Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

120 oraciones y frases con crisis

Las oraciones con crisis que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar crisis en una frase. Se trata de ejemplos con crisis gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar crisis en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿De qué modo crees que la crisis puede haber afectado en el sistema sanitario en cuanto a las pruebas que se programan?

  • ¿En qué países está actualmente en crisis la combinación de sostenibilidad social, económica y ecológica?

  • ¿Qué se entiende por crisis climática?

  • A fi nales del siglo xix y comienzos del siglo xx, la economía española estaba atrasada respecto al resto de Europa: la agricultura había entrado en crisis y la industria, poco desarrollada, se localizaba en el País Vasco y Cataluña.

  • A partir del siglo III, el Imperio entró en crisis.

  • A pesar de que determinados indicadores económicos (disminución del paro, crecimiento del PIB, etc.) anunciaban una probable salida de la crisis, gran parte de la población seguía sin percibir una mejora de la situación en su entorno inmediato después de tantos sacri fi cios.

  • Además, en el caso particular de España, la etapa de incertidumbre política que se abrió tras la muerte del dictador contribuyó a agudizar aún más la crisis: a Creció el dé fi cit exterior, porque disminuyeron los ingresos –inversiones extranjeras y remesas de emigrantes– y los pagos se multiplicaron –entre las indispensables importaciones estaba la del encarecido petróleo–. b Se disparó la in fl ación, sobre todo por la repercusión del precio del petróleo sobre los costes de producción y, por tanto, sobre los precios fi nales.

  • Años Saldo migratorio Sin embargo, aunque la economía de la Segunda República se desenvolvió en un escenario de crisis internacional, sus principales problemas no vinieron tanto de la situación exterior, como del comportamiento de los agentes internos.

  • Aunque se aplicaron algunos remedios urgentes –como la devaluación de la peseta–, la gravedad de la crisis exigía un amplio abanico de medidas, algunas muy problemáticas e impopulares.

  • B. A la crisis económica.

  • C.), hasta la crisis del siglo, que marca un punto de inflexión en la evolución histórica de Roma.

  • Cada vez que esto ocurría, se rompía el precario equilibrio entre población y recursos, y se desencadenaba una crisis de subsistencias, cuyo proceso era siempre el mismo: las malas condiciones climáticas arruinaban las cosechas; la escasez de trigo provocaba su encarecimiento y aparecía la amenaza del hambre; y la población, debilitada por el hambre, era entonces más propensa a contraer enfermedades y a morir.

  • Como corresponde a una situación de guerra, la economía española de este periodo atravesó una profunda crisis que afectó, en mayor o menor medida, a todos los ámbitos de la producción, la distribución y el consumo.

  • Como respuesta a éstas y a otras situaciones —epidemias, desastres naturales, crisis económicas, etc.— ha surgido la cooperación internacional entre los países ricos y los países más necesitados.

  • Crisis del petróleo.

  • Crisis demográfica.

  • Crisis política.

  • Crisis religiosa.

  • Crisis social.

  • Cuando las reformas legales no pudieron solucionar la crisis, el régimen oligárquico fue suplantado por las tiranías.

  • Desde entonces el régimen entró en una pendiente de crisis imparable.

  • El concepto de crisis climática engloba todas las variaciones climáticas breves que exceden bruscamente lo que puede considerarse el valor medio.

  • El Estado de bienestar y su crisis A partir de mediados del siglo XX, el Estado liberal evolucionó hasta adoptar en Europa la forma de Estado social de derecho o Estado de bienestar.

  • El manierismo, cuyo comienzo coincide con la crisis de la cristiandad por la reforma protestante y con los conflictos bélicos entre España y Francia por el control de Italia.

  • El mundo ordenado y optimista del Renacimiento se empezó a resquebrajar y surgió un arte intelectual y efectista que se apartaba de las normas clásicas, reflejando a su manera la inquietud y la crisis de valores de la época.

  • El promotor del templo fue un devoto librero, Josep Maria Bocabella, que pretendió construir un templo expiatorio en una época de crisis de la religiosidad tradicional.

  • El protagonismo de la Iglesia, unido al fervor cristiano que impregnó a toda la sociedad española en esta época de crisis, se reflejó en un predominio absoluto de los temas religiosos en pintura y escultura, tratados con acentuado realismo para fomentar la devoción popular.

  • El Renacimiento, según Ortega, sería un ejemplo de época de crisis generacional y de cambio.

  • El resultado de la crisis es que el fracaso en el objetivo de lograr una cierta igualdad material en la sociedad se ha traducido en más desigualdad.

