Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con crucería

Las oraciones con crucería que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar crucería en una frase. Se trata de ejemplos con crucería gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar crucería en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Consulta los recursos digitales y define los siguientes términos: arco apuntado, bóveda de crucería, arbotante, pináculo, triforio, tracería, rosetón, aguja, gárgola, gablete, arco carpanel, arco conopial, arcosolio, retablo, tríptico, políptico.

  • Cubierta mediante bóveda de crucería sencilla o cuatripartita en todos los tramos, tanto de la nave central como de las laterales.

  • El arco apuntado permitía elevar la altura del edi fi cio, y la bóveda de crucería dirigía los empujes de la cubierta hacia puntos concretos, desde donde eran desviados, por medio de arbotantes, a los contrafuertes exteriores, rema- tados en pináculos.

  • El interior de la iglesia es de estructura gótica, con nave única cubierta por bóveda de crucería.

  • El sistema de cubierta es con bóveda de crucería sexpartita en la nave central, y sencilla o cuatripartita en las laterales.

  • En cambio, el alzado sigue el mismo modelo en tres niveles (arquerías, triforio y ventanales), así como el sistema de cubrición con bóvedas de crucería cuatripartitas en todas las naves.

  • En sus comienzos y desde un planteamiento puramente técnico, no supuso una ruptura radical con el templo románico, sino una evolución progresiva del mismo, a partir de la incorporación de dos elementos, el arco apuntado y la bóveda de crucería, que modificaron todo el sistema de empujes y contrarrestos del edificio y, a la larga, toda su estructura.

  • La arquitectura gótica en sus comienzos no supuso una ruptura radical con el románico, sino una evolución lógica del mismo, a partir de la incorporación de un nuevo elemento: el arco apuntado, del que surgió la bóveda de crucería.

  • La arquitectura cisterciense, por tanto, se caracterizó, al menos en sus comienzos (siglos y ), por la carencia absoluta de elementos decorativos, pero también por la incorporación de los adelantos técnicos de su época, en especial el arco apuntado y la bóveda de crucería, elementos básicos igualmente del arte gótico.

  • La cubierta sustituyó la bóveda sexpartita, característica del preclásico, por la bóveda de crucería sencilla o cuatripartita, lo que conlleva la correspondencia de cada tramo de la nave central con uno solo de las laterales, y no con dos, como ocurría con la bóveda sexpartita.

  • Por su parte, la bóveda de crucería concentra los empujes en los ángulos y permite cubrir todo tipo de espacios cuadrados o rectangulares, e incluso curvos, como los de la cabecera de la iglesia; además ofrece otras posibilidades, como combinar dos arcos formeros con uno perpiaño (bóvedas sexpartitas).

  • Prueba de ello es que tanto el arco apuntado como la bóveda de crucería no eran elementos originales del Gótico, sino que ya se conocían con anterioridad, y solo se emplearon sistemáticamente cuando fueron necesarios para modificar la estructura de la iglesia.

  • Su gran aportación está en esta última, consistente en un deambulatorio y siete capillas radiales comunicadas entre sí, todo ello cubierto por tramos de bóvedas de crucería, que descansan sobre columnas.

  • Utilizan el arco apuntado y la bóveda de crucería simple (cuatripartita), pero también son características las cubiertas de madera, siguiendo la tradición de las basílicas paleocristianas.