Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

22 oraciones y frases con encargaban

Las oraciones con encargaban que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar encargaban en una frase. Se trata de ejemplos con encargaban gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar encargaban en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿De qué se encargaban?

  • Acto seguido, unos intérpretes se encargaban de explicar el sentido del oráculo, siempre de una manera ambigua.

  • Aunque los estilos individuales eran muy distintos, se pueden señalar algunas características generales: Predominó la corriente naturalista de forma casi absoluta, pues conectaba a la perfección con la tradición realista del arte español y con las aspiraciones de quienes encargaban las obras.

  • Cónsoles Pretores Ediles cuestores Los magistrados se encargaban de las distintas funciones políticas, siguiendo un orden de cargos bien definido, que se denominaba cursus honorum.

  • De la construcción de la red viaria se encargaban las legiones, que poseían sus propios equipos de arquitectos, ingenieros, obreros, herreros y carpinteros; de este modo las legiones también estaban ocupadas en tiempos de paz.

  • Del aspecto personal (en la hora prima ) se encargaban los barberos ( tonsores ), que afeitaban la barba y arreglaban los cabellos a los hombres, y las peluqueras ( ornatrices ), que peinaban y maquillaban a las mujeres.

  • Del cultivo del lote se encargaban los siervos del Estado, que entregaban las rentas en especie al propietario para que mantuviera a su familia.

  • El gusto de este público determinaría cada vez en mayor medida la producción de los artistas, cuyo éxito dependía de su aprobación, como en otros tiempos había dependido de la satisfacción de los clientes que encargaban la obra.

  • Entre los sacerdotes destacan: Estos sacerdotes se encargaban de una sola divinidad.

  • Eran veinticuatro y se encargaban del culto a Marte.

  • Examinaban los prodigios, mantenían los archivos religiosos, consagraban lugares y monumentos públicos y se encargaban del calendario.

  • La Pitia era escogida con mucho cuidado por los sacerdotes de Delfos, que también se encargaban de la interpretación o la redacción de sus oráculos.

  • La propia Constitución determinaba también el procedimiento de elección de los diputados a Cortes, que era indirecto : primero, por sufragio universal de todos los ciudadanos varo- nes y mayores de edad –excluidos los miembros del clero regular– se elegía a unos delegados, quienes, después, se encargaban de elegir a los diputados.

  • Las familias acomodadas encargaban esta función a un pedagogo, que con frecuencia era de origen giego, atentamente seleccionado y, si era esclavo, adquirido a un precio muy alto.

  • Los caciques locales se encargaban de que resultaran elegidos los candidatos de su circunscripción incluidos en el «encasillado», para lo cual recurrían a los más variados procedimientos: actitudes paternalistas y protectoras hacia los votantes; amenazas y extorsiones de todo tipo, como la de despedir del trabajo; y en caso necesario, el « pucherazo », que consistía en cambiar antes del recuento la urna verdadera por otra con los votos deseados, o en añadir votos falsos para inclinar el resultado a favor del candidato previsto.

  • Los maestros a menudo eran antiguos esclavos que, a cambio de un salario muy modesto, se encargaban de enseñar a leer, escribir y hacer cuentas.

  • Los cuestores se encargaban de las finanzas de Roma.

  • Los ediles se encargaban de organizar la vida de las ciudades: aprovisionamiento, juegos públicos, policía y vías públicas.

  • Los peores trabajos y los más duros se encargaban a los esclavos, mientras que los ciudadanos se dedicaban a la vida ociosa, a administrar el patrimonio, a controlar sus negocios o a ejercer un oficio.

  • Los pretores administraban justicia o encargaban el proceso a un juez profesional.

  • Por otra parte, el espíritu individualista y el afán burgués de notoriedad se refleja en que quienes encargaban la obra solían hacerse representar en ella junto a los personajes sagrados, casi siempre del mismo tamaño y en plano de igualdad, lo que daría origen al retrato como nuevo género pictórico.

  • Una vez allí, los cristianos se encargaban de embarcarlos con toda clase de consideraciones y respetos, pasándolos a la banda marroquí completamente tranquilos y seguros.