  • El Rococó fue un estilo esencialmente decorativo, que reflejaba la nueva actitud ante la vida de los círculos aristocráticos: el deseo de deleite, comodidad e intimidad, así como el carácter mundano y elegante, propios de una época de prosperidad que había superado la crisis del siglo anterior y renegaba de la pompa ceremoniosa del arte cortesano del Rey Sol.

  • El siglo se inició en Castilla con una profunda crisis agraria que enlazó con la terrible mortalidad provocada por la Peste Negra.

  • El sistema es muy sencillo: a través de un mapeo vía satélite de las zonas de pastoreo de la pobla ción nómada, los destinatarios pueden obtener información actualizada sobre las mejores zonas de pasto mientras que tanto el gobierno como las ONG podemos prever sequías y alertar así a la población afectada, evitando los efectos de vastadores que tendría una crisis alimentaria por falta de agua en una zona tan desértica como la del Sahel.

  • El superávit presupuestario que se había mantenido hasta entonces se agotó y se pasó a la situación contraria, de dé fi cit presupuestario y aumento de la deuda pública, para hacer frente a los gastos exigidos por la crisis económica.

  • En cambio, el número de religiosos aumentó, ya que ingresar en las filas del clero era una buena alternativa como medio de vida en tiempos de crisis.

  • En cambio, el siglo x fue un periodo de crisis.

  • En cualquier momento (con o sin crisis), en todo lugar» (www.caritas.es).

  • En cuanto al campesinado, en especial el de Castilla, fue sin duda el sector social más afectado por la crisis económica y por la voracidad fi scal de la Corona.

  • En de fi nitiva, lo que empezó siendo una crisis inmobiliaria local (de Estados Unidos) se convirtió en una crisis bancaria global y acabó en un enorme endeudamiento de los Estados y una profunda recesión económica mundial .

  • En efecto, el origen de la crisis estuvo en la masiva e indiscriminada concesión de créditos para compras de viviendas a personas de escasa solvencia en algunos estados de Estados Unidos.

  • En el caso del trigo apenas superó al ritmo de crecimiento de la población, lo que explica la relativa frecuencia de crisis de subsistencias.

  • En este sentido las realizaciones quedaron por debajo de las previsiones, sobre todo porque la prohibición de impartir la enseñanza a las órdenes religiosas disminuyó considerablemente la oferta de plazas escolares, y la fi nanciación de nuevos centros no resultaba fácil en tiempos de crisis, a pesar de que la partida de gastos en educación de los presupuestos del Estado aumentó de forma cuantiosa.

  • En estos últimos años, estamos asistiendo al estallido de una crisis económica mundial que está muy relacionada con el pecado de la codicia: se ha dañado a multitud de personas por un deseo de posesión.

  • En la actualidad, el estudio de estas crisis agrupa a meteorólogos, físicos, químicos, médicos, economistas y otros especialistas interesados en la evolución del clima.

  • En la península Ibérica los núcleos cristianos también entraron en una nueva fase de expansión demográfica y económica, favorecida por la crisis y la desintegración del Califato de Córdoba.

  • En sus comienzos fue la expresión, en el contexto de crisis general ya señalado, del espíritu religioso surgido tras el Concilio de Trento: retórico, emocional y proselitista, en una lucha declarada contra los protestantes.

  • Enuncia las principales causas de la crisis en que se encuentra el Estado de bienestar.

  • Es decir, o realizábamos las reformas o la Constitución podía quedar en entredicho por una crisis gravísima que quizá llevara a la suspensión de pagos del país o a una inflación galopante que hubiese impedido hacer la Constitución.

  • Es una fase de crisis artística por las consecuencias del rechazo a las imágenes.

  • Esta combinación de sostenibilidad social, económica y ecológica está actualmente en crisis en los países en vías de desarrollo como China o la India.

  • Esta desafortunada intervención de las fuerzas de la República desacreditó notablemente entre los sectores populares a un gobierno que se proclamaba de izquierdas; y contribuyó también a su crisis y caída.

  • Esta crisis movió a Descartes a proyectar un nuevo sistema filosófico, en el que una nueva razón fuera capaz de superar el escepticismo.

  • Esta situación era debida a tres causas principales: las crisis de subsistencias, las epidemias y las enfermedades endémicas.

  • Este experimento supuso la crisis de la teoría de los caracteres adquiridos supuesta por Lamarck.

  • Este hecho provocaría graves crisis agrícolas.

  • Fue un arte propio de una época de crisis profunda, en la que los grandes poderes del momento, la Iglesia católica –cuestionada por los protestantes– y las monarquías absolutas, pretendieron servirse de él como exaltación de su autoridad y los valores establecidos, asegurándose así la obediencia de sus fieles o súbditos.

