Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

24 oraciones y frases con dejando

Las oraciones con dejando que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar dejando en una frase. Se trata de ejemplos con dejando gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar dejando en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Calentó el cuello del matraz hasta curvarlo en forma de cuello de cisne, dejando su extremo abierto.

  • Colócalo en el segmento del medio, dejando las piezas del collar a cada lado, haciendo una anilla aplastada más larga que el diámetro de las anillas.

  • Comparando las dos imágenes se puede comprobar la evolución de la escultura románica entre el siglo y finales del siglo : el antinaturalismo, la simplificación y el tratamiento esquemático de las figuras va dejando paso a una mayor corrección formal, con figuras proporcionadas y expresivas, y un tratamiento más detallado del conjunto.

  • Dejando a un lado el precio, que puede lógicamente limitar la decisión, factores como el consumo, la potencia, la fiabilidad del motor y la seguridad deberían ser determinantes en nuestra elección.

  • Desde un punto de vista técnico, el estilo de Velázquez alcanzó con esta obra su plena madurez, dejando atrás definitivamente los rasgos de su etapa sevillana: Sustituye por completo el claroscuro tenebrista para dar paso a una luz más matizada.

  • Días después del parto, el resto del cordón umbilical que todavía tiene el niño se seca y cae, dejando una cicatriz llamada ombligo.

  • El conocimiento racional Dejando de lado la fe sobrenatural, pasemos a examinar su teoría sobre el conocimiento racional.

  • El espacio es unitario y envolvente, y con frecuencia las figuras se sitúan hacia el fondo, dejando un vacío en el primer plano. .

  • En ella se emplea el procedimiento inverso del anterior, pintando de negro el fondo de las escenas y dejando las siluetas de las figuras del color rojo del vaso.

  • Esta división fue definitiva a finales del siglo, cuando el emperador Teodosio dividió el Imperio entre sus dos hijos, dejando Occidente a Honorio y Oriente a Arcadio.

  • Hoy en día todavía es necesario el compromiso de toda la sociedad para alcanzar la igualdad entre varones y mujeres: este compromiso tendría que destacar los valores de la feminidad e implicar a los hombres en una nueva sensibilidad, dejando a un lado los estereotipos machistas.

  • La inauguración del ferrocarril de Aranjuez es el primer paso que da la capital de la monarquía hacia el mar; es el anuncio seguro de que tarde o temprano los ricos productos de Castilla, de La Mancha y de algunas provincias meridionales, estancados hoy, y ahogando en su improductiva abundancia a su mismo productor, impidiendo la creación de capitales, y dejando yermos campos feraces que podrían alimentar a la mitad de Europa, lograran vaciarse en los grandes mercados del mundo, y cambiarse por los productos que necesitamos y de que carecemos.

  • La repetición de este proceso va dejando el organismo exhausto.

  • Las ocarinas de cuatro agujeros nos permiten tocar una escala musical tapando o dejando libres algunos de sus agujeros.

  • Mientras que la vía antigua siguió sosteniendo la armonía entre la fe y la razón y, por tanto, la mutua ayuda entre fi losofía y teología, los modernos, por in fl ujo del averroísmo, separaron la fi losofía de la teología, dejando a esta sin base racional.

  • Pero donde se aprecia una notable mejora del estilo de Velázquez es en la agrupación de los personajes, que en esta obra se relacionan entre sí con naturalidad y soltura, dejando atrás definitivamente la incomunicación y las actitudes forzadas de algunas de las pinturas más significativas de su etapa inicial, como «El aguador de Sevilla» o «La Vieja friendo huevos».

  • Pero su interior es sin duda lo más interesante: una rampa helicoidal recorre todo el perímetro del edificio, de arriba abajo, dejando un amplio espacio central iluminado por una gran claraboya.

  • Por todo ello, mantuvo la primacía del método racional, pero dejando como centro de la reflexión filosófica el problema de la vida.

  • Seca el agua, dejando el portaobjetos al aire durante un buen rato o pasándolo por la llama del mechero unos segundos.

  • Si conectamos un voltaje positivo al ánodo y un negativo al cátodo, se dice que el diodo está en polarización directa y se comporta como un buen conductor, dejando que la corriente eléctrica pase a través suyo (del ánodo hacia el cátodo).

  • Sin la fe, dejando a la razón a su único esfuerzo, muy pocos hombres conocerían a Dios, ya que: En algunos casos (enfermos, personas sin escolarizar…), no se dan las condiciones necesarias para realizar una tarea hondamente intelectual, como conocer a Dios.

  • Un buen resumen es aquel que extrae objetivamente la información más importante o fundamental del texto, dejando a un lado lo accesorio y cualquier juicio de valor del comentarista.

  • Uso de una enzima de restricción que corta el gen y el plásmido, dejando unos bordes de adherencia o «pegajosos».

  • Vivimos en un mundo en el que las fronteras están dejando de existir.