Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

309 oraciones y frases con electrones

Las oraciones con electrones que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar electrones en una frase. Se trata de ejemplos con electrones gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar electrones en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Cuántos electrones tiene la envoltura?

  • ¿De qué elemento se trata? ¿Cuántos protones y electrones tiene cada átomo de este elemento?

  • ¿Este ión representa un exceso o un defecto de electrones en relación con el átomo que lo constituye?

  • ¿Por qué los protones, los neutrones y los electrones se llaman partículas subatómicas?

  • ¿Por qué se mueven los electrones desde el sensor hasta la pantalla? ¿Se te ocurre algún modo de medir la velocidad del viento con algún montaje sencillo que cuente impulsos por unidad de tiempo?

  • A finales del siglo y durante el siglo se produjo una serie de descubrimientos que indicaban que las partículas últimas que constituyen la materia no son esferas compactas e indivisibles —como había imaginado Dalton—, sino que los átomos están formados a su vez por otras partículas, fundamentalmente electrones, protones y neutrones, denominadas partículas subatómicas .

  • A la carga de los protones la llamamos positiva y a la de los electrones, negativa .

  • A nivel microscópico, se puede considerar que los electrones que rodean los átomos, al moverse, se comportan como pequeñas corrientes eléctricas, las cuales producen un efecto magnético, como si se tratase de pequeños imanes, desordenados en todas direcciones.

  • A partir del comportamiento de los electrones y de los protones, decimos que estos tienen cargas de signo opuesto y, por convenio, definimos la carga eléctrica de los protones como positiva y la de los electrones, como negativa, de manera que los cuerpos con más electrones que protones se considera que tienen, los cuerpos en los que hay menos electrones que protones se considera que tienen y los cuerpos que tienen igual número de electrones que de protones se considera que tienen una .

  • A pesar de su medida, los átomos están formados, a su vez, por partículas aún menores: las partículas subatómicas, que son protones, neutrones y electrones.

  • Actualmente, se cree que los electrones son, efectivamente, elementales.

  • Además, como los átomos son habitualmente neutros, poseen el mismo número de protones que de electrones.

  • Ahora bien, los experimentos ponen de manifiesto que el único efecto constatable es un aumento en la cantidad de electrones desprendidos, ya que la intensidad de saturación sí que es proporcional a la intensidad de la luz.

  • Ahora bien, si un cuerpo neutro adquiere electrones, queda cargado negativamente.

  • Al alejar la barra positiva, los electrones vuelven a su situación inicial y las láminas se caen.

  • Al aplicar una diferencia de potencial entre los extremos de un conductor metálico, los electrones libres que contiene son acelerados por el campo eléctrico que se crea y, por lo tanto, adquieren energía cinética.

  • Al colocar un metal dentro de un campo eléctrico, estos electrones se desplazan fácilmente.

  • Al conectar el último disco con el primero por medio de un hilo conductor, Volta comprobó que los electrones se movían.

  • Al cruzar este espacio, los electrones son desviados verticalmente.

  • Al producirse una corriente eléctrica en un hilo conductor metálico, las partículas que se desplazan son los electrones con carga eléctrica negativa.

  • Así como la teoría de Böhr establece que los electrones se mueven en órbitas, en el modelo de la nube de carga, los electrones ocupan orbitales .

  • Así pues, los electrones tienen una carga eléctrica negativa .

  • Así pues, podemos encontrar unos fotones de frecuencia ν que únicamente tengan energía para arrancar los electrones y no para proporcionarles velocidad.

  • Así, cuando un átomo pierde uno, dos o más electrones, el ión que se forma tiene una, dos o más cargas positivas.

  • Así, la molécula de cloruro de hidrógeno se forma por compartir un par de electrones, uno aportado por el hidrógeno y otro por el cloro; de este modo, los dos átomos adquieren la configuración electrónica estable del gas noble.

  • Así, los puntos de la pantalla se iluminan, durante un pequeño intervalo de tiempo, al recibir el impacto del haz de electrones, y forman una imagen que podemos ver en el otro lado del vidrio que muestra la pantalla en el exterior.

  • Así, por ejemplo, en el trifluoruro de boro, BF, el boro se rodea sólo de seis electrones, y en el cloruro de berilio, BeCl, el átomo de berilio se rodea sólo de cuatro electrones.

  • Así, por ejemplo, en la molécula de cloruro de hidrógeno, H–Cl, el par de electrones compartido se asigna al cloro porque es más electronegativo.

  • Aunque actualmente se sabe que la corriente eléctrica en los metales está formada por electrones, que circulan del polo negativo al polo positivo, se sigue considerando que el sentido de la corriente es del polo positivo (+) al polo negativo (-) del generador.

  • Aunque sean demasiado pequeños para verlos y saber dónde están y hacia dónde va cada electrón en cada instante, es posible prever, aprovechar y controlar el movimiento general de los electrones porque sabemos que: • Los electrones se repelen entre ellos.

  • Becquerel comprobó que las partículas β y los rayos catódicos eran idénticos : ambos estaban formados por electrones.

  • Bohr propuso lo siguiente: Los electrones solo pueden girar en unas órbitas concretas alrededor del núcleo y lo hacen sin emitir radiación, contradiciendo las ideas electromagnéticas clásicas.

  • Cada átomo de carbono puede compartir cuatro pares de electrones formando cuatro enlaces.

  • CH O Reacción Combustión Una oxidación es una transformación en la cual una especie química (átomo, molécula o ión) pierde electrones.

  • Cl Be Cl A la vista de estas y otras muchas excepciones a la regla del octete, se puede afirmar lo siguiente: En la formación de enlaces covalentes lo importante es el apareamiento de electrones formando dobletes.