  • Hay que entender el nacimiento del positivismo y de la sociología en este contexto de crisis políticas y sociales.

  • Hay una política definida respecto a la crisis.

  • Insurrecciones en América y crisis del comercio colonial Entre tanto, en las colonias americanas surgían levantamientos independentistas, animados por la experiencia norteamericana y los principios liberales.

  • La crisis que atravesaba en ese momento el califato de Bagdad incitó a Abd al-Rahmán III a adoptar esta medida.

  • La ruptura de glóbulos rojos infectados se produce de una forma sincronizada, liberando diversas toxinas que ocasionan repentinas crisis febriles, muy intensas, que se repiten cada ocho a diez días, y que pueden estar acompañadas de fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, vómitos y decaimiento.

  • La versión española es el llamado Gótico isabelino o estilo Reyes Católicos, ya que las obras más importantes, como San Juan de los Reyes (Toledo), surgieron durante su reinado y en Castilla, que se había ido recuperando de la crisis de la centuria anterior, mientras Cataluña atravesaba uno de los peores momentos de su historia.

  • La contienda civil española para ambas teorías sería, ante todo, una rami fi cación particular del choque entre las concepciones políticas opuestas que se enfrentaban en la Europa en crisis de los años treinta: democracia contra fascismo o nacionalismo contra comunismo.

  • La crisis agraria y demográfica de la Baja Edad Media (siglos y ) Los dos últimos siglos del Medievo coincidieron con un periodo de crisis general en toda Europa .

  • La crisis de los partidos dinásticos: divisiones y rivalidades internas La propia naturaleza de los dos partidos dinásticos llevaba implícita su debilidad.

  • La crisis del siglo A fi nales del siglo ii, Roma había alcanzado su máxima expansión territorial y las fronteras del Imperio estaban amenazadas por el empuje de los pueblos bárbaros, nombre que los romanos daban indistintamente a todos los pueblos situados fuera de sus fronteras.

  • La crisis demográ fi ca y los apuros fi scales de la Corona contribuyeron también a agudizar la depresión económica del siglo xvii, cuyas manifestaciones más evidentes fueron las siguientes: a La caída de la producción agraria, debida en gran parte a la disminución de la mano de obra campesina por las pérdidas demográ fi cas.

  • La crisis demográfica Las causas directas de la crisis demográ fi ca, observada con alarma por los mismos contemporáneos, fueron principalmente cuatro: a Las grandes epidemias, que afectaron a toda Europa y fueron las más virulentas desde la peste negra de mediados del siglo xiv .

  • La crisis europea del siglo xvii tuvo su re fl ejo en el ámbito espiritual.

  • La diferente magnitud de la crisis en España, en comparación con otros países.

  • La guerra mundial: del apogeo a la crisis La economía de guerra a que se vieron abocados los países beligerantes los obligó a suspender sus actividades productivas anteriores, y se convirtieron en demandantes de materias primas y productos manufacturados de los países neutrales como España.

  • La industria favorecida obtendrá una ventaja; para las demás se agravará o se presentará la crisis; y si se elevan los derechos de todas, la ruina será general e inevitable para productores y consumidores.

  • La mayor parte de sus esculturas y relieves es una reutilización procedente de obras de emperadores del siglo (Trajano, Adriano y Marco Aurelio), lo que ejemplifica la crisis que atravesaba el Bajo Imperio, al tiempo que dificulta la interpretación de su programa iconográfico.

  • La repercusión de esta crisis iconoclasta fue muy grave para el arte figurativo, pues apenas se crearon obras nuevas y se destruyeron otras muchas de épocas anteriores.

  • La también distinta evolución temporal de la crisis en España.

  • La tradicional emigración de España a Francia y, sobre todo, a América se interrumpió ante la crisis de estos países de destino; pero además aumentaron los retornos, lo que supuso un considerable incremento del desempleo en España.

  • La ubicación de cada tema dentro del templo se fue estableciendo tras la crisis iconoclasta, y en el siglo XI se había definido ya un esquema casi completo.

  • La venta se hace difícil, los almacenes se llenan de mercancías sin salida, y preséntase fatalmente la crisis, la cual no puede cesar sino disminuyendo la producción; esto es, haciendo todo lo contrario de la elevación de los derechos protectores que la estimulan artificial y violentamente.

  • La verdadera crisis política de Navarra se desencadenó en el siglo xv, cuando, tras la muerte de la reina doña Blanca, se disputaron el trono su esposo, el futuro Juan II de Aragón, y el hijo de ambos, .

  • Las exportaciones disminuyeron en volumen, debido a las medidas proteccio- nistas adoptadas ante la crisis por los clientes tradicionales (Inglaterra y Francia), y en valor, por el hundimiento de los precios en los mercados internacionales.

