Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

13 oraciones y frases con existiera

Las oraciones con existiera que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar existiera en una frase. Se trata de ejemplos con existiera gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar existiera en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Al igual que Sócrates, Platón consideró inadmisibles estas posturas: que lo real se redujese a lo meramente corpóreo y cambiante, o que la razón y los sentidos fueran excluyentes, o que no existiera un criterio moral perenne.

  • En efecto, puedo poner en duda todos los juicios, pero no mi existencia, que constituye el presupuesto incluso de la duda: no podría dudar si no existiera.

  • En muchos ámbitos de nuestra cultura se piensa, se actúa y se vive como si Dios no existiera.

  • Era, por tanto, un claro ejemplo del espíritu de represalia del nuevo régimen y de norma contraria a los más elementales principios del Derecho, pues se aplicaba con carácter retroactivo y penalizaba a quienes la hubieran incumplido incluso antes de que existiera.

  • Los servicios de iniciativa privada garantizan la libertad de las personas para escoger lo que prefieran, ya que si solamente existiera un único servicio público no existiría la opción de escoger.

  • Parece más conveniente pensar lo contrario, pues, si Dios no existiera, seguiría habiendo dolor, pero entonces no tendríamos a nadie de quien esperar una respuesta sobre su sentido.

  • Por ejemplo, la oxidación del hierro no se rea lizaría si en el aire no existiera vapor de agua.

  • Por otro lado, en sintonía con Ortega, planteó la necesidad de que existiera una minoría que dirigiese honestamente al pueblo hacia su futuro.

  • Puesto que, si se quita la causa, desaparece el efecto, si en el orden de las causas eficientes no existiera la primera, no se daría tampoco ni la última ni la intermedia.

  • Si no existiera esta atracción, no actuaría ninguna fuerza sobre él y su trayectoria sería recta.

  • Si se elimina la causa, desaparece el efecto (sin patada no hay gol), de modo que, si no existiera la primera causa, tampoco existirían la segunda ni la última.

  • Sin embargo, como en la obra anterior, la relación entre la anciana y el niño resulta extraña, como si no existiera comunicación entre ellos y estuvieran evitando cruzarse la mirada.

  • Y, si existiera, sería demasiado costoso poner un aparato eléctrico seguro dentro de la ducha.