Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con elefante

Las oraciones con elefante que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar elefante en una frase. Se trata de ejemplos con elefante gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar elefante en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Animales contra animales: por ejemplo, un elefante o un rinoceronte contra un oso o contra búfalos.

  • El comercio del marfil, principalmente de colmillo de elefante, ha proporcionado grandes beneficios a ciertos comerciantes.

  • Elefante africano (Loxodonta africana).

  • Elefante africano.

  • En la lista de los animales más grandes hay dos mamíferos, la ballena azul y el elefante africano.

  • La población del elefante africano se está reduciendo de manera alarmante.

  • Los motivos principales son un maniquí sin cabeza y una voluminosa forma ambigua que sugiere la imagen de un elefante metálico: su cuerpo se inspira en una gran tinaja de una tribu sudanesa, que Ernst observó en una revista de antropología; la trompa (o tal vez el rabo) acaba en un cráneo de buey con cuernos; unos colmillos que asoman por el lado inferior izquierdo tal vez pertenecen a su cabeza oculta; y una insólita construcción con un ojo remata su cuerpo por la boca de la tinaja.

  • Para mostrar los peligros de la corriente alternativa, Edison ordenó diseñar una silla eléctrica con la cual electrocutaron públicamente a perros, gatos e, incluso, a un elefante.

  • Pintura en que se representa al general cartaginés Aníbal encima de un elefante.

  • Sitúa en su bioma correcto a los siguientes animales (ten en cuenta que pueden pertenecer a varios de ellos a la vez): camello, ardilla, ñu, lobo, jirafa, lince, oso polar, mono, pingüino, elefante, jabalí, bisonte, conejo, cebra, liebre ártica.

  • Suelen recurrir a este tipo de estrategias las especies que habitan en ambientes constantes en el tiempo, por ejemplo, mamíferos de gran tamaño, como el elefante y el hipopótamo, y árboles como los pinos y las encinas.