Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

22 oraciones y frases con evidentes

Las oraciones con evidentes que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar evidentes en una frase. Se trata de ejemplos con evidentes gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar evidentes en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Así, por ejemplo, queremos que las premisas sean verdaderas, pero también que sean más evidentes que la conclusión.

  • El calendario tenía para los romanos connotaciones religiosas evidentes.

  • El gobierno atribuyó a ETA desde el primer momento el atentado y solo cuando las pruebas fueron muy evidentes contempló la hipótesis de la autoría de grupos islámicos yihadistas, pero sin descartar la de ETA.

  • En efecto, Descartes se propuso probar con demostraciones ciertas y evidentes la existencia de Dios fuera de nuestra mente.

  • Es el método característico de las ciencias formales, que tratan de configurar un sistema de enunciados en que, a partir de unos pocos axiomas (principios fundamentales indemostrables por ser evidentes o que se postulan a modo de hipótesis) se obtienen, por deducción lógica, los demás.

  • Estas características son aún más evidentes en la residencia veraniega del Generalife, situado frente la Alhambra.

  • Estas ideas comunes son evidentes y claras.

  • La ciencia que parta de las premisas más necesarias, evidentes y universales aportará los conocimientos más certeros, absolutos y válidos.

  • La crisis demográ fi ca y los apuros fi scales de la Corona contribuyeron también a agudizar la depresión económica del siglo xvii, cuyas manifestaciones más evidentes fueron las siguientes: a La caída de la producción agraria, debida en gran parte a la disminución de la mano de obra campesina por las pérdidas demográ fi cas.

  • La metafísica es la ciencia del ente en cuanto ente En la jerarquía de las ciencias, los saberes más universales, necesarios y evidentes aportan sus propias conclusiones como premisas de otras ciencias.

  • La razón, según Descartes, ha de buscar verdades evidentes, es decir, ciertas e incuestionables, que él identifica con las ideas claras y distintas.

  • Los argumentos teológicos no serían demostrativos en sentido estricto, porque ni sus premisas ni sus conclusiones son evidentes por sí mismas.

  • Los avances de la ciencia, la tolerancia, la igualdad de derechos, la democracia y el socialismo, que se consideraban signos del progreso en Europa, para él eran evidentes signos de descomposición y debilidad.

  • Los juicios más necesarios, universales y evidentes —las leyes fundamentales de la realidad— son las premisas primeras de todas las ciencias.

  • Por consiguiente, con la crisis internacional la economía española entró en una aguda fase de depresión cuyos signos más evidentes eran el retorno de emigrantes y el galopante aumento del paro y la in fl ación .

  • Presenta evidentes diferencias doctrinales que lo separan del cristianismo, sobre cómo es Dios o la reducción de Jesús a una mera condición de profeta.

  • Presentaban algunas similitudes con los griegos, como la planta rectangular y la cubierta a dos aguas con acróteras y antefijas; pero resultan más evidentes sus diferencias: Se levantaban sobre un elevado podio.

  • Se denominan pruebas a priori las que son puramente racionales; es decir, según las ideas y los principios evidentes de la razón, no proceden de la experiencia sensible (relaciones lógicas de ideas).

  • Se puede afirmar que un buen argumento es un argumento válido, con premisas verdaderas y más evidentes que la conclusión.

  • Señala que hay que dividir los problemas en tantas partes como sea necesario, con la fi nalidad de reducir el conocimiento complejo a sus partes más simples y evidentes; estas han de servir como punto de partida de todo nuestro conocimiento.

  • Una de las manifestaciones más evidentes de este cambio fue el auge de publicaciones marxistas o sobre el marxismo –la fi losofía más odiada y perseguida por el régimen franquista–, que abarcaban todas las disciplinas: historia, economía, sociología, teoría política, fi losofía, moral, psicoanálisis, etc. Al mismo tiempo, el realismo social entraba en crisis y la literatura se adentraba en las corrientes europeas contemporáneas o en la búsqueda de nuevas formas de expresión .

  • Uno de los resultados más evidentes y perdurables fue la extensión del latín, que acabó sustituyendo a las lenguas indígenas, de las cuales solo subsistió la vasca.