Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

36 oraciones y frases con estilos

Las oraciones con estilos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar estilos en una frase. Se trata de ejemplos con estilos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar estilos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Una cultura de paz es un cuerpo creciente de valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida compartidos, basados en la no violencia y el respeto de los derechos y libertades fundamentales, en la comprensión, la tolerancia y la solidaridad, en la coparticipación y la libre circulación de la información, así como en la plena participación y fortalecimiento de la mujer.

  • Así, se habla de estilos artísticos, de escue-las, e incluso de épocas enteras del arte, salvando la singularidad de cada artista.

  • Aunque cristiano, en mayor o menor medida, fue en lo sucesivo todo el arte occidental, en esta unidad nos limitaremos a dos estilos muy relacionados entre sí: el arte paleocristiano, el de los primeros seguidores de la nueva fe, hasta la caída de Roma; y el arte bizantino, que evolucionó y se desarrolló a partir de aquel en el sector oriental del Imperio, hasta el final de la Edad Media.

  • Aunque los estilos individuales eran muy distintos, se pueden señalar algunas características generales: Predominó la corriente naturalista de forma casi absoluta, pues conectaba a la perfección con la tradición realista del arte español y con las aspiraciones de quienes encargaban las obras.

  • Del arte asturiano al gótico y el mudéjar Desde el siglo viii hasta el xv el arte de los territorios cristianos experimentó grandes cambios que se pueden clasi fi car en cinco grandes estilos: asturiano, mozárabe o de repoblación, románico, gótico y mudéjar.

  • El arte hispanomusulmán, en sus diferentes etapas, se desarrolló al mismo tiempo que se iban sucediendo en los territorios cristianos los estilos asturiano, de repoblación, románico y gótico.

  • En consecuencia, en Mesopotamia se desarrollaron numerosas culturas con estilos artísticos propios, que desaconsejan un estudio global basado en características generales.

  • En el ámbito de las bellas artes, se desarrollaron diversos estilos, como el rococó, el neoclasicismo y el prerromanticismo.

  • Entre los siglos y a.C. se sucedieron en el tiempo cuatro técnicas o estilos cerámicos: El estilo geométrico es el que caracteriza a la cerámica de los siglos a.C. Predomina la decoración geométrica, pero con el tiempo se acaba incluyendo también figuración animal y humana, aunque muy esquemática y repetitiva.

  • Esta clasificación, muy cuestionada por algunos, se utiliza todavía y define cuatro estilos sucesivos entre los siglos a.

  • Esta combinación –más bien yuxtaposición sin conflictos– de los dos estilos se observa también en la escultura del mismo periodo.

  • Este, en su afán de crear una arquitectura racionalista, funcional y sobria, había rechazado los estilos históricos y, en general, los detalles decorativos, desembocando, en opinión de algunos, en una arquitectura fría e impersonal.

  • Esto dificulta la clasificación de su obra, que abarca no solo una gran diversidad de estilos, sino también de técnicas (pintura, grabado, escultura, cerámica).

  • Igualmente diversos fueron los estilos personales de los pintores simbolistas (Puvis de Chavannes, Odilon Redon, Gustave Moreau), algunos de ellos dentro del más puro academicismo.

  • Incluso se podría afirmar que la gran mayoría de los artistas se movió entre diferentes estilos, a menudo difíciles de delimitar en la práctica a pesar de sus planteamientos aparentemente opuestos.

  • La abstracción geométrica, en la que los colores son sometidos a una ordenación mediante formas como triángulos, círculos, cuadrados, líneas rectas, etc. Pero la abstracción nunca fue un movimiento unitario, sino que se manifestó a través de diversas corrientes y personalidades artísticas que, sobre un planteamiento general de rechazo a cualquier referencia figurativa, propusieron estilos y lenguajes diferentes.

  • La arquitectura helenística evoluciona hacia el eclecticismo, ya que coexisten al mismo tiempo diferentes estilos y tendencias.

