Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

17 oraciones y frases con dejamos

Las oraciones con dejamos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar dejamos en una frase. Se trata de ejemplos con dejamos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar dejamos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Así, por ejemplo, si pesamos un trozo de hierro, lo dejamos un tiempo a la intemperie y, cuando está bien oxidado, volvemos a pesarlo, se puede comprobar que su masa ha aumentado.

  • Dejamos intencionadamente aparte los efectos que la cultura visual de masas tiene sobre otros ámbitos, como los comportamientos individuales y colectivos, la economía o la política, aspectos cuyo estudio corresponde a otras disciplinas.

  • Dejamos para el próximo su ampliación, así como el estudio de más propiedades periódicas.

  • El pulsador más habitual se denomina (o ) y es parecido a un interruptor con un muelle dentro, de manera que cierra el circuito cuando pulsamos el botón, pero lo vuelve a abrir automáticamente cuando dejamos de pulsarlo.

  • En otras ocasiones, nos dejamos arrastrar por razonamientos sofísticos o prejuicios que aceptamos sin sentido crítico ante la presión externa (falacias que buscan convencer, pero que no pretenden alcanzar la verdad).

  • Eso es lo que ocurre cuando dejamos caer un cuerpo ligero y de superficie grande, como una hoja de papel.

  • La composición porcentual de los residuos producidos por una comuni dad refleja su estilo de vida, sus hábitos, sus actividades, la distribución socioeconómica de la población, etc. Es diferente la basura rural que la urbana, los residuos de la época navideña que los que dejamos en verano, los de una zona residencial o los de un mercado, etc. Dentro de las basuras hay distintos componentes; algunos son inertes, como el vidrio o los electrodomésticos desechables, otros son com-bustibles, como el papel, los plásticos o la madera y, finalmente, están los fermentables u orgánicos, como el pescado, la carne, el pan, etc. f. Hacia dónde vamos en la producción de residuos A lo largo de la historia, la humanidad ha multiplicado su capacidad de producir residuos.

  • Para serrar chapa fina, previamente ponemos dos maderas y dejamos la lámina de metal en medio.

  • Por eso en nuestras páginas dejamos que el cielo y la naturaleza hablen y eleven su voz; y nadie nos reproche que, haciendo esto, nos consagramos a una labor vana e inútil» (Johannes Kepler, dedicatoria de la primera edición del Mysterium Cosmographicum).

  • Por lo tanto, si dejamos caer el cuerpo, perderá toda su energía potencial E .

  • Realizamos el mismo proceso en el otro extremo, pero dejamos un punto de unión sin cortar.

  • Si colocamos este líquido en una cápsula y dejamos evaporar el agua, quedan unos cristales de color verdoso, que constituyen un compuesto químico llamado sulfato de hierro (II), de fórmula FeSO .

  • Si dejamos una botella de agua o de refresco en el congelador durante bastante rato, al cabo de un tiempo se congelará, aumentará su volumen y, en el peor de los casos, reventará.

  • Si los dejamos al sol durante unas horas, observamos que la temperatura del agua del segundo frasco es más alta.

  • También existe el, que hace que el circuito se mantenga abierto mientras nosotros mantenemos el botón pulsado y que se cierre automáticamente cuando dejamos de pulsarlo.

  • También podemos obtener cristales si dejamos evaporar el disolvente en una solución, ya que la solución se irá concentrando hasta llegar a ser una solución saturada.

  • Y perdemos ese don cuando ponemos a Dios en segundo lugar —si no rezamos, si no asistimos a Misa— y cuando somos egoístas, hablamos mal de alguien, nos dejamos llevar por la envidia o la lujuria, etcétera.