Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con dato

Las oraciones con dato que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar dato en una frase. Se trata de ejemplos con dato gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar dato en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «El dato radical, decíamos, es una coexistencia de mí con las cosas.

  • Ahora bien, la teología es una reflexión de la razón a la luz de la fe, reflexión que parte del dato revelado.

  • Cada diapositiva debe incluir un dato y una imagen que lo ilustre.

  • Con este dato, averi gua qué cantidad de agua con tiene tu cuerpo.

  • Dato: El índice de refracción del cristal es mayor que el del aire.

  • Este dato confirma el modelo del universo plano que, debido a la energía oscura de repulsión, seguirá en expansión indefinidamente.

  • Este dato parece excluir la posibilidad de que el anciano sea un sirviente.

  • Este dato puede aparecer en el mapa mismo o lo podemos deducir a partir de los conocimientos que tenemos sobre el tema.

  • Esto hace que ningún dato o problema de la realidad deje de interesar al fi lósofo.

  • Explica algún dato de actualidad sobre alguno de los tres conflictos que se exponen en el texto.

  • Surge entonces el vivir como dato radical: mi vida, la vida humana, se presenta desde el primer momento como una interdependencia entre el yo y el mundo.

  • Teología: reflexión de la razón a la luz de la fe; reflexión que parte del dato revelado.

  • Un dato que apoya esta hipótesis es que los elementos que componen las biomoléculas (carbono, nitrógeno, oxígeno, azufre y fósforo) se encuentran entre los más abundantes en el universo, después del hidrógeno, el helio y el neón.

  • Una vez practicadas las reducciones, Husserl se percata de que el único dato que se mantiene de forma indubitable es el propio acto de conciencia, que constituye el sustrato último e irreductible.