Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con extranjero

Las oraciones con extranjero que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar extranjero en una frase. Se trata de ejemplos con extranjero gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar extranjero en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Así se dejarían de importar del extranjero y el dinero no saldría de España.

  • Centros como Segovia, Toledo, Cuenca o Soria disminuyeron su producción o en algunos casos se dedicaron a la elaboración de paños de menor calidad para el consumo popular, incapaces de competir con los textiles de lujo fabricados en el extranjero.

  • El abono, mientras dure la construcción y diez años después, del equivalente de los derechos marcados en el Arancel de Aduanas, y [otros impuestos] que deban satisfacer las primeras materias, efectos elaborados, instrumentos, útiles, máquinas, carruajes, maderas, coke y todo lo que constituye el material fijo y móvil que deba importarse del extranjero, y se aplique exclusivamente a la construcción y explotación del ferrocarril concedido.

  • El hecho tuvo tal impopularidad y repercusión en el extranjero, que la propaganda franquista no dudó en atribuir la responsabilidad de la matanza a los propios republicanos.

  • El resultado de todo ello fue un desarrollo industrial limitado y con graves de fi ciencias: a La escasez de capitales nacionales fue la causa de que la moderna industria española se originara con predominio de capital extranjero (salvo en Cataluña).

  • En consecuencia una parte importante de la población activa tuvo que emigrar al extranjero, para huir del paro y la miseria.

  • La mayoría emigró con carácter temporal, con una media de permanencia en el extranjero en torno a los tres años, salvo una parte de la emigración con destino a Francia, que se estableció allí de forma de fi nitiva.

  • Los bandos en conflicto La Guerra de la Independencia fue fundamentalmente una guerra de liberación contra un invasor extranjero, pero también una guerra civil, ya que un importante sector de la población española aceptó y respetó la legitimidad de José I Bonaparte.

  • Por ese motivo, el liberalismo económico decimonónico defendía medidas de protección de la economía estatal (tasas aduaneras) frente a los productos procedentes del extranjero.

  • Por otro lado, el fi lósofo nunca pudo poner en práctica sus teorías políticas en los largos períodos en que vivió en Atenas, ya que era extranjero (meteco) y no podía participar en sus instituciones democráticas.

  • Todo ello provocó en Castilla un movimiento de abierta hostilidad hacia el nuevo rey, al que se veía como un extranjero solo preocupado por satisfacer sus ambiciones europeas.