  • Como hemos visto, los enlaces covalentes entre dos átomos de carbono pueden ser sencillos, dobles o triples, según compartan uno, dos o tres pares de electrones, respectivamente.por lo que hay que rechazar todo lo que imponga / tanto una vida marcada como una vida / Cada uno puede elegir la dirección de su vida / sin límites y sin trabas.

  • Como la cantidad de energía transportada por los electrones no es importante, se intenta minimizar la potencia de los circuitos para poder minimizar el consumo, y se suele trabajar con y .

  • Como la masa de los electrones es insignificante, comparada con la del protón o la del neutrón, casi toda la masa del átomo se encuentra en el núcleo, que posee una gran densidad .

  • Como las partículas negativas que forman los rayos catódicos proceden de la materia, y ésta está formada por átomos, los electrones forman parte de los átomos.

  • Como resultado, se establece un régimen de movimiento en el que el conjunto de los electrones adquiere una cierta velocidad media, llamada velocidad de deriva .

  • Como un átomo es eléctricamente neutro, es decir, no tiene exceso de cargas positivas ni negativas, el número de protones del núcleo es igual al número de electrones de la envoltura.

  • Comprende las partículas subatómicas (electrones, protones…) que forman los átomos.

  • Contienen dos compuestos químicos que, cuando se cierra el circuito, reaccionan de manera que uno de ellos gana electrones y el otro los pierde.

  • Cuando dos elementos se unen mediante un enlace covalente, atribuimos los electrones del enlace al elemento más electronegativo.

  • Cuando el pequeño imán pasa por delante del sensor, este recibe un impulso magnético que hace mover los electrones.

  • Cuando los electrones adquiriesen la energía necesaria, ya no serían retenidos por el metal y podría detectarse su emisión.

  • Cuando se analiza la naturaleza de estos rayos con el mismo procedimiento que se usa para los rayos catódicos, se observa que los rayos anódicos están formados por partículas positivas de masa mucho mayor que la de los electrones.

  • Cuando se cierra el circuito, dentro de la pila se produce una reacción química que genera cargas eléctricas de distinto signo en sus dos terminales, creando una tensión que hace que los electrones circulen desde su polo negativo hacia el positivo.

  • Cuando se frota una regla de plástico con un trapo de lana, la regla arranca electrones del trapo y queda cargado negativamente.

  • Cuando se representan moléculas en la notación de Lewis, para diferenciar los electrones de valencia que corresponden a cada átomo, unos se dibujan con forma de punto y los otros, con forma de aspa.

  • Cuantos más electrones pasan por unidad de tiempo, mayor es la intensidad eléctrica .

  • Dado que los electrones tienen una masa muy pequeña, comparada con la del protón y la del neutrón, casi la totalidad de la masa del átomo reside en el núcleo, que tiene una gran densidad.

  • Dado que un átomo es eléctricamente neutro, el número de protones del núcleo es igual al de electrones de la envoltura electrónica.

  • De esta forma, los cuerpos con más electrones que protones se considera que tienen, los cuerpos en los que hay menos electrones que protones se considera que tienen y los cuerpos que tienen igual número de electrones que de protones se considera que tienen una .

  • Debido al efecto de los campos eléctricos y magnéticos sobre los electrones, en los microscopios electrónicos se utilizan electroimanes para dirigir el haz en lugar de los sistemas ópticos convencionales.

  • Denominó electrones a estas partículas.

  • Desde el punto de vista de la física clásica, la energía de las ondas electromagnéticas se consideraba proporcional al cuadrado de las amplitudes de sus campos eléctrico y magnético, y podía ser absorbida por los electrones.

  • El generador eléctrico más sencillo es la pila seca, que suministra a los electrones energía generada en una reacción química.

  • El trapo, con defecto de electrones, queda cargado positivamente.

  • El átomo electronegativo atrae fuertemente a los electrones del enlace y deja cargado positivamente al átomo de hidrógeno, que atrae al átomo electronegativo de una molécula vecina.

  • El átomo que cede electrones se transforma en un catión; el que gana electrones, en un anión.

  • El circuito no está cerrado y no hay nada que impulse los electrones a pasar por la bombilla.

  • El conjunto de estos cinco átomos unidos los unos con los otros tiene dos electrones suplementarios.

  • El conjunto de la molécula es eléctricamente neutro ; la polaridad se debe a la distribución desigual de los electrones de enlace.

  • El enlace iónico se forma por transferencia de electrones de un átomo a otro y consiste en la unión de los iones con cargas eléctricas opuestas, como consecuencia de su mutua atracción electrónica.

  • El experimento de Hertz demuestra que tiene lugar una interacción entre las radiaciones y la materia, ya que, al iluminar un metal con radiación ultravioleta se favorece la emisión de electrones desde ese metal.

  • El generador eléctrico provoca una tensión entre sus bornes y suministra electrones al borne negativo.

  • El litio, en estado fundamental, tiene dos electrones en el orbital s del primer nivel y un electrón en el orbital s del segundo nivel.

  • El modelo atómico permite que los electrones se desplacen, que salten desde una órbita a otra.

  • El número de electrones presentes en la nube electrónica es igual, como mínimo, al número de átomos en la muestra metálica, porque la mayoría de ellos han cedido uno o dos electrones.

  • El número de oxidación de un elemento en una especie química es un número entero (positivo o negativo), cuyo valor corresponde a la carga que tendría un átomo de este elemento si los electrones de cada enlace se asignasen al átomo más electronegativo.

  • El número de protones es igual al número de electrones que posee el átomo neutro alrededor del núcleo.

  • El plasma más estudiado es el formado por electrones y núcleos de átomos de elementos ligeros, como los del hidrógeno y los del deuterio.

