Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

23 oraciones y frases con ecuaciones

Las oraciones con ecuaciones que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar ecuaciones en una frase. Se trata de ejemplos con ecuaciones gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar ecuaciones en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A partir de la propuesta anterior podemos aplicar la ley de los nudos (la suma de las intensidades que llegan a un nudo es igual a la suma de las intensidades que salen de él) y la ley de Ohm a todas las ramas del circuito que sea necesario, de manera que se obtengan tantas ecuaciones independientes como incógnitas.

  • A principios del siglo XX, Karl Ernst Van Hoff, mediante ecuaciones quími cas y criterios de equilibrio químico, explicó la precipitación de los diversos minerales justificando teóricamente la secuencia de minerales salinos que se encuentran en los depósitos de rocas evaporíticas.

  • Anota tus observaciones y escribe las ecuaciones químicas correspondientes.

  • Así pues, para efectuar cualquier cálculo sobre el movimiento de caída libre de un cuerpo aplicaremos las ecuaciones del movimiento uniformemente variado, dando a la aceleración el valor g .

  • Así se deducía de las ecuaciones de Einstein.

  • Así, podemos partir de dos ondas cuyas ecuaciones son las siguientes.

  • Con los ejemplos que se desarrollan a continuación, aprenderás a igualar ecuaciones químicas sencillas.

  • Dado que las fuerzas P se anulan mutuamente, no y N aparecen en las ecuaciones.

  • El número de oxidación de un elemento es un concepto que sintetiza los de valencia y electronegatividad y que resulta muy útil, entre otros aspectos, para formular los compuestos químicos e igualar ecuaciones químicas de oxidación-reducción.

  • Encontraremos las relaciones entre las velocidades observadas en el sistema de referencia fijo y en el móvil aplicando derivadas respecto al tiempo a las tres primeras ecuaciones anteriores.

  • Es importante tener en cuenta que muchas de las ecuaciones empleadas en Física no se pueden aplicar siempre; sólo son válidas en determinados casos, que constituyen su campo de aplicación .

  • Escribe las ecuaciones de ambos movimientos y calcula en qué instante el segundo móvil alcanza al primero.

  • Escribe las ecuaciones químicas que algunas reacciones químicas, nos puede parecer que no se cumple esta ley.

  • La circunferencia, la parábola y la elipse son curvas que pueden expresarse matemáticamente mediante ecuaciones de segundo grado.

  • La relación entre estas coordenadas será: Además, en los dos sistemas habrá transcurrido el mismo tiempo, luego: x’ = x – u t, o x = x’ + u t’ y’ = y z’ = z t’ = t Las cuatro anteriores ecuaciones reciben el nombre de transformación de Galileo .

  • La relación entre las magnitudes escalares y las vectoriales se obtiene por medio del operador gradiente, que, aplicado a una función escalar, obtiene un vector: F = – E = – dU r d r dV r d r dU r dr dV r dr = – = – u = – grad U ; u = – grad V Maxwell resumió todos los efectos de los campos eléctricos y los campos magnéticos en sus cuatro ecuaciones, que constituyen la denominada síntesis electromagnética .

  • La teoría especial de la relatividad introduce una modificación de la masa, para que las ecuaciones de la dinámica del movimiento concuerden con esta teoría.

  • Las ecuaciones de Maxwell unificaban, por un lado, los fenómenos eléctricos y magnéticos y por otro, los fenómenos ópticos, al asociar la luz a una onda electromagnética.

  • Podríamos resolver el problema calculando la aceleración del móvil mediante las ecuaciones del movimiento uniformemente variado y luego podríamos multiplicar esa aceleración por la masa para hallar la fuerza aplicada.

  • Por consiguiente, no existe un valor de t que cumpla ambas ecuaciones; podemos afirmar que los móviles no chocarán.

  • Por ejemplo los modelos depreda dor-presa, basados en las ecuaciones de Volterra y Lotka.

  • Recuerda que las rectas pueden expresarse matemáticamente mediante ecuaciones de primer grado.

  • Veamos con un ejemplo práctico cómo se aplican al tiro parabólico las ecuaciones vectoriales del movimiento con aceleración constante.