Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

8 oraciones y frases con gerona

Las oraciones con gerona que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar gerona en una frase. Se trata de ejemplos con gerona gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar gerona en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A partir de la escala grá fi ca calcula la distancia en línea recta entre los siguientes puntos del mapa: – Gerona y Huelva.

  • A partir de la escala gráfica calcula la distancia en línea recta entre los siguientes puntos del mapa: – Gerona y Huelva.

  • En el siglo xiii, destacaron las construcciones de la Corona de Castilla, con las magní fi cas, Toledo y León ; en esta última son de especial interés sus vidrieras –véase imagen siguiente–. En el siglo xiv, en cambio, la actividad constructora más interesante se produjo en la Corona de Aragón, con catedrales como la, Gerona y Palma de Mallorca .

  • En este sentido, Fernando VII, que en marzo había entrado en España por Gerona y se dirigía hacia Valencia para desde allí emprender camino a Madrid, recibió en abril el documento conocido como Mani fi esto de los Persas, un escrito redactado por sesenta y nueve diputados «serviles» –así denominaban en las Cortes de Cádiz los diputados liberales a los diputados partidarios del absolutismo–, en el que se animaba al monarca a ignorar las propuestas liberales y a restaurar la monarquía absoluta, a la que se consideraba como el resultado de la razón y la inteligencia, y no de la arbitrariedad y el abuso, como la presen- taban los liberales.

  • En medio de un bosque de abetos de San Hilario Sacalm (en Gerona), si levantas la cabeza puedes descubrir cabañas colgadas de los árboles.

  • Fue entonces cuando se construyeron las catedrales de Barcelona, Gerona y Palma de Mallorca.

  • Ruinas de Ampurias (Gerona).

  • Venía de la Galia (Francia), atravesaba los Pirineos por La Jonquera e iba hacia el sur por Gerunda (Gerona), hasta Barcino (Barcelona); cruzaba el Llobregat por el Pont del Diable de Martorell, entraba en Tarraco por el Pont de Berà y llegaba al Ebro por Dertosa (Tortosa).