  • El potencial de detención sirve para calcular la energía cinética máxima, E, que pueden tener algunos de los electrones en el momento en que son liberados por el cátodo.

  • El receptor eléctrico puede aprovechar la energía del movimiento de los electrones para alguna aplicación, como por ejemplo una bombilla.

  • En algunas sustancias los efectos magnéticos de los electrones de un átomo no se contrarrestan y dan un efecto magnético permanente; se trata de pequeños imanes a nivel atómico.

  • En los enlaces químicos intervienen preferentemente los electrones más exteriores de los átomos, llamados electrones de valencia .

  • En ambos casos se obtuvieron diagramas de interferencia de electrones que son muy similares a los que resultan en los fenómenos ondulatorios.

  • En cambio, cuando circula la corriente eléctrica por un conductor, se desplaza un número de electrones comparable al de átomos que contiene el conductor.

  • En cambio, la masa de los electrones es insignificante comparada con la del protón o la del neutrón.

  • En cambio, los electrones están siempre moviéndose en trayectorias muy complejas, y o bien pueden moverse alrededor del núcleo de un átomo, o bien pueden pasar de un átomo a otro.

  • En el primer nivel energético no caben más electrones: el nivel queda completo.

  • En el caso de que formen un enlace en el que compartan dos electrones, también se puede representar mediante un guión.

  • En el enlace covalente, dos átomos comparten uno o más pares de electrones.

  • En el enlace covalente dativo o coordinado, el par de electrones compartidos son aportados sólo por uno de los dos átomos.

  • En el estudio del enlace químico resulta cómodo mostrar los electrones de valencia de un átomo mediante la notación de Lewis (en honor de Gilbert N. Lewis, autor del primer modelo electrónico de enlace covalente).

  • En esta notación se escribe el símbolo del elemento y, distribuidos a su alrededor, se representan los electrones de valencia mediante puntos, círculos, aspas, etc. Recuerda que los electrones de la envoltura del átomo pueden estar agrupados de dos en dos ocupando un mismo orbital; entonces se dice que están apareados o formando un doblete, o bien semiocupando orbitales, en cuyo caso se dice que están despareados .

  • En esta nube, los electrones se mueven libremente a gran velocidad y en todas direcciones entre los iones de la red cristalina, sin ningún desplazamiento de conjunto.

  • En esta unidad se estudia el enlace químico en términos de estructura electrónica, el modo de predecir qué clases de compuestos puede formar un elemento determinado, el número de enlaces que establecen los átomos entre sí, la reorganización de los electrones de valencia y las características de los compuestos formados.

  • En estos elementos, los orbitales f se llenan con electrones.

  • En estos, el haz de electrones se concentra en un punto sobre la muestra (que se habrá recubierto con una capa muy fina de oro) y se desplaza por ella.

  • En general, cuando electrizamos dos cuerpos neutros frotándolos entre sí, se transfieren electrones del uno al otro, de manera que uno adquiere carga positiva y el otro, negativa.

  • En general, un cuerpo cargado negativamente contiene un exceso de electrones, mientras que un cuerpo cargado positivamente tiene un defecto de electrones respecto a su estado neutro.

  • En la corteza están los electrones.

  • En la envoltura se encuentran los electrones .

  • En los enlaces químicos intervienen preferentemente los electrones más externos de los átomos, llamados electrones de valencia .

  • En su interior se están produciendo reacciones químicas que hacen que en el borne negativo (–) haya muchos más electrones que en el positivo (+).

  • En todas las transformaciones químicas hay formación o ruptura de enlaces e intervienen todos los núcleos y los electrones de los átomos.

  • En un orbital puede haber, como máximo, la carga total de dos electrones.

  • Entonces decimos que el orbital está completo y que los dos electrones están apareados.

  • Entonces se habla de segunda energía de ionización, tercera energía de ionización, etc. La energía necesaria para arrancar sucesivos electrones cada vez es mayor.

  • Es más, para que haya corriente eléctrica no es necesario que haya materia: un haz de electrones o de iones que se desplazan en el vacío constituyen una corriente eléctrica.

  • Es decir, que el agujero por donde los electrones entran en un instante dado (+) pasa al instante siguiente a ser un agujero por donde los electrones salen (–).

  • Es el enlace covalente per fecto o puro, porque se comparten electrones de forma idéntica, como es el caso de las moléculas de H, Cl o N, en las que los átomos unidos son idénticos.

  • Esta diferencia de potencial crea en la región interna del tubo un campo eléctrico de simetría radial, respecto al eje del cilindro, que acelera los iones positivos hacia el cátodo y los electrones hacia el ánodo.

  • Esta energía se transfiere a los electrones libres que hay en las bobinas; de esta manera se produce una corriente eléctrica.

  • Esta energía se transfiere al conductor por el choque de los electrones con los iones de la red cristalina del metal, eleva la temperatura de éste y, posteriormente, se disipa en forma de calor.

  • Esta es la velocidad con la que los electrones entran en el espacio que hay entre las placas D y F, en el que se genera un campo eléctrico vertical y uniforme.

  • Esta regla la cumplen, con algunas excepciones, los elementos representativos, pero los elementos de transición no adquieren tan fácilmente la configuración de gas noble porque tienen orbitales, d, incompletos y tendrían que captar o ceder muchos electrones.

  • Están formados por áto-mos que tienen la particularidad de perder electrones si se suministra calor, luz o algún campo eléctrico suficien-temente intenso.

  • Estas coloraciones se deben al hecho de que, al excitar los átomos de un elemento en la llama, algunos de los electrones del nivel más exterior experimentan una transición electrónica a niveles orbitales superiores y, al volver al nivel inicial, emiten fotones de frecuencias relativamente bajas que, en la mayor parte de los casos, se encuentran en el espectro visible.

