Por otra parte, para aislar a Francia, concertaron enlaces matrimoniales con Inglaterra y con el Imperio Germánico .

  • Por otro lado, se llegó a un acuerdo que permitió la independencia de los dominios del Imperio británico.

  • Por tanto, los esclavos, como fuerza de trabajo, fueron una pieza fundamental del Imperio romano.

  • Por tanto, tras la incorporación del imperio portugués, la monarquía hispánica alcanzó su máxima extensión, con dominios en todo el planeta.

  • Pronto todo el Imperio estuvo atravesado por vías.

  • Reflexionemos Roma creó todo un Imperio sirviéndose de la fuerza militar.

  • Repercusiones para España Al fi nalizar el reinado de Fernando VII, el inmenso imperio colonial de antaño había quedado reducido a Cuba, Puerto Rico y Filipinas .

  • Roma estaba llena de edificios monumentales que servían de modelo para las otras ciudades del Imperio.

  • Roma, con sus basílicas, termas y templos, se convirtió en modelo para las restantes ciudades del Imperio.

  • Se inició así el proceso de decadencia del Bajo Imperio.

  • Se puede afirmar, por tanto, que el arte paleocristiano fue contemporáneo del arte romano del Bajo Imperio, con el que convivió en un intercambio mutuo de influencias.

  • Se conservan muchos anfiteatros por todo el Imperio romano.

  • Se construyó como lugar de retiro para soldados que habían servido en las guerras cántabras, los enfrentamientos entre el Imperio romano y los pueblos del norte de Hispania.

  • Se denomina, por tanto, arte prerrománico a este heterogéneo conjunto de estilos, que se desarrollan en Occidente desde la desaparición del Imperio Romano en el siglo hasta la configuración del arte románico en el siglo .

  • Se difundió, sobre todo entre gente sencilla, a través de las comunidades judías que había en muchas ciudades del Imperio.

  • Se trata de una obra inspirada en el retrato imperial romano, que responde perfectamente al afán de exaltación de la monarquía hispana como cabeza del mayor imperio del mundo en ese momento.

  • Si en los siglos xvi y xvii los Austrias habían reducido el imperio colonial americano a una simple fuente de provisión de metales preciosos para fi nanciar sus guerras exteriores, la nueva dinastía de los Borbones descubrió en América también una importante fuente de ingresos, pero mediante una explotación económica de tipo colonial, como proveedora de materias primas (tabaco, cacao, azúcar) y como mercado de consumo de productos peninsulares.

  • Sin embargo, a partir del siglo XIV, con la crisis que atravesó el Imperio y que anunciaba su fin, se extendió la pintura mural y no se limitó solo, como hasta entonces, a los espacios secundarios o a las iglesias pobres que carecían de los necesarios recursos económicos para encargar mosaicos.

  • Sin embargo, no parece que el mentor de Alejandro apoyara su política expansionista, porque signi fi caba la eliminación de las ciudades-Estado dentro de su vasto imperio.

  • Sin embargo, para él, el sistema ideal es la república, cuyo modelo es la República romana, que se convirtió en un imperio.

  • Su final, como primitivo arte cristiano, se hace coincidir con la desaparición del Imperio de Occidente, lo que no significa que carezca de continuidad en el arte posterior.

  • Su presencia en Hispania fue intermitente a lo largo del siglo v y se debió, en un principio, a pactos o alianzas con el Imperio romano, para que combatieran y expulsaran a los otros pueblos bárbaros (suevos, vándalos y alanos).

  • También con Diocleciano comenzó la división del Imperio romano en dos partes: Occidente y Oriente.

  • Temas relacionados con la Edad Media, tanto por la visión idealizada que se tenía de esa época, espiritual y caballeresca, como por ser el período en que, tras la desintegración del Imperio Romano, surgieron las diversas identidades nacionales en Europa.

  • Tras la crisis del siglo III, el Imperio Romano se empezó a desmoronar económica y políticamente.

  • Tras la legalización del cristianismo y, sobre todo, tras su proclamación como religión oficial del Imperio, la Iglesia experimentó un rápido enriquecimiento económico y una profunda transformación social.

  • Tras Teodosio, el Imperio se dividió.

  • Un ejemplo ilustrativo de la evolución del retrato durante el Bajo Imperio es la colosal cabeza del emperador Constantino (siglo ), de más de dos metros y medio de altura, que formaba parte de una estatua sedente situada en su basílica del foro de Roma.

  • Y por último, su ubicación en Rávena, en Italia, reforzaba aún más las pretensiones de Justiniano de reunificar el antiguo Imperio Romano, del que se consideraba legítimo heredero tras la caída de Occidente en manos de los bárbaros.

  • Y, en general, dice, cualquiera que haya visto estos lugares podría decir que son los eternos almacenes de la Naturaleza o los tesoros inagotables de un imperio.