Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

34 oraciones y frases con historiadores

Las oraciones con historiadores que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar historiadores en una frase. Se trata de ejemplos con historiadores gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar historiadores en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Algunos grandes historiadores romanos, como Tito Livio, difundieron leyendas míticas sobre la fundación de la ciudad que no coincidían demasiado con los hechos reales.

  • Algunos historiadores han criticado que primara la fi nalidad fi scal sobre la reforma social, y se desaprovechara la oportunidad de repartir las tierras entre los campesinos que las habían venido trabajando, como proponían algunos contemporáneos.

  • Algunos historiadores han pretendido atribuir al bodegón español una segunda lectura de carácter religioso, pero no parece clara.

  • Aunque los historiadores han ofrecido algunas posibles explicaciones al hundimiento de tan rica y poderosa monarquía, ninguna de ellas es concluyente.

  • Baste tan solo con citar algunos nombres, que no son sino una reducida muestra: Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas, Jorge Guillén y Rafael Alberti, entre los escritores; Salvador de Madariaga, Claudio Sánchez Albornoz y Américo Castro, entre los historiadores; José Ortega y Gasset, José Ferrater Mora y María Zambrano, entre los fi lósofos; y un larguísimo etcétera que abarca todas las ramas del pensamiento.

  • Causa verdadero asombro entre los historiadores el extremo que llegó a alcanzar el debate intelectual, libre y sin cortapisas, en estos centros de enseñanza.

  • Como en la escultura, convivieron durante gran parte del siglo el Barroco y el Rococó, y en las décadas finales el Neoclasicismo tuvo su más valioso representante en un gran artista que eclipsó a todos los demás, en este caso el francés Jacques Louis David, al que algunos historiadores consideran más un romántico que un neoclásico, como se comentará más adelante.

  • De ahí que las fronteras entre Neoclasicismo y Romanticismo no siempre estén claras, ni siquiera en algunos de los artistas más representativos, que han sido adscritos por diferentes historiadores a un movimiento u otro.

  • De hecho, algunos historiadores incluyen a Van Gogh entre los pintores simbolistas.

  • En la época republicana los historiadores más importantes son Julio César, Salustio y Cornelio Nepote.

  • En definitiva, David fue también un genuino representante del Romanticismo, como sostienen algunos historiadores del arte, porque, como ya se ha dicho al comienzo de esta unidad, el Romanticismo fue fundamentalmente una actitud ante la vida, sin un lenguaje artístico específico, compatible por tanto con una técnica pictórica basada en la precisión del dibujo y con una intensa adoración hacia la Antigüedad.

  • En la pintura mitológica de Caravaggio algunos historiadores han querido ver un significado profundo de carácter religioso, pero esto es muy discutible.

  • Entre ellas, las más abundantes son las historiográ fi cas, es decir, las obras y estudios de los historiadores.

  • Ernst H. Gombrich, uno de los más prestigiosos historiadores del arte, afirmaba lo siguiente: «No existe, realmente, el Arte.

  • Es por esto que tales historiadores establecen en David el arranque de un «Romanticismo de la línea», que solo en lo formal se distingue del Romanticismo del color de los grandes pintores del primer tercio del siglo, considerados tradicionalmente como únicos y verdaderos representantes del movimiento romántico.

  • La economía española se convirtió así en una de las más cerradas y protegidas de Europa, lo que, en opinión de algunos historiadores de la economía, fue fundamental para su desarrollo económico; aunque otros sostienen que tal proteccionismo solo sirvió para perpetuar sectores sin ventajas económicas e impedir el despegue de los sectores verdaderamente rentables, inhabilitándolos para competir con la producción exterior.

  • Los historiadores del arte se debaten entre considerarla una obra de influencia francesa o una manifestación de la tradición local de origen mozárabe.

  • No obstante, conviene tener en cuenta que muchos historiadores del arte consideran el manierismo como un estilo propio e independiente del Renacimiento, aunque en sus comienzos resulte difícil marcar la frontera entre ambos.

  • Obra sintética y atractiva a cargo de historiadores franceses.

  • Para algunos historiadores su origen sería ibérico, pero no existe acuerdo en este sentido.

  • Para algunos historiadores del arte, no sería propiamente un estilo artístico, sino más bien una combinación ecléctica de estructuras arquitectónicas occidentales (románicas o góticas en lo esencial) con materiales o elementos propios del arte islámico, como reflejo de la relación entre cristianos y musulmanes en la España medieval.

  • Para muchos historiadores este sería el comienzo del arte propiamente bizantino.

  • Pero algunos historiadores consideran este término inapropiado y prefieren otros como arte fronterizo o de repoblación, pues arte mozárabe en sentido estricto sería solo el de los cristianos en territorio islámico.

  • Pero con el tiempo fue empleado por los historiadores del arte para designar lo que consideraban el estilo arquitectónico genuinamente español de la primera mitad del siglo, ignorando que el exceso de decoración era característico también del primer Renacimiento en otros lugares de Europa, como Francia o Alemania.

  • Por esta razón, algunos historiadores no consideran la pintura flamenca del siglo como gótica, sino como una variante nórdica del Renacimiento.

  • Se ha planteado por parte de los historiadores cuál fue el grado de complicidad del rey en el golpe militar.

  • Se las suele agrupar bajo el término genérico de simbolismo, aunque no todos los historiadores se ponen de acuerdo a la hora de definirlo y asociarlo a unos pintores u otros.

  • Sin embargo, a veces resulta difícil adscribir algunas pinturas a un estilo u otro, en especial las de fuera de Pompeya, y son frecuentes las discrepancias entre los historiadores; además esta clasificación no contempla las realizaciones posteriores a la destrucción de Pompeya.

  • Sin embargo, el significado profundo o la intención última de esta pintura, como suele ocurrir en gran parte de la obra de Velázquez, resultan difíciles de descifrar y existen casi tantas interpretaciones como historiadores se han dedicado a su estudio.

  • Sin embargo, los proyectos de Miguel Ángel para estas tumbas experimentaron tal cantidad de modificaciones a lo largo del tiempo, que algunos historiadores cuestionan que la disposición actual obedezca a las verdaderas intenciones del artista.

  • Son las utilizadas más frecuentemente por los historiadores, tanto por su abundancia, como por la diversidad, calidad y abundancia de la información que proporcionan (discursos, leyes, cartas, prensa, etc.).

  • Su ámbito geográfico fue la Europa cristiana y, a pesar de su gran diversidad regional –algunos historiadores prefieren hablar de estilos Románicos–, se puede considerar el primer estilo internacional europeo desde la caída de Roma.

  • Su foco de origen es difícil de establecer y ha sido muy debatido entre los historiadores.

  • También algunos historiadores y literatos podrían incluirse en ese movimiento.