Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con estancia

Las oraciones con estancia que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar estancia en una frase. Se trata de ejemplos con estancia gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar estancia en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Qué ventajas proporciona el uso de la llave de corte para cada componente sanitario o para cada estancia húmeda?

  • «Desde el principio de nuestra estancia en San Lorenzo, nos dimos un tiempo para tratar de entender el entorno».

  • De ese modo, la especie humana, desde el principio de su estancia en la Tierra, ha puesto de manifiesto la capacidad de adaptación que posee.

  • Después de muchos rodeos por el Mediterráneo y de una estancia en Cartago, Eneas remontó el río Tíber hasta el lugar donde moraba el dios Saturno.

  • En el caso del cuadro de Ghirlandaio, un anciano con un niño en el interior de una estancia.

  • En las casas había bañeras o pilas, pero los hombres frecuentemente preferían los baños públicos, a los que iban no solo a limpiarse, sino también a encontrarse con los amigos, sobre todo en invierno, cuando el calor del local invitaba a prolongar la estancia.

  • La primera y tal vez la más interesante es la Estancia de la Signatura, utilizada para la firma o signatura de los decretos de gracia del Tribunal Eclesiástico.

  • Panteón significa estancia ‘de todos los dioses’ ( pan, ‘todo’, y theos, ‘dios’).

  • Para una estancia máxi ma de un mes, hay diferentes tratamientos según el país de destino, pero ninguno de ellos garantiza una seguridad absoluta.

  • Para compensar las pequeñas dimensiones reales de la estancia (unos ocho metros de lado), pintó en sus paredes y techo un conjunto de escenas enmarcadas en arquitecturas o paisajes ficticios que crean la ilusión de ser una prolongación del espacio real.

  • Pero fue durante su estancia en Berlín cuando alcanzó su estilo más personal.

  • Por último, se le debía acondicionar una estancia protegida y duradera, con todo lo necesario.

  • Su aprendizaje en el taller familiar lo complementó con una prolongada estancia en Italia, donde conoció a fondo la obra de Donatello, Miguel Ángel y los manieristas florentinos, entre otros, y asistió, según parece, al descubrimiento del Laocoonte.

  • Tras una corta estancia en Madrid, se instaló definitivamente en Toledo, donde gozó de un gran éxito entre el clero y la aristocracia locales.