Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

51 oraciones y frases con franco

Las oraciones con franco que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar franco en una frase. Se trata de ejemplos con franco gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar franco en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A pesar de la dura represión política y policial, la oposición siguió creciendo y, aunque fue incapaz de derribar a Franco en vida, quedó claro que su régimen no sobreviviría mucho tiempo tras su muerte.

  • Ante el fracaso de un ataque frontal, Franco optó por las maniobras envolventes, es decir, rodear y aislar la capital.

  • Aunque Franco había participado desde el comienzo en la conspiración militar, se había mantenido indeciso sobre su participación en el golpe casi hasta el último momento.

  • Como es característico en gran parte de su obra, en esta pintura Saura prescinde por Finalizada la guerra civil española y después de los difíciles años de la posguerra, marcados por el hambre y la represión, el régimen de Franco, tras la derrota del fascismo en la Segunda Guerra Mundial, quedó aislado internacionalmente.

  • Como a fi rmó Franco en su discurso de Navidad, todo había quedado «atado y bien atado».

  • Con este procedimiento Franco no restablecía a su muerte la monarquía tradicional, sino que instauraba una nueva monarquía continuadora de su propio régimen, ya que obviaba al heredero legítimo al trono –don Juan de Borbón– y obligaba al sucesor designado por él a jurar fi delidad a las Leyes Fundamentales.

  • De este modo, durante el reinado de Carlos III, se constituyeron en distintas localidades más de sesenta Sociedades Económicas de Amigos del País, que organizaban actividades de todo tipo: realizaban estudios sobre las causas del atraso de la región y los medios para solucionarlo; impartían clases de agricultura, artes e industria; propiciaban la aplicación de nuevas técnicas; creaban talleres y manufacturas; difundían las nuevas teorías económicas; publicaban libros y prensa periódica propia; ofrecían premios a las innovaciones y a las mejores propuestas económicas, etc. Pero no todas realizaban las mismas actividades ni tuvieron el mismo éxito, y muchas de ellas, pasada la euforia de los comienzos, entraron en franco declive.

  • Del inicial policentrismo de poder (Mola, Queipo, Franco) se pasó a un poder concentrado y uniperso- nal en manos de Franco.

  • Dentro de poco no le quedará al mundo duda alguna; pero, además de las pruebas que se han aportado ya sobre la infamia de Aguirre y las que se aportarán todavía aquí está a la vista del mundo, la España reconquistada por Franco, serena, tranquila, libre, feliz junto al Ejército Nacional, que vence al enemigo y reconstruye su patria, mientras las hordas rojas, asesinan, martirizan, incendian, destruyen y llevan el caos por todas partes.

  • Desde fi nales del siglo viii, Carlomagno pretendió crear un territorio que sirviera de barrera entre el Islam y el reino franco.

  • El saldo fi nal fue la pérdida del Franco Condado, la región del Artois y diversas plazas fl amencas y Luxemburgo, incorporadas a Francia.

  • El pensamiento político de Franco A diferencia de sus contemporáneos Hitler y Mussolini, cuya ideología bien de fi nida marcaba sus líneas de actuación, Franco era ante todo un militar de escasa formación política .

  • En este partido único Falange tenía un papel preponderante, pero Franco se convertía en el jefe supremo, con lo que avanzaba un paso más hacia la concentración del poder en sus manos.

  • En cambio, un amplio sector de la oposición, mayoritariamente republicana, recelaba de lo contrario y veía en él la reposición de la desacreditada monarquía, con la agravante añadida de venir impuesta por Franco.

  • En cualquier caso, Juan Carlos I contribuyó de forma esencial a restaurar la democracia en España, aunque ello le supuso renunciar al enorme poder personal que había heredado de Franco.

  • En cumplimiento del acuerdo adoptado por la Junta de Defensa Nacional se nombra Jefe del Gobierno del Estado Español al Excelentísimo señor General de División don Francisco Franco Bahamonde, quien asumirá todos los poderes del nuevo Estado.

  • En España, que atravesaba la dura etapa del primer franquismo, el Informalismo tuvo un gran seguimiento, pues muchos artistas encontraron en este lenguaje una fórmula apropiada para expresar su angustia y su frustración, sin tener que recurrir a mensajes demasiado explícitos que la dictadura del general Franco no les habría consentido.

  • En este sentido, Franco solo tenía claro que sería un Estado autoritario, nacionalista y católico, en el que él ejercería la máxima autoridad con el apoyo del ejército, y cuya imagen exterior debería girar en torno a la defensa de la religión y la lucha contra el comunismo.

  • En la capital, a principios de marzo, el coronel Casado, apoyado por la mayor parte de los socialistas y anarquistas, se rebeló contra el gobierno de la República –partidario de resistir hasta el fi nal– e intentó, también inútilmente, negociar la paz con Franco.

  • En lo sucesivo, Franco presentaría la guerra como una «Cruzada religiosa» en defensa de la fe y contra el comunismo ateo de la República.

  • Entrada de Franco en Madrid Abril.

  • Entre otros, Franco fue cesado como jefe del Estado Mayor y trasladado a Canarias, y Mola fue trasladado de Marruecos a Pamplona.

  • Era la vía propuesta por los «aperturistas» del régimen, conscientes de que el franquismo sin Franco era inviable y de que la de fi nitiva integración de España en Europa requería una evolución política hacia la democracia.