  • Estas partículas fueron llamadas electrones .

  • Este camino pasa por la bombilla, y la bombilla puede aprovechar la energía del movimiento de los electrones para convertirla en energía lumínica.

  • Este campo produce en los electrones una desviación igual a la del tiro horizontal de una masa en el interior del campo gravitatorio constante cerca de la superficie de la Tierra.

  • Este diferente comportamiento se explica por el hecho de que el metal deja pasar los electrones a través de él: se dice que es conductor .

  • Este flujo de electrones constituye la corriente eléctrica suministrada por la pila de hidrógeno.

  • Este gas enrarecido no es conductor, pero cuando alguna partícula radiactiva o un fotón de rayos γ penetra en el espacio interior del tubo, ioniza el gas; entonces, el campo eléctrico creado entre la pared cilíndrica del tubo (con funciones de cátodo) y la varilla situada en el eje del cilindro (en funciones de ánodo) produce una descarga en cascada por el choque sucesivo de los iones y los electrones acelerados a causa del campo eléctrico creado entre el cátodo y el ánodo.

  • Este material se iluminaba al entrar en contacto con los electrones y reproducía la imagen que se había enviado por medio de ondas de alta frecuencia.

  • Este modelo explica per fectamente por qué los átomos son neutros y por qué, cuando se pierde algún o algunos electrones, el átomo se ioniza.

  • Este movimiento de los electrones originado por las diferencias de carga es lo que denominamos .

  • Este movimiento de los electrones originado por las diferencias de carga es lo que denominamos Por convenio, se considera que el sentido de la corriente eléctrica va de + a –, aunque los electrones van en realidad de – a +.

  • Este par de electrones es un doblete enlazante y el enlace entre los dos átomos de hidrógeno es un enlace sencillo .

  • Esto quiere decir que la manera en que los electrones se mueven o dejan de moverse a lo largo de un circuito electrónico se considera una señal que nos puede estar indicando cómo es la música que se escucha por unos altavoces, que una alarma sonará o que un ascensor debe subir, bajar o detenerse.

  • Estos electrones no están asociados a ningún núcleo en concreto, sino que forman una nube electrónica comunitaria que pertenece por igual a todos los átomos que forman el cristal metálico.

  • Estos electrones pueden ser captados y generar corriente eléctrica.

  • Estos electrones son acelerados y frenados sucesivamente una y otra vez.

  • Evidentemente, cualquier otra radiación con una frecuencia menor a ν no podrá arrancar los electrones de sus átomos y, por lo tanto, tampoco podrá originar ninguna corriente eléctrica.

  • Experimentalmente se aprecia que la intensidad de saturación es proporcional a la intensidad de la radiación: a mayor número de interacciones entre fotones y electrones, mayor número de fotoelectrones emitidos.

  • Girando a su alrededor, se encuentran los electrones.

  • Haciendo girar sobre sí misma una bobina (un cable enrollado) en medio de un campo magnético generado por imanes, se consigue impulsar los electrones de la bobina.

  • Hasta los años cincuenta, casi todas las aplicaciones de la electricidad aprovechaban la energía asociada al movimiento de los electrones para transformarla en otro tipo de energía: energía lumínica en el caso de las bombillas, energía mecánica en el caso de los motores, energía térmica en el caso de las estufas, etc. La electrónica, en cambio, es una rama de la tecnología que se interesa no tanto por la energía que transportan los electrones como por la que su movimiento puede transmitir.

  • Imaginamos toda la materia formada por átomos que, a su vez, están constituidos por partículas más pequeñas: los electrones, los protones y los neutrones .

  • Indica cuántos neutrones existen en el núcleo de cada O es el O isótopo y el número de electrones que hay en la envoltura.

  • Indica cuántos neutrones y protones hay en el núcleo de cada isótopo, así como el número de electrones de su envoltura.

  • Indica el número de protones y de neutrones que hay en el núcleo de cada isótopo y el número de electrones de la envoltura.

  • Indica el número de protones y de neutrones que contiene el núcleo de cada una de estas especies, y el número de electrones que hay en la corteza.

  • Indica el número de protones y neutrones que hay en el núcleo de cada isótopo y el número de electrones de la envoltura.

  • J. J. Thomson sugirió que el átomo es una esfera uniforme de electricidad positiva donde se encuentran inmersos los electrones, muy separados los unos de los otros a causa de las fuerzas de repulsión.

  • La envoltura está constituida por los electrones.

  • La fuerza de atracción entre los iones positivos del metal y los electrones de la nube electrónica constituye el enlace metálico .

  • La, en cambio, es aquella en la que los electrones cambian de sentido constantemente.

  • La (o, o ) es la diferencia de energía potencial de los electrones entre dos puntos de un circuito.

  • La (o o ) es una medida de la diferencia de concentración de electrones que hay entre dos puntos de un circuito eléctrico.

  • La capacidad para formar moléculas se debe al hecho de que los átomos que participan en el enlace tienden a adquirir la configuración electrónica más estable y, para conseguirlo, comparten electrones despareados (teoría de Lewis del enlace covalente).

  • La carga de los protones recibe el nombre de carga positiva y la que tienen los electrones se denomina carga negativa.

  • La carga que tienen los protones recibe el nombre de carga positiva, y la que tienen los electrones se llama carga negativa : • Si un cuerpo gana electrones, queda cargado negativamente.

  • La configuración electrónica de un átomo es la representación del modo en que están distribuidos los electrones en los diferentes orbitales del átomo en estado fundamental.

  • La corriente eléctrica en los líquidos iónicos se diferencia de la de los sólidos metálicos en que hay un doble desplazamiento de iones en lugar de electrones; además, se produce una transformación química.

