Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

7 oraciones y frases con euforia

Las oraciones con euforia que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar euforia en una frase. Se trata de ejemplos con euforia gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar euforia en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • De este modo, durante el reinado de Carlos III, se constituyeron en distintas localidades más de sesenta Sociedades Económicas de Amigos del País, que organizaban actividades de todo tipo: realizaban estudios sobre las causas del atraso de la región y los medios para solucionarlo; impartían clases de agricultura, artes e industria; propiciaban la aplicación de nuevas técnicas; creaban talleres y manufacturas; difundían las nuevas teorías económicas; publicaban libros y prensa periódica propia; ofrecían premios a las innovaciones y a las mejores propuestas económicas, etc. Pero no todas realizaban las mismas actividades ni tuvieron el mismo éxito, y muchas de ellas, pasada la euforia de los comienzos, entraron en franco declive.

  • El N O produce euforia, sensación de bienestar, embria-guez y tiene unos efectos que no acostumbran a durar más de tres minutos.

  • En cambio, en la segunda década del siglo predominaron de forma abrumadora las migraciones internas, del campo a las ciudades, que estaban en plena euforia productiva por los efectos de la Primera Guerra Mundial.

  • Este contraste resultaba especialmente difícil de aceptar para las clases trabajadores, más aún cuando se producía en un momento de euforia de la economía española.

  • Fue una etapa de euforia y protagonismo de la resistencia española.

  • La euforia económica y sus consecuencias La Primera Guerra Mundial, con sus efectos sobre la economía de los países en con fl icto, convirtió a casi todos ellos, tradicionalmente productores y exportadores, en países importadores.

  • Todos estos hechos repercutieron en los comportamientos sociales y en la mentalidad colectiva de la época, que fue alternando estados de euforia y confianza en el progreso con otros de desmoralización y visión horrorizada de la capacidad destructiva del ser humano.