Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

9 oraciones y frases con devoción

Las oraciones con devoción que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar devoción en una frase. Se trata de ejemplos con devoción gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar devoción en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • El protagonismo de la Iglesia, unido al fervor cristiano que impregnó a toda la sociedad española en esta época de crisis, se reflejó en un predominio absoluto de los temas religiosos en pintura y escultura, tratados con acentuado realismo para fomentar la devoción popular.

  • Isis gozaba de una devoción especial entre los navegantes, lo que no era de extrañar, ya que también Isis había realizado un viaje penoso y peligroso.

  • Los medios sobrenaturales principales son la oración, el sacrificio, la recepción de los sacramentos —especialmente, la Eucaristía y la Confesión— y la devoción a la Santísima Virgen María.

  • Pero al igual que en su escultura, el propósito es plenamente barroco: despertar la devoción a través de la complacencia, mediante una escena amable y llena de ternura.

  • Pero nosotros, que nos hemos separado del pueblo, que por Cristo hemos abandonado todo lo precioso y agradable del mundo... ¿con estas cosas, pregunto, pretendemos excitar a la devoción?

  • Por último, el sevillano Bartolomé Esteban Murillo fue el pintor de la delicadeza y la gracia femenina e infantil, al servicio de una devoción sentimental que se complacía en la contemplación de fi guras amables y dulces.

  • Sabemos, pues, que aquellos, debiéndose a los sabios y a los ignorantes, excitan a la devoción del pueblo carnal con adornos materiales, porque no pueden con los del espíritu.

  • San Bernardo justificaba que en las catedrales e iglesias parroquiales se utilizara una decoración vistosa para captar la devoción popular, pero en los monasterios los excesos ornamentales del Románico estaban en contradicción con la sobriedad que debía imperar en la vida de los monjes.

  • Se exigió un acentuado realismo en las imágenes para fomentar la devoción popular.