Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

26 oraciones y frases con esclavo

Las oraciones con esclavo que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar esclavo en una frase. Se trata de ejemplos con esclavo gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar esclavo en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «—Míralo también con el enfoque siguiente: siempre que estén en un mismo organismo alma y cuerpo, al uno le prescribe la naturaleza que sea esclavo y esté sometido, y a la otra mandar y ser dueña.

  • «Es un esclavo».

  • A la izquierda, un esclavo sujeta los materiales de escuela de uno de los niños.

  • Además, había otros métodos no formales: inter amicos, si el amo declaraba libre a un esclavo en presencia de amigos; per epistulam, si se le comunicaba la libertad por carta, y per mensam, si se admitía en la mesa como hombre libre.

  • Aunque el amo tenía cualquier derecho sobre el esclavo, incluyendo el de apalearlo y matarlo, la opinión popular censuraba a los amos demasiado severos.

  • El teatro de Plauto plantea situaciones que giran en torno a un embrollo que se suele resolver felizmente, en general gracias a la intervención y la inteligencia del esclavo protagonista.

  • El esclavo libre recibía el nombre de liberto .

  • El historiador Gállego propone dos que no se excluyen entre sí: según la primera, el Amor (Cupido) queda vencido y encadenado por la Belleza (Venus); y según la segunda, la belleza del cuerpo de Venus nos oculta la vulgaridad de su rostro, que el espejo implacable nos descubre, mientras Cupido nos desvela la falsa belleza de que es esclavo.

  • El paedagogus era un esclavo que acompañaba al alumno a la escuela.

  • El sistema clásico, empleado ya por los griegos, sigue básicamente los siguientes pasos: Esclavo inacabado.

  • En caso de que el niño no fuera deseado, lo abandonaban en un recipiente de fango que le serviría de tumba, salvo que alguien lo recogiera, para adoptarlo o para convertirlo en esclavo.

  • En las familias acomodadas, el trabajo de la escuela se reforzaba en casa con la ayuda de un pedagogo, que era un esclavo que acompañaba al niño a todas partes y que se responsabilizaba de su educación.

  • Estos, sin embargo, zarparon hacia Asia con la intención de vender a su pasajero como esclavo.

  • Frente a la libertad exterior o legal, que se resume en no ser esclavo de otro, se propone la libertad como algo interior del hombre, que consiste en no ser esclavo de los propios gustos o instintos.

  • Había un banco y unas hornacinas sin puertas en la pared, donde se depositaban la ropa y los objetos personales, que vigilaba un esclavo.

  • Había diversas fórmulas: manumissio testamento, por la que el amo declaraba libre a un esclavo en su testamento.

  • La condición de esclavo se tenía de nacimiento –por ser hijo de una esclava–, o se podía adquirir por varias circunstancias: caer prisionero de guerra, ser condenado a esclavitud por los tribunales, ser vendido por el padre o, incluso, por autoventa –por ejemplo, para saldar una deuda que no se había podido pagar.

  • La manumisión o liberación de un esclavo El derecho romano también establecía cómo se podía efectuar la manumisión o liberación de un esclavo.

  • La tiranía, sin embargo, es el fi nal de la comunidad política, pues los ciudadanos se convierten en esclavos bajo el poder del tirano, quien, a su vez, se convierte en esclavo de su propio poder.

  • Las familias acomodadas encargaban esta función a un pedagogo, que con frecuencia era de origen giego, atentamente seleccionado y, si era esclavo, adquirido a un precio muy alto.

  • Los rasgos de la máscara eran visibles desde lejos y permitían a los espectadores adivinar enseguida qué tipo de personaje representaba: anciano, esclavo, rey, etc. Los principales géneros del teatro griego son la tragedia y la comedia.

  • Mostradme a quien no lo sea: hay quien es esclavo de la lujuria, quien lo es de la avaricia, quien lo es de la ambición, todo el mundo es esclavo de la esperanza, todos, del miedo.

  • Para los romanos, un esclavo era una «cosa».

  • Pero si su padre lo rechazaba, le daba la espalda y la criatura tenía que ser abandonada; como en Grecia, podía morir, ser adoptada o convertirse en esclavo de quien la recogiera.

  • Publio Terencio Africano era un esclavo manumiso de Cartago.

  • Según él refiere, preguntado no sé qué esclavo sobre un problema geométrico, respondió como consumado maestro en dicha disciplina.