  • La descarga aplicada provoca que los electrones de gas desprendan fotones que, a su vez, chocan con otros electrones desprendiendo más fotones.

  • La determinación de cómo están unidos los átomos en el compuesto requiere otras técnicas como son la espectroscopia y la difracción de rayos X y de electrones.

  • La electronegatividad es la tendencia que tiene un átomo de un elemento, enlazado con un átomo de otro elemento, a atraer hacia él mismo los electrones de enlace.

  • La electronegatividad es la tendencia que tiene un átomo de un elemento enlazado con un átomo de otro elemento a atraer hacia él los electrones del enlace.

  • La envoltura la forman los electrones .

  • La es aquella en la que los electrones avanzan siempre en el mismo sentido (desde un polo negativo hacia un polo positivo).

  • La fuente de tensión es el dispositivo que impulsa los electrones a través del circuito, proporcionando el voltaje y la intensidad necesarios para su funcionamiento.

  • La fuerza de atracción entre los iones positivos de un metal y los electrones de la nube electrónica constituye el enlace metálico .

  • La imagen se forma a partir de los electrones reflejados que son recogidos por un detector.

  • La intensidad de corriente se define en sentido opuesto al desplazamiento de los electrones, como si la corriente la formasen partículas con carga eléctrica positiva, equivalente a la de los electrones, moviéndose en sentido contrario.

  • La materia está formada por átomos, en el núcleo de los cuales están los protones y los neutrones; girando a su alrededor, están los electrones.

  • La notación de Lewis muestra el número de electrones despareados en cada átomo.

  • La oxidación es un proceso por el cual un átomo o ión pierde uno o más electrones.

  • La periodicidad de las propiedades físicas y químicas de los elementos depende del número de electrones que tienen y de las energías de los orbitales que ocupan.

  • La primera aplicación de estas válvulas, y la más sencilla, fue controlar la circulación de electrones por un circuito eléctrico, es decir, para funcionar como un diodo.

  • La radiactividad natural confirma también que los electrones son constituyentes de los átomos y facilita mucha información sobre la constitución de los núcleos de los átomos.

  • La radiactividad natural La radiactividad natural suministra otra vía importante que confirma la existencia de los electrones dentro de los átomos.

  • La relación entre magnetismo y electricidad hace posible la existencia de máquinas eléctricas que transforman el movimiento de los electrones en el movimiento de objetos macroscópicos (motores) y máquinas que transforman el movimiento de objetos macroscópicos en corriente eléctrica (generadores).

  • La resistencia eléctrica representa la mayor o menor dificultad de desplazamiento de los electrones en un conductor.

  • La segunda dificultad que presenta el modelo atómico de Rutherford es que no proporciona una imagen correcta de cómo están situados los electrones.

  • La tensión entre dos puntos del circuito eléctrico es lo que impulsa los electrones (cuanta más tensión, mayor potencial eléctrico).

  • Las bobinas generan unos campos magnéticos variables, perpendiculares a la velocidad de los electrones, que los desvían de tal modo que barren una pantalla horizontal y verticalmente, con una frecuencia bastante elevada.

  • Las baterías son como pilas que se pueden enchufar a un aparato cargador que invierte el flujo de electrones en su interior y nos permite usarlas varias veces.

  • Las baterías y las pilas se agotan por la resistencia que hallan los electrones cuando se mueven por los cables y los componentes de los circuitos del aparato electrónico.

  • Las bombillas domésticas ilustran este hecho: al circular los electrones por su filamento, este se calienta y emite luz.

  • Las moléculas diatómicas formadas por la unión de dos átomos diferentes son siempre polares, debido a la distribución asimétrica de los electrones de enlace.

  • Las partículas emitidas más normales son los electrones –llamados partículas (beta)– y los núcleos de helio –formados por dos protones y dos neutrones, y denominados partículas (alfa)–. A la vez, se emite energía en forma de radiación: la radiación (gamma).

  • Las propiedades de los protones y los electrones demuestran que ambas partículas poseen la misma cantidad de carga eléctrica, aunque de distinto tipo.

  • Las radiaciones β son electrones que salen del núcleo a velocidades próximas a las de la luz.

  • Las sustancias covalentes son malas conductoras de la electricidad, tanto en estado sólido como fundidas, ya que los electrones no tienen libertad de movimiento.

  • Lewis pensó que los electrones compartidos por los átomos atraen los núcleos entre los que están situados y, por tanto, los mantienen unidos.

  • Llamamos a los fenómenos relacionados con la presencia o movimiento de los electrones.

  • Los átomos poseen el mismo número de protones que de electrones.

  • Los electrones cedidos se mueven entre iones positivos y forman una auténtica nube de electrones.

  • Los electrones producidos en el ánodo, a través del circuito exterior, sustituyen a los consumidos en el cátodo.

  • Los electrones de los subniveles s, p, d y f, ocupan los orbitales s, p, d y f .

  • Los electrones emitidos por absorción de la luz se denominan fotoelectrones .

  • Los electrones tienen una carga igual a la del protón, pero de signo contrario.

  • Los electrones, al girar, perderían energía y se precipitarían en espiral sobre el núcleo.

  • Los elementos de un mismo grupo tienen una distribución similar de electrones, lo que hace que tengan un comportamiento físico y químico parecido.

  • Los fotones, al dejar de interactuar con los electrones, se dispersaron y recorrieron grandes distancias constituyendo la llamada radiación de fondo.

  • Los átomos con este número de electrones en el último nivel energético (el helio tiene dos) son muy estables.

  • Los átomos de cloro, con siete electrones en el último nivel energético, tienden a ganar un electrón para rodearse del octete y quedar con la configuración del argón, el gas noble más próximo.

