Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

15 oraciones y frases con expresionismo

Las oraciones con expresionismo que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar expresionismo en una frase. Se trata de ejemplos con expresionismo gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar expresionismo en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • En pintura, el impresionismo —liderado por Manet— y el expresionismo, preludiaron el rechazo de la tradición.

  • Era, por tanto, un expresionismo de carácter más espiritual, que, al desentenderse progresivamente de la realidad objetiva, fue abriendo el camino a la pintura abstracta.

  • Esta forma de pintar, gestual y expresiva, permite relacionar esta obra con la pintura de acción ( action painting ) del Expresionismo Abstracto norteamericano, como la que había practicado el ya entonces fallecido Jackson Pollock.

  • Esta frialdad objetiva contrasta, por tanto, con la emotividad gestual del Expresionismo Abstracto, y en particular de la Action Painting.

  • Las nuevas corrientes artísticas que surgieron entonces reaccionaron contra la subjetividad emocional del Informalismo o el Expresionismo Abstracto, con propuestas de una acentuada frialdad que evitaban cualquier proyección sobre la obra de los sentimientos del artista.

  • Los artistas del Expresionismo Abstracto se sirvieron de la pintura para liberar sus emociones y estados de ánimo, normalmente convulsos y extremos (rabia, angustia, crispación), y a menudo en grandes formatos.

  • No obstante, dentro del movimiento, se pueden distinguir diversas direcciones artísticas, entre las que destacaremos dos, en cierta forma antitéticas: La Action Painting (pintura de acción), la más gestual y expresiva, hasta el punto de que muchos críticos hacen de esta denominación un sinónimo del Expresionismo Abstracto.

  • No obstante, su gestualidad y energía son ajenas al Cubismo y están más cercanas al Expresionismo.

  • Para el Expresionismo Abstracto norteamericano, como para el Informalismo europeo, la obra no se reduce a un resultado final preconcebido por el artista, sino que es la consecuencia, hasta cierto punto imprevisible, de un acto creador impulsivo que empuja al autor a expresarse de forma espontánea y libre, al ritmo de sus emociones.

  • Pero el verdadero tema del cuadro trasciende lo anecdótico para denunciar la destrucción fría y metódica del ser humano, en un tratamiento propio del Romanticismo (situación límite y personajes anónimos) que se anticipa en mucho tiempo al expresionismo (deformaciones intencionadas para resaltar el dolor y la desesperación).

  • Por tanto, si Cézanne preparó el camino al Cubismo y a las corrientes formalistas, de Van Gogh partieron el Expresionismo y, en general, todas las corrientes expresivas del arte posterior .

  • Practicaban una pintura de violenta expresividad que otorgaba una gran importancia al gesto inconsciente, en un planteamiento muy cercano a la Action painting norteamericana (se comentará en el apartado siguiente sobre el Expresionismo Abstracto).

  • Sin embargo, la preocupación por el mensaje es completamente ajena al Cubismo y relaciona esta obra con otras corrientes artísticas, como el Expresionismo –por sus intencionadas deformaciones, su fuerte carga dramática y su actitud crítica– y el Surrealismo.

  • Su obra, que resalta especialmente dentro de la discreta producción pictórica española del siglo xviii, es difícil de encasillar por su originalidad, que la hace precursora de movimientos modernos tales como el impresionismo, el expresionismo o el surrealismo.

  • Y continuó, en mayor o menor medida, a comienzos del siglo en algunos de los movimientos estudiados hasta ahora: el Fauvismo simplificaba el tema y se desentendía de la apariencia cromática de la realidad; el Cubismo sustituía la realidad visible por la elaboración intelectual y abstracta; y el Expresionismo de Der Blaue Reiter se interesaba por el color en sí mismo, al margen del motivo representado.