Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con extranjeras

Las oraciones con extranjeras que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar extranjeras en una frase. Se trata de ejemplos con extranjeras gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar extranjeras en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Además, en el caso particular de España, la etapa de incertidumbre política que se abrió tras la muerte del dictador contribuyó a agudizar aún más la crisis: a Creció el dé fi cit exterior, porque disminuyeron los ingresos –inversiones extranjeras y remesas de emigrantes– y los pagos se multiplicaron –entre las indispensables importaciones estaba la del encarecido petróleo–. b Se disparó la in fl ación, sobre todo por la repercusión del precio del petróleo sobre los costes de producción y, por tanto, sobre los precios fi nales.

  • Al fi nal, la demanda americana de productos europeos, se acabó nutriendo fundamentalmente de mercancías extranjeras, en vez de fomentar la industria española.

  • Ante estas circunstancias, Francia propuso la creación del Comité de No Intervención, con un doble objetivo: por un lado, evitar que el con fl icto español se internacionalizase a causa del apoyo militar de fuerzas extranjeras; y por otro, ayudar de modo indirecto a la República evitando que los sublevados recibieran ayuda militar del exterior.

  • El camino hacia la peseta Hasta los años treinta del siglo xix circulaban en España monedas de distintas épocas y regiones, además de abundantes monedas extranjeras.

  • El transporte, el comercio y las finanzas a Las principales concesiones se otorgaron a compañías extranjeras, que importaron el material ferroviario, por lo que la construcción de la red española no estimuló apenas la industria siderúrgica nacional, a diferencia de lo ocurrido en otros países (Gran Bretaña, Bélgica, Alemania).

  • En consecuencia, la mayoría de las manufacturas enviadas a América eran extranjeras, y en la exportación propiamente española predominaban los productos agrícolas.

  • En conclusión, el oro y la plata de América llegaban primero a Sevilla, pero acababan enriqueciendo a los extranjeros, ya que en su mayor parte se destinaban a dos fi nes: el pago de las deudas contraídas por la Corona con la banca europea, y el pago de las mercancías extranjeras enviadas a América.

  • Esta situación se explica por la escasa presencia en España de una burguesía emprendedora y por el comportamiento económico de la nobleza, que no destinaba sus elevados ingresos a la creación de empresas productivas, sino al atesoramiento o al gasto suntuario, satisfecho en su mayor parte por las industrias extranjeras (de ahí el interés de la Corona en fomentar las manufacturas reales de artículos de lujo).

  • La gran diferencia entre mercancías extranjeras y españolas.

  • Pero Felipe II adoptó también toda una serie de medidas para preservar a España de la herejía : se prohibió cursar estudios en universidades extranjeras y la importación de libros extranjeros, se público un índice de libros prohibidos y se exigió licencia del Consejo de Castilla para editar libros religiosos.

  • Recorrió diversas cortes italianas y extranjeras permitió acumular una gran experiencia.