Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

12 oraciones y frases con dirigió

Las oraciones con dirigió que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar dirigió en una frase. Se trata de ejemplos con dirigió gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar dirigió en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Aristóteles también dirigió su re fl exión hacia la metafísica o fi losofía primera, que tiene como fi n el estudio de las realidades permanentes y no materiales, que solo se pueden captar mediante el intelecto.

  • Cuando creció, un hombre ebrio se dirigió a Edipo llamándolo «hijo adoptado».

  • Cuando se enteró de la catástrofe, Plinio, que se encontraba en una población del golfo de Nápoles desde la cual se veía la nube de humo que expulsaba el volcán, se dirigió por mar hacia hacia Pompeya con la intención de describir la erupción del Vesubio y de socorrer con sus barcas a la población de intentaba huir.

  • Desde muy joven dirigió las fábricas de armas y explosivos que su padre había fundado en las ciudades de Estocolmo y San Petersburgo.

  • Dirigió la construcción del Partenón, que además decoró, así como el friso de las Panateneas y las figuras de los frontones.

  • Dirigió un ejército por la península Ibérica, que atravesó los Pirineos y los Alpes hasta llegar al norte de Italia para combatir a los romanos.

  • En Asia central, Alejandro se dirigió al río Jaxartes y fundó cerca de él una nueva Alejandría (Alejandría Escate).

  • Inició su fi losofía re fl exionando sobre Dios y, desde él, dirigió su atención al universo, donde se inserta el ser humano.

  • La necesidad de coordinación entre las diferentes juntas provinciales propició la creación de una Junta Suprema Central, que dirigió la guerra contra los franceses y asumió el gobierno del país en las zonas no ocupadas.

  • Para escapar de Corinto, Edipo se dirigió a Beocia.

  • Pero tras la pérdida de la mayoría de estas a comienzos del siglo xix, se dirigió de nuevo la atención hacia la riqueza en tabaco y azúcar de Filipinas, cuya explotación se intentó fomentar, sobre todo a partir de la Restauración.

  • Tras este intento fallido, se dirigió a Castilla, donde buscó el apoyo de personas in fl uyentes para que persuadieran a los Reyes Católicos de la conveniencia de respaldar su proyecto, pero de nuevo sus teorías fueron rechazadas por los expertos y los reyes se desentendieron.