Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

16 oraciones y frases con espalda

Las oraciones con espalda que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar espalda en una frase. Se trata de ejemplos con espalda gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar espalda en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Así, la mayor fuerza para levantarlos la ejercen los músculos de las piernas y no los de la espalda, que son mucho más débiles.

  • Busca información al respecto y explica qué ejercicios corregirían el hábito postural de la espalda en el trabajo.

  • De esta manera, como la una ayudaba a la otra y no temían que el enemigo las rodeara por la espalda, resistieron audazmente y comenzaron a combatir con más coraje.

  • Ejemplos de órganos vestigiales del ser humano son las muelas del juicio, los huesos soldados del cóccix, el pelo del pecho y de la espalda y el apéndice vermiforme.

  • El hombre es naturalmente capaz de Dios, pero también puede decidir darle la espalda.

  • El área era rica en vida marina y en las rocas había muchas charcas llenas de elegantes anémonas de mar, estrellas de mar y cangrejos llamados arañas de mar y ermitaños, estos últimos con una casita a la espalda hecha de una concha de caracol.

  • El ataque cardíaco o infarto de miocardio suele manifestarse por medio de síntomas típicos, como dolor o molestias en el pecho, brazos, hombro izquierdo, mandíbula o espalda.

  • El dios lo cogió por las patas traseras y se lo cargó a la espalda; se lo llevó vivo, soportando muchos sufrimientos, hasta su cueva.

  • En el reparto de la carga, Sanidad aconseja que la mochila quede muy cerca de la espalda y en posición vertical, y que el peso esté repartido equilibradamente.

  • Esto favorece que la espalda se mantenga vertical.

  • Las personas obesas tienden a inclinar hacia atrás la espalda para compensar el peso del vientre, ello favorece la curvatura de la zona lumbar de la columna vertebral (lordosis).

  • Muchas veces unas buenas plantillas no solo solucionan los problemas de los pies, sino también algunos dolores de espalda provocados por un mal apoyo plantar.

  • Pero si su padre lo rechazaba, le daba la espalda y la criatura tenía que ser abandonada; como en Grecia, podía morir, ser adoptada o convertirse en esclavo de quien la recogiera.

  • Si las nalgas se apoyan en la parte delantera del asiento, se favorece la curvatura de la región dorsal de la columna, apareciendo una espalda redondeada o incluso una joroba (cifosis).

  • Siempre que se trata de algún bañista indolente, al que le basta la fricción ordinaria, oigo el chasquido de la mano al sacudir la espalda, de un tono diferente conforme se aplique a superficies planas o cóncavas.

  • Son dos órganos situados en la parte baja de la espalda, justo por encima de la cintura.