Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

13 oraciones y frases con fascismo

Las oraciones con fascismo que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar fascismo en una frase. Se trata de ejemplos con fascismo gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar fascismo en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A diferencia del liberalismo político, para el fascismo, el Estado no posee un valor de instrumento de garantía de la libertad de los ciudadanos.

  • Baste recordar algunos hitos significativos, como la Revolución Mexicana, la Primera Guerra Mundial, la Revolución Soviética, la aguda depresión económica de los años treinta, el fascismo italiano, el nazismo alemán, la Segunda Guerra Mundial y la Revolución Comunista de China.

  • Como es característico en gran parte de su obra, en esta pintura Saura prescinde por Finalizada la guerra civil española y después de los difíciles años de la posguerra, marcados por el hambre y la represión, el régimen de Franco, tras la derrota del fascismo en la Segunda Guerra Mundial, quedó aislado internacionalmente.

  • Contra los totalitarismos (fascismo, nazismo y comunismo).

  • El gobierno de la República, amenazado por el fascismo, quiso aprovechar para su causa el renombre internacional de Picasso y le ofreció el cargo de Director Honorario del Museo del Prado de Madrid.

  • El Futurismo como movimiento artístico cerró su primera etapa con la Primera Guerra Mundial, tras la cual continuó en lo que a veces se denomina un segundo Futurismo, vinculado finalmente al fascismo de Mussolini.

  • En efecto, la radicalización política de la sociedad alcanzaba también a los intelectuales y artistas, en una época en que el compromiso político parecía ineludible en toda Europa: Antonio Machado, Ramón María del Valle-Inclán o Rafael Alberti, entre otros muchos, se orientaron hacia la izquierda; Ramiro de Maeztu o Eugeni d’Ors, hacia la derecha monárquica e, incluso, el fascismo.

  • Fue precisamente el discurso populista de la Falange, muy in fl uido por el fascismo, el que proporcionó un cierto apoyo popu- lar y unas bases ideológicas a lo que inicialmente había sido solo un alzamiento militar.

  • La contienda civil española para ambas teorías sería, ante todo, una rami fi cación particular del choque entre las concepciones políticas opuestas que se enfrentaban en la Europa en crisis de los años treinta: democracia contra fascismo o nacionalismo contra comunismo.

  • Por otro lado, Popper criticó las políticas totalitarias del fascismo y el nazismo.

  • Se extendía, por tanto, el clima de violencia y enfrentamiento entre izquierdas y derechas : a La derecha conspiraba y buscaba el apoyo del ejército para frenar la revolución social, mientras que el terrorismo de extrema derecha –los pistoleros de Falange–, siguiendo el modelo del fascismo italiano, se dedicaba a la desestabilización mediante atentados contra locales y líderes de la izquierda.

  • También contribuyó a ello el avance del fascismo en Europa y la recomendación de la Internacional Comunista de frenarlo mediante la formación de frentes antifascistas integrados por todas las fuerzas de izquierdas.

  • Tanto en uno como en otro se han visto indistintamente el símbolo de la fuerza homicida del fascismo y el de la víctima inocente, el pueblo español.