Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

34 oraciones y frases con denominó

Las oraciones con denominó que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar denominó en una frase. Se trata de ejemplos con denominó gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar denominó en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A la nueva línea de actuación seguida desde el poder se denominó revisionismo, ya que los gobiernos, tanto liberales como conservadores, se propusieron realizar una «revisión» del sistema político, modi fi cando lo imprescindible para recti fi car sus mayores defectos y adaptarlo a algunas de las demandas de la sociedad española.

  • Al igual que hicieron Hobbes, Locke y Rousseau, Kant abogó por la teoría del pacto social, al que denominó contrato originario, fruto de la voluntad general.

  • Aristóteles estimó que el movimiento es algo real, y no simple apariencia, pero, al mismo tiempo, no todo es devenir, pues existen unos principios inmutables, a los que denominó acto y potencia, que intervienen en el cambio: Por acto entendió la perfección que adquiere el sujeto que cambia; así, es el término y fi n del movimiento.

  • De ella dependen lo que denominó «principios segundos».

  • Denominó a este contexto juego del lenguaje.

  • Denominó electrones a estas partículas.

  • Denominó forma (morfé) a aquello que cambia, tiene carácter de acto y determina —da forma— a la materia.

  • El idealismo Immanuel Kant propuso una vía intermedia entre el empirismo y el racionalismo, que denominó idealismo trascendental.

  • Esta solución al problema de los universales se denominó nominalismo, ya que viene a decir que los conceptos universales son solo términos o nombres que representan a un conjunto de individuos y no se corresponden con ninguna realidad fuera de nuestra mente.

  • Esta circunstancia permitió que algunos mozárabes –cristianos residentes en territorio musulmán– acudiesen a instalarse en estas nuevas tierras, por lo que al nuevo estilo se le denominó en un principio mozárabe .

  • Este lugar se denominó Museo en honor a las nueve musas, divinidades griegas protectoras de las ciencias y las artes.

  • Fleming aisló la sustancia causante de la destrucción de los microbios y la denominó penicilina.

  • Frente al idealismo, Russell considera que el mundo posee una estructura lógico-matemática y que está compuesto por elementos, es decir, por realidades empíricas simples —es decir, que no se pueden descomponer— que denominó hechos atómicos.

  • Husserl comenzó estudiando la conciencia y sus contenidos, a los que denominó vivencias.

  • Kant las denominó intuiciones puras, ya que son a priori y no se mezclan con la experiencia; las diferenció de las intuiciones a posteriori o intuiciones empíricas.

  • La denominó «La puerta del infierno», inspirándose en La Divina Comedia de Dante, y se integraban en ella casi doscientas figuras de diferentes tamaños.

  • La denominó razón poética, porque la poesía no busca medir ni someter a la realidad, sino acogerla como donación.

  • La solución de Descartes consistió en relacionar el alma con un órgano al que denominó glándula pineal y que situó en el cerebro.

  • Los denominó criaturas.

  • Los primeros son los seres vivos, que están dotados de un movimiento propio proveniente de un principio intrínseco, que denominó alma.

  • Marx denominó ideología, en un sentido amplio, al conjunto de representaciones que mani fi estan la vida de los hombres y que son resultado de la dinámica social.

  • Obtuvo polímeros de aminoácidos similares a las proteínas que denominó proteinoides termales, que formaban pequeñas gotitas, a las que llamó microesferas.

  • Para compensar el efecto de la gravedad, Einstein introdujo en su modelo una fuerza igual, pero de sentido contrario, a la que denominó constante cosmológica.

  • Para este pensador, todos poseemos una cualidad del alma, común a toda la humanidad, a la que denominó simpatía, que nos impulsa a compartir y comprender las inclinaciones y sentimientos de los otros, aun cuando sean contrarios a los nuestros.

  • Pero existe, para Marx, otra forma de enajenación que implica la negación del propio hombre y que denominó, siguiendo a Feuerbach, alienación.

  • Pero su gran aportación al Surrealismo está en lo que él mismo denominó como «método de análisis paranoico-crítico», que consistía en una interpretación delirante del mundo exterior, del que se seleccionan aspectos aislados y descontextualizados, para volverlos a reordenar con un nuevo sentido.

  • Por eso, también se los denominó sabios físicos o fisiólogos Teeteto, de Platón.

  • Se trata de un campo que Gadamer denominó extrametódico.

  • Según el pensador alemán, se produce mediante una intuición que él denominó eidética.

  • Siguiendo a Ortega, se propuso desarrollar un nuevo programa de la razón vital a partir del estudio del hombre y la vida humana; por ello, denominó a su análisis antropología metafísica.

  • Sócrates denominó mayéutica a este proceso dialéctico que tiene como fi n descubrir la verdad.

  • Son sustancias los seres individuales, a los que denominó sustancia primera; también aplicó este término a los conceptos universales que se forman en la mente por abstracción, a los que llamó sustancias segundas.

  • Una de las principales mejoras que aportó la máquina de vapor de Watt fue el enfriamiento del vapor de agua en un espacio diferente del cilindro, que denominó condensador .

  • Una vez abstraído el concepto, entra en escena otro principio de la inteligencia, que Aristóteles denominó intelecto paciente.