  • Los átomos de los metales, situados en los nudos de la red cristalina, tienen uno o diversos electrones ligados al núcleo débilmente, de manera que los pueden ceder con facilidad y se pueden transformar en iones positivos.

  • Los átomos de un determinado metal son iguales entre sí y están formados por el mismo núme-ro de protones y electrones; por el contrario, el número de neutrones, la tercera partícula que forma los átomos, puede variar un poco entre unos átomos y otros.

  • Los átomos electronegativos atraen fuer temente a los electrones de enlace y dejan el átomo de hidrógeno cargado positivamente, lo que da lugar a que éste atraiga al átomo electronegativo de una molécula vecina.

  • Los cuerpos que nos rodean son, en general, neutros, porque sus átomos contienen el mismo número de protones que de electrones.

  • Los cuerpos que nos rodean suelen ser neutros, porque sus átomos tienen el mismo número de protones y de electrones.

  • Los diodos son componentes electrónicos que permiten el paso de los electrones en un único sentido.

  • Los electrones de valencia cedidos no están asociados a un núcleo concreto, sino que forman una nube electrónica (o gas electrónico) comunitario en el que se encuentra inmersa una infinidad de iones positivos que son los núcleos de los átomos con los electrones de las capas internas.

  • Los electrones de valencia de los elementos representativos son los ubicados en la capa electrónica más externa; por eso, esta capa se denomina capa de valencia .

  • Los electrones de las tres familias son el electrón, el muón y el tau (estas dos últimas, de mayor masa que el electrón).

  • Los electrones de los subniveles s, p, d y f ocupan los orbitales s, p, d y f. Cada orbital contiene un máximo de dos electrones.

  • Los electrones de valencia de los átomos de los metales se encuentran débilmente atraídos por el núcleo y los ceden con facilidad.

  • Los electrones del borne negativo de la pila se sienten atraídos por el borne positivo, y ahora tienen camino para llegar.

  • Los electrones giran alrededor del núcleo.

  • Los electrones libres son los portadores de carga y los responsables de la conductividad.

  • Los electrones no se acumulan ni se escapan en ninguna parte del circuito.

  • Los electrones se encuentran más próximos al átomo más electronegativo, que queda con una pequeña carga negativa, mientras que el otro átomo queda con una pequeña carga positiva.

  • Los electrones se representan con la letra e y también con e–. Todos los protones son iguales, aunque pertenezcan a diferentes átomos, y ocurre lo mismo con los electrones y los neutrones.

  • Los electrones se representan por la letra e y también por e .

  • Los electrones tenderán, pues, a moverse desde las zonas donde hay más concentración de electrones hacia aquellas donde hay menos.

  • Los electrones tienden a ir desde donde hay menos potencial eléctrico hasta donde hay más, y cuanto mayor sea esta diferencia de potencial, mayor será la fuerza que los impulsará a moverse.

  • Los electrones tienden a ir desde donde hay menos potencial eléctrico hasta donde hay más, y cuanto mayor sea esta diferencia, mayor será la fuerza que los impulsará a moverse.

  • Los electrones y los protones tienen cargas eléctricas de signo opuesto: a la de los protones la llamamos positiva y a la de los electrones, negativa.

  • Los electrones, mucho más ligeros, se mueven alrededor del núcleo a gran velocidad.

  • Los elementos que forman el circuito se clasifican según su función: • Los elementos que impulsan los electrones se llaman (porque generan energía eléctrica); por ejemplo, una pila.

  • Los espectros de los átomos polielectrónicos presentan una multiplicidad de rayas que indican una gran complejidad en los niveles de energía de sus electrones.

  • Los fotones perdieron energía y, como consecuencia, los electrones fueron retenidos por los núcleos atómicos, constituyéndose los primeros átomos de hidrógeno y de helio.

  • Los fundamentos establecidos por la física clásica podían explicar bien el comportamiento descrito anteriormente, ya que los electrones podían captar fracciones de la energía aportada por la radiación y adquirir diferentes velocidades.

  • Los micrófonos se basan en el electromagnetismo para transformar el movimiento de las moléculas del aire en movimiento de electrones.

  • Los protones y los electrones tienen una unidad elemental de carga eléctrica (e).

  • Los son los caminos que montamos para hacer pasar los electrones y aprovechar la energía de su movimiento para convertirla en luz, calor o movimiento, para transportar y procesar información, o para cualquier otra aplicación.

  • Los valores mínimos corresponden a los metales alcalinos, porque el electrón de su último nivel está más alejado del núcleo y, además, los electrones más internos actúan como pantalla, dificultando la atracción nuclear.

  • Metales y aleaciones Los metales Los metales son elementos químicos que se caracterizan por ser poco electronegativos y tener pocos electrones en las capas más externas.

  • Obser va que las diferencias de energía en los valores altos del número cuántico principal son muy pequeñas y que los electrones que ocupan ciertos subniveles de un nivel cuántico inferior pueden tener más energía que otros electrones que ocupen subniveles de un nivel cuántico superior.

  • Para lograrlo, se intentó introducir dentro del núcleo estable protones, electrones o partículas alfa, con el fin de provocar en el núcleo una transmutación.

  • Para conseguir la conductividad necesaria se dopó el poliacelitelo, de forma que tuviera electrones con movimiento libre que no estuvieran enlazados a ninguno de los átomos del polímero.

  • Para conseguirlo, dos átomos de cloro compar ten un par de electrones mediante un enlace sencillo o un doblete enlazante .

  • Para hacer posible el paso continuado de los electrones, es necesario que el circuito les permita hacer un recorrido cerrado.

  • Para la mayoría de aplicaciones prácticas es necesario que los electrones se estén moviendo de forma continuada a través de un circuito.