  • Era, sin duda, un golpe durísimo al mismo corazón del franquismo, ya que, aparte de Franco, Carrero era el único capaz de mantener unidas a las diferentes familias ideológicas del régimen, por lo que con él desaparecía la última posibilidad de pervivencia del franquismo después de Franco.

  • Esta tachaba de fascista al régimen de Franco y hacía dos durísimas recomendaciones: que se prohibiera a España la pertenencia a los organismos internacionales relacionados con la ONU, y que se retiraran de España todos los embajadores.

  • Franco, además de ser el jefe del Estado, asumió la presidencia del gobierno, cuya composición re fl ejaba el abanico ideológico de las fuerzas que habían apoyado la sublevación: las carteras se repartían entre monárquicos, conservadores católicos, tradicionalistas, falangistas y militares .

  • Franco nunca tuvo un proyecto concreto sobre la forma en que debía organizarse el nuevo Estado, pero su visión tradicionalista le impulsaba a rechazar cualquier forma política derivada del pensamiento liberal o democrático, que, según su particular interpretación de la historia, había abierto la puerta al desorden social y al triunfo del comunismo ateo.

  • Franco, en cambio, gozaba de mayor libertad de maniobra con su ejército africano, situación que supo aprovechar para erigirse en jefe supremo del movimiento mediante hábiles maniobras políticas.

  • Hoy, pasados seis años desde que finalizó la guerra civil, el régimen implantado por el General Franco, inspirado desde el principio en los sistemas totalitarios de las potencias del Eje, tan contrario al carácter y a la tradición de nuestro pueblo, es fundamentalmente incompatible con las circunstancias que la guerra presente está creando en el mundo.

  • La Junta de Defensa de Burgos se transformó en Junta Técnica del Estado, con funciones secundarias, y el verdadero centro de decisiones y de poder se situaba en el Cuartel General de Franco .

  • La España de Franco solo contaba con el apoyo o fi cial de dos regímenes profascistas: Portugal y la Argentina del general Perón.

  • La ONU condena al régimen franquista La Asamblea General, convencida de que el gobierno fascista de Franco en España, que le fue impuesto por la fuerza al pueblo español, con la ayuda de las potencias del Eje, y que prestó considerable apoyo material a esas potencias durante la contienda, no representa al pueblo, y con su continuado dominio de España hace imposible que ese pueblo participe con los de las Naciones Unidas en los asuntos internacionales.

  • Liberación del Alcázar de Toledo por las tropas de Franco Octubre.

  • Llegada de las tropas de Franco al Mediterráneo Julio.

  • Muchos de los promotores de estas huelgas aspiraban a que se desembocara en un levantamiento general del país contra el régimen de Franco.

  • Para ello, primero se ofreció a colaborar con Franco, después trató de presionarle y, por último, acabó en una ambigua oposición.

  • Pero el objetivo fundamental de Franco, una vez más, era la aceptación internacional de su régimen, para lo cual ningún valedor podía ser mejor que Estados Unidos.

  • Por otra parte, los altos cargos sindicales estaban controlados por falangistas, con un sistema de designación que iba de arriba abajo: Franco nombraba al delegado nacional y este, a su vez, a los cargos nacionales más importantes.

  • Primer mensaje del rey como jefe de Estado El nombre de Francisco Franco será ya jalón del acontecer español y un hito al que será imposible dejar de referirse para entender la clave de nuestra vida política contemporánea.

  • Proclamación de Franco como jefe de Estado y Generalísimo.

  • Recomienda que se prohíba al gobierno de Franco pertenecer a los organismos internacionales creados por las Naciones Unidas o relacionados con ellos [...].

  • Se de fi nía a España como una « monarquía católica, social y representativa», cuya jefatura del Estado recaía, con carácter vita- licio, sobre Franco, quien se atribuía también la prerrogativa de nombrar a su sucesor.

  • Sin embargo, el poder efectivo lo ejercía cada general en su sector: Franco, en África; Queipo de Llano, en el sur; Mola, en el norte.

  • Sin embargo, los ataques de Franco contra Madrid chocaron, una y otra vez, con la férrea defensa de los madrileños.

  • Sin embargo, tras la derrota en la Segunda Guerra Mundial de las potencias fascistas, Franco se fue distanciando de los planteamientos totalitarios de los falangistas.

  • Solo el Partido Comunista emprendió una importante labor de reorganización en el interior del país, que explica su claro protagonismo como oposición popular clandestina durante toda la vida del régimen de Franco.

  • Su padre, don Juan de Borbón, que había sido privado por Franco de sus derechos dinásticos, no renunciaría a ellos en favor de su hijo de forma o fi cial hasta año y medio después.

  • Su ausen- cia en la España de Franco dejó un notable vacío, que contrastaba con la intensa vida cultural de la etapa precedente, la llamada Edad de Plata.

  • Su órgano de prensa fue El Debate, sustituido en época de Franco por el diario Ya .

  • Sus iniciales planteamientos ideológicos estaban muy próximos a los fascismos europeos contemporáneos, pero la muerte de su fundador y principal teórico, José Antonio Primo de Rivera, y su posterior fusión con los tradicionalistas en un partido único, bajo el mando directo de Franco, les había hecho perder gran parte de sus señas de identidad en aras de una sumisión total a la fi gura del dictador.

  • Un suelo es cultivable, adecuado para la agricultura, cuando reúne las siguientes condiciones: • Posee un porcentaje adecuado de gravas, arena, arcilla y limo, lo que se llama suelo franco.