Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con emoción

Las oraciones con emoción que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar emoción en una frase. Se trata de ejemplos con emoción gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar emoción en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Como se puede apreciar en la escultura Ménade, Escopas introduce el pathos (‘sentimiento’), que se manifiesta en sus obras mediante la mirada y los labios entreabiertos y una expresión de emoción intensa, así como a través de la torsión y la agitación del cuerpo, que acentúan su dolor y su dramatismo.

  • David elude el acto del asesinato en sí para representar con sobriedad clásica y emoción romántica el último suspiro del mártir revolucionario, que se veía obligado a trabajar dentro de una bañera por una enfermedad de la piel.

  • De este modo reivindicaba el principio de armonía, fundamental para producir emoción y belleza, que no tenían por qué ser incompatibles con la producción en serie.

  • De este modo, la pintura, independiente de cualquier condicionamiento cultural y libre de toda emoción o subjetividad, podía tener validez en cualquier época y lugar.

  • En el campo musical, el siglo xix es la época de compositores como Beethoven y Mendelssohn, cuyas obras pretendían alimentar el sentimiento y la emoción, rindiendo tributo a la libertad individual.

  • Esta articulación entre conocimiento sensible, instinto y emoción hace po-sible el aprendizaje por experiencia.

  • Eszterhas recuerda con emoción el día en el que Dios acudió a buscarlo.

  • La tragedia se inspiró en los héroes de la mitología que, con sus aventuras y desventuras, provocaban la emoción y la compasión del hombre.

  • Le Corbusier pretende conciliar las propuestas de la arquitectura moderna (rigor, funcionalidad, empleo de nuevos materiales, rechazo de los historicismos) con la producción en serie y las proporciones de la arquitectura clásica, a las que consideraba imprescindibles para producir emoción y belleza.

  • Por ejemplo, los griegos y romanos antiguos pretendían un arte centrado en las categorías o valores estéticos de la belleza o la armonía, mientras que, siglos más tarde, los artistas románticos defendían que el arte debía ser, esencialmente, fuente de originalidad, expresividad y emoción.

  • Sin embargo, para provocar la emoción religiosa del espectador, el artista dispone de dos medios, cuyas características definen en lo esencial a las dos grandes escuelas escultóricas del siglo español: Resaltar los rasgos expresivos y dramáticos de la imagen representada para despertar sentimientos de compasión, recurso propio de la escuela castellana.