  • Para que la placa atraiga los electrones y, por tanto, circule corriente por el interior de la válvula, ha de tener una polaridad positiva, y no negativa.

  • Parece natural escoger e como unidad, porque la carga de un cuerpo estaría siempre expresada por un entero: el número de electrones ganados o perdidos al electrizarse.

  • Pero en su movimiento colisionan con otros electrones y con los iones positivos de la red cristalina, y son intensamente frenados, por lo que la energía cinética adquirida se disipa con rapidez.

  • Pero esta idea, aunque resulta atractiva, es incompatible con las leyes de la Física clásica, según las cuales los electrones, al girar alrededor del núcleo, perderían energía y se precipitarían en espiral sobre éste.

  • Pero no resulta válida para explicar los átomos polielectrónicos, es decir, átomos que poseen diversos electrones en la envoltura.

  • Pero puede suceder que un átomo pierda o gane electrones y se convierta en un átomo del mismo elemento cargado eléctricamente, que se denomina ión.

  • Pero puede pasar que un átomo pierda o gane electrones de su envoltorio y se convierta en un átomo del mismo elemento cargado eléctricamente, llamado ión.

  • Pero si y v y B forman entre sí un ángulo cualquiera, los electrones describen una trayectoria helicoidal.

  • Pero si el cuerpo que le acercamos está cargado positivamente, atrae a los electrones de las láminas y la varilla, y éstos se desplazan hacia la bola.

  • Pero, a efectos prácticos, sólo se consideran los electrones del último nivel energético del átomo, sin tener en cuenta, en una primera aproximación elemental, ni los núcleos ni los electrones de las capas internas del átomo.

  • Placa de metal (-) Luz Placa de metal (+) Fotoelectrones El efecto fotoeléctrico consiste en la emisión de electrones por un material cuando sobre su superficie inciden fotones.

  • Plásticos conductores Plásticos con electrones libres portadores de carga.

  • Por convenio se considera que la corriente eléctrica va de + a –, aunque los electrones van en realidad de – a +.

  • Por el cátodo se emiten electrones hacia el ánodo, en este sentido y no en el opuesto.

  • Por consiguiente, las láminas quedan con defecto de electrones, es decir, con carga positiva y se repelen.

  • Por ejemplo, cuando el flúor y el oxígeno se unen con átomos de otros elementos, tienen tendencia a atraer hacia ellos los electrones de enlace: decimos que son muy electronegativos .

  • Por ejemplo, en la actualidad las órbitas de los electrones ya no se consideran rígidas y perfectamente definidas.

  • Por ejemplo, los átomos A y B, con un electrón despareado cada uno de ellos, comparten los dos electrones mediante un doblete que asegura la unión entre los dos átomos.

  • Por ejemplo, si unimos los dos bornes de una pila con un cable, los electrones irán siempre del – hacia el +.

  • Por el contrario, una varilla de vidrio, al frotarla con un paño de seda natural, adquiere carga positiva, porque la seda arranca electrones al vidrio.

  • Por ello, en el modelo atómico de Rutherford los electrones deberían emitir radiación y, consecuentemente, perder energía.

  • Por eso, el resto de átomos tiende a combinarse para completar el octete, esto es, a tener en el último nivel energético cuatro pares de electrones.

  • Por lo tanto, la aceleración vertical de los electrones será: a = Q E m ; El electrón tarda en cruzar las placas: Δ t = .

  • Por tanto, si unimos los dos bornes de una pila con un cable, los electrones irán siempre del – hacia el +.

  • Por todo esto, uno o varios electrones de los más externos de cada átomo del metal pueden ser cedidos fácilmente.

  • Posteriormente, el estudio de los espectros atómicos de sustancias elementales en fase gaseosa permitió establecer cómo estaban distribuidos los electrones en el átomo, es decir, su estructura electrónica .

  • Puede llegar un momento en que la estrella se contraiga tanto que la estructura de los átomos que la componen se desintegre y que las partículas subatómicas (electrones, protones y neutrones) se desaten y queden comprimidas entre sí.

  • Puesto que los electrones tienen una masa despreciable en comparación con la del protón o la del neutrón, casi la totalidad de la masa del átomo reside en el núcleo, que tiene una gran densidad.

  • Recordemos que en los metales hay electrones libres –uno o más por cada átomo de metal– moviéndose desordenadamente, sin ninguna dirección de movimiento privilegiada.

  • Sabemos, además, que las partículas que constituyen los átomos interaccionan entre sí: un protón y un electrón se atraen; en cambio, dos protones o dos electrones se repelen.

  • Se dice que comparten electrones porque cada átomo cede parcialmente uno o varios electrones y acepta parcialmente otro u otros.

  • Se enviaban los electrones contra la pantalla, recubierta de fósforo.

  • Se han descubierto materiales que conducen la corriente eléctrica sin ofrecer resistencia a los electrones, de modo que no hay ninguna pérdida de energía.

  • Se representan con la letra n. • Los electrones tienen carga eléctrica negativa (–), igual que la de los protones, pero de signo contrario.

  • Se representan por la letra n. electrones tienen carga eléctrica negativa (–), igual que la de los protones, pero de signo contrario.

  • Se sabe, además, que estas partículas interaccionan entre sí: un protón y un electrón se atraen; en cambio, dos protones o dos electrones se repelen entre sí.

  • Se supone que los electrones se crean en el momento de su emisión al transformarse un neutrón en un protón y en un electrón.

  • Se trata de un gas cuyos átomos han perdido la estructura habitual, de manera que está integrado por electrones e iones positivos que se mueven libremente e interaccionan con los campos electromagnéticos de la atmósfera.

