Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

10 oraciones y frases con huelga

Las oraciones con huelga que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar huelga en una frase. Se trata de ejemplos con huelga gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar huelga en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A fi nales de agosto la huelga estaba acabada, con un saldo de más de setenta muertos y en torno a dos mil detenidos.

  • En Barcelona, puerto donde debían embarcar las tropas, comenzaron la huelga y las manifestaciones, que se extendieron a otras localidades catalanas.

  • En el colegio de sus hijos hay huelga, así que pueden acostarse tarde, pues no tienen que madrugar para ir a clase.

  • Esto desencadenó una huelga general en Bilbao, donde las condiciones laborales eran especialmente duras (jornadas de trece horas, bajos salarios, obligación de albergarse en los barracones de la empresa durante la semana, truck system ), y supuso una importante victoria para los obreros: jornada promedio de diez horas, libertad para residir o no en los barracones y supresión del truck system .

  • La movilización de reservistas agudizó el clima de tensión social: socialistas y anarquistas convocaron la huelga general y el gobierno respondió deteniendo a los cabecillas socialistas y prohibiendo su prensa.

  • La patronal catalana, por su parte, respondió con igual dureza: frente a la huelga obrera, el lock-out o cierre temporal de la empresa por decisión del dueño; y frente a la acción directa o «terrorismo rojo», el «terrorismo blanco» o contratación de pistoleros y bandas armadas para asesinar a dirigentes obreros y sindicales .

  • Los miembros del comité de huelga fueron sometidos a consejo de guerra y varios resultaron condenados a cadena perpetua.

  • Mientras no se haya conseguido ese objetivo, la organización obrera se halla absolutamente decidida a mantenerse en su actitud de huelga.

  • Pero la respuesta del gobierno fue muy enérgica : detuvo al comité de huelga y sacó las tropas a la calle.

  • Proliferaron las huelgas laborales, que a sus reivindicaciones básicas de carácter estrictamente profesional –salarios, condiciones de trabajo, etc.– incorporaban cada vez con más frecuencia reivindicaciones de tipo político, como el derecho de huelga, de manifestación o de libre sindicación.