  • La Arquitectura Posmoderna no pretendía volver al pasado, sino tan solo incorporar en los exteriores, con espíritu ecléctico y a menudo caprichoso, ciertos elementos de estilos históricos o inspirados en ellos (columnas, arcos, frontones), descontextualizados y reducidos a una función meramente decorativa.

  • La tolerancia se ha convertido en un valor en alza, sin duda debido a la creciente pluralidad de estilos de vida y de concepciones del bien humano presentes en nuestra sociedad.

  • Las influencias artísticas que confluyeron en el Románico son numerosas: la romana occidental, la oriental (a través del arte bizantino y el hispanomusulmán) y las tradiciones locales de los estilos prerrománicos.

  • Los precedentes más claros e inmediatos de la arquitectura románica se encuentran en los estilos prerrománicos asturiano, carolingio y otoniano.

  • Los romanos distinguían entre dos estilos, el ático (aticismo), mesurado y sobrio, y el asiático (asianismo), ampuloso y exagerado.

  • Pero el gusto romántico también por lo lejano y exótico, unido al contacto con tierras extraeuropeas por el comercio o la expansión colonial, favoreció el desarrollo de otros estilos evocadores, como el neoegipcio (en cementerios), neochino (kioscos y pagodas en los jardines ingleses) o neoindio.

  • Pero a partir de entonces, se empezó a reconocer que no tenía sentido insistir en la búsqueda permanente de lo original (o moderno) y los nuevos artistas renunciaron al dogmatismo propio de las vanguardias, para realizar un arte libre de prejuicios y sin reparos en recuperar fórmulas de estilos anteriores: es el espíritu de la «posmodernidad», abierto a todo, no discriminatorio y con propensión al eclecticismo.

  • Por eso la pintura surrealista presenta estilos tan opuestos como el de Miró, cercano a la abstracción, o el de Dalí, figurativo y de dibujo clasicista.

  • Por este motivo, en arquitectura y escultura seguiremos un criterio de exposición general por países (Francia, Italia, España), como en la unidad anterior; pero las peculiaridades de la pintura aconsejan su estudio por estilos y no por países.

  • Por lo que se refiere al ámbito personal o familiar, existen estilos de vida que no contribuyen a la sostenibilidad.

  • Por tanto, sería más correcto hablar de «postimpresionistas» (y no de postimpresionismo, como movimiento artístico), ya que sus estilos son completamente distintos y exigen un estudio por separado.

  • Por último, un rasgo característico de la época era el girovaguismo o continuo desplazamiento de algunos artistas, que cuando finalizaban una obra se dirigían en busca de otra y de este modo contribuían a la difusión de técnicas y estilos.

  • Salvaguardarla supone un conjunto de conductas y estilos de vida que dependen de todos y cada uno de los miembros de la comunidad.

  • Se concreta en obras de muy diferente tipo (de literatura, pintura, música, cine, danza, etc.) y en distintos estilos artís-ticos (el modernismo, el neoclasicismo, el impresionismo, etcétera).

  • Se denomina, por tanto, arte prerrománico a este heterogéneo conjunto de estilos, que se desarrollan en Occidente desde la desaparición del Imperio Romano en el siglo hasta la configuración del arte románico en el siglo .

  • Si algo caracteriza en general a la escultura helenística, además del virtuosismo y la perfección técnica, es su gran diversidad de estilos y manifestaciones: El campo temático se amplió enormemente, abriéndose a la representación ya frecuente de desnudos femeninos, de extranjeros e, incluso, de escenas cotidianas.

  • Sin embargo, a pesar del papel unificador de la Iglesia en el ámbito religioso y cultural, el arte evolucionó hacia estilos propios de cada reino, determinados por su grado de romanización y por las tradiciones germánicas de los pueblos que asumieron el poder.

  • Sin embargo, el rasgo que mejor define su evolución es el eclecticismo o combinación indiscriminada de elementos de diferentes estilos históricos, con una clara predilección por lo decorativo sobre lo propiamente arquitectónico.

  • Su ámbito geográfico fue la Europa cristiana y, a pesar de su gran diversidad regional –algunos historiadores prefieren hablar de estilos Románicos–, se puede considerar el primer estilo internacional europeo desde la caída de Roma.