  • Según Gamow, el huevo cósmico estaba constituido por neutrones, que al descomponerse generaron protones y electrones, los cuales se aglutinaron y formaron átomos de hidrógeno y de helio, a partir los cuales se crearon los demás elementos.

  • Según Lewis: El enlace covalente consiste en el hecho de que dos átomos comparten uno o más pares de electrones.

  • Si conocemos la energía comunicada a los electrones por la diferencia de potencial entre el cátodo y el ánodo, podemos calcular la desviación que tendrán al cruzar la anchura de las placas cargadas y, finalmente, veremos la desviación posterior hasta que impacten sobre la pantalla fosforescente.

  • Si el átomo que gana electrones es el oxígeno, el anión correspondiente, O, se denomina óxido .

  • Si la tuviese negativa, los electrones emitidos por el cátodo serían repulsados por el ánodo, y por el interior de la válvula no circularía corriente.

  • Si los dos átomos comparten un par de electrones, la unión está formada por un enlace sencillo ; si comparten dos pares, por un doble enlace ; si comparten tres, por un triple enlace .

  • Si los dos átomos unidos son diferentes, los electrones enlazantes están desigualmente compartidos por los dos átomos.

  • Si se frota una varilla de vidrio con un trapo de seda, se arrancan electrones de la varilla, que pasan al trapo.

  • Si un átomo gana uno o más electrones, se convierte en un ión con carga eléctrica negativa, llamado anión .

  • Si un átomo gana uno o más electrones, se convierte en un ión con carga eléctrica negativa que llamamos anión.

  • Si un átomo gana uno, dos o más electrones, el ión que se origina tiene una, dos o más cargas negativas.

  • Si un átomo pierde uno o más electrones, se convierte en un ión con carga eléctrica positiva, llamado catión .

  • Si un átomo pierde uno o más electrones, se transforma en un ión con carga eléctrica positiva denominado catión.

  • Si un cuerpo neutro gana electrones, queda cargado negativamente; si los pierde, queda cargado positivamente.

  • Si uno de los átomos unidos es muy electronegativo y atrae totalmente los electrones de enlace, y el otro es muy electropositivo y los cede por completo, se origina otro tipo de enlace, llamado enlace iónico .

  • Si, mediante un campo v magnético uniforme, se desvían los electrones, se observa que, cuando B son perpendiculares entre sí, describen un movimiento circular.

  • Sin embargo, en algunos casos, el par de electrones compar tidos es aportado sólo por uno de los dos átomos, de modo que cada átomo queda con una configuración electrónica estable.

  • Sin embargo, los electrones giran alrededor del núcleo y los átomos son estables.

  • Sin embargo, si tenemos dos cuerpos con diferente carga eléctrica y no ofrecemos ningún camino para el paso de los electrones, los cuerpos se sentirán atraídos entre sí y darán lugar a lo que se conoce como .

  • Sólo hablamos de perder o ganar electrones, no protones, puesto que las cargas negativas son las que se pueden desprender fácilmente del átomo.

  • Sommerfeld, Zeeman, Pauli y todos los investigadores que contribuyeron a este trabajo conservaron las ideas fundamentales de Böhr: • Los electrones de los átomos tienen diversos niveles de energía.

  • Son electrones resultantes de la transforma ción de un neutrón en un protón que queda en el núcleo y un electrón expulsado.

  • Son elementos en los que se van añadiendo electrones a los orbitales d. Los elementos que los forman son metálicos, con propiedades que varían gradualmente de izquierda a derecha.

  • Son los superconductores y permiten a los electrones circular durante un tiempo infinito sin pararse.

  • Sus electrones más exteriores se encuentran débilmente atraídos por el núcleo, debido a la distancia y a la repulsión de los electrones más internos del átomo.

  • Tienen ocho electrones en el último nivel, excepto el helio, que tiene dos.

  • Todos los electrones son iguales entre sí, aunque pertenezcan a átomos diferentes; lo mismo sucede con los protones y los neutrones.

  • Todos los electrones son iguales entre sí, aunque pertenezcan a diferentes átomos.

  • Todos los materiales, por poseer protones y electrones, tienen propiedades eléctricas que pueden influir en las fuerzas de interacción entre cargas.

  • Un átomo es eléctricamente neutro, es decir, no tiene exceso de cargas positivas ni negativas; por lo tanto, el número de protones del núcleo es igual al número de electrones de la corteza.

  • Un átomo de hierro puede perder dos o tres electrones.

  • Un átomo es eléctricamente neutro, es decir, el número de protones del núcleo es igual al número de electrones de la corteza.

  • Un átomo es eléctricamente neutro, por lo que el número de protones del núcleo es igual al de electrones de la envoltura electrónica.

  • Un enlace covalente se denomina homopolar o no polar cuando los electrones de los enlaces están igualmente compartidos por los dos átomos unidos.

  • Un enlace covalente se denomina polar cuando los electrones de enlace están desigualmente compartidos por los dos átomos unidos.

  • Un haz de electrones que penetra perpendicularmente por el lado izquierdo de esta hoja de papel barre su superficie.

  • Un ión de un elemento es un átomo de este elemento cargado eléctricamente porque ha perdido o ha ganado uno o más electrones.

  • Un millón de años después de la gran explosión, las condiciones de presión y temperatura fueron favorables para que los electrones quedaran ligados a los núcleos de hidrógeno y helio, de manera que se formaron átomos neutros.

  • Un tipo de leptones son los electrones.

  • Una reducción es una transformación química en la que una especie química (átomo, molécula o ión) gana electrones.

  • Una vez formado el enlace, los dos electrones son atraídos por los dos núcleos y su procedencia resulta indistinguible.

  • Ya se ha indicado que, en la formación de un enlace covalente, cada átomo apor ta uno de los dos electrones de un doblete enlazante.