  • Las colonias de abejas ya habían sufrido crisis regionales en el pasado, pero esta crisis afecta a nivel nacional.

  • Las crisis de subsistencias podían deberse a dos tipos de causas: coyunturales, como las malas condiciones climáticas (lluvias excesivas, sequía, heladas tardías, etc.); y estructurales o permanentes, como el atraso técnico de la agricultura, que repercutía en bajos rendimientos, y un sistema de fi ciente de transportes y comunicaciones, que no permitía distribuir los alimentos sobrantes de las zonas excedentarias a las de fi citarias .

  • Las crisis internas, tanto en el poder político como en el religioso, abonaron el terreno para que ambos poderes se separaran y se enfrentaran entre sí.

  • Las repercusiones sociales de la crisis La crisis del siglo xvii afectó, en mayor o menor medida, a todas las capas sociales, que reaccionaron de formas distintas en un afán de compensar y superar las di fi cultades de la época.

  • Le siguió una segunda crisis por la cuadruplicación del precio del crudo al no llegar a un acuerdo entre los países productores y las siete principales compañías petroleras.

  • Los factores especí fi cos de la crisis española fueron fundamentalmente dos, que se reforzaron entre sí: el descenso demográ fi co y el agotamiento económico debido a las conti- nuas guerras.

  • Los científicos tratan de prever las crisis climáticas, para lo cual es muy importante recoger en una estadística todos los datos referentes a la climatología.

  • Los efectos de la crisis aún no se habían manifestado en España y esto permitió a los socialistas rentabilizar los éxitos de su mandato anterior para alzarse de nuevo con la victoria.

  • Los pogromos contra los judíos Amplios sectores del pueblo llano odiaban a los judíos por su prosperidad económica en tiempos de crisis y por su relación con el impopular mundo de los préstamos y el dinero.

  • Marx —afirma Habermas— identificó algunos problemas que siguen existiendo: la inevitabilidad de las crisis económicas y la tiranía de los procesos económicos, que ejercen más control sobre los individuos que los individuos sobre ellos.

  • Mientras el Califato de Córdoba entraba en una crisis política y se desmembraba en reinos de taifas, los territorios cristianos se recuperaban y tomaban la iniciativa militar.

  • Para mí, el problema fundamental era que teníamos que definir un programa que permitiera superar la crisis para llegar a la Constitución.

  • Pero con la crisis económica de la posguerra se invirtió la situación: se produjo un crecimiento espectacular de la a fi liación a los sindicatos, y los patronos pasaron de la negociación al enfrentamiento contra la que consideraban una dictadura sindical.

  • Pero la crisis política no fue menos importante.

  • Pero la evolución se truncó con el estallido de la guerra, a la que siguió un breve periodo de construcciones de signo expresionista, como reflejo de la crisis de valores de la época.

  • Pero los efectos de la crisis incidieron directamente en su demanda artística.

  • Pese a la crisis económica del siglo xvii, Inglaterra logró un importante desarrollo industrial y el dominio del comercio marítimo hasta situarse, junto con Holanda, a la cabeza de Europa.

  • Platón vivió una época de crisis y decadencia, de la cual —como es sabido— culpó al enfoque relativista con el que los so fi stas abordaron el análisis del bien y la virtud.

  • Por otra parte, el descenso demográ fi co y la crisis agraria provocaron una disminución de las rentas señoriales que obligó a la nobleza a endeudarse para poder mantener su lujoso tren de vida.

  • Por consiguiente, con la crisis internacional la economía española entró en una aguda fase de depresión cuyos signos más evidentes eran el retorno de emigrantes y el galopante aumento del paro y la in fl ación .

  • Por tanto, el protagonismo ideológico y cultural recayó, más que en la Corona, en la poderosa Iglesia que, aunque también se vio afectada por la crisis económica, experimentó, sin embargo, un fuerte crecimiento del número de sus miembros y mantuvo intactas su influencia y capacidad de control sobre una sociedad que buscaba en la religión consuelo y refugio.

  • Por último, la crisis y debilidad del Estado, incapaz de garantizar la seguridad de los individuos y el cumplimiento de las leyes, propició las relaciones de dependencia personal .

  • Se la puede considerar, por tanto, la primera gran crisis de la globalización, pues es un ejemplo evidente de cómo un problema meramente local acabó extendiéndose al conjunto del planeta por la interconexión a escala mundial del sistema fi nanciero.

  • Siglo y primera mitad del siglo El siglo xi marca el verdadero comienzo de la Reconquista, ya que se produjo un cambio radical en la correlación de fuerzas entre cristianos y musulmanes: el Califato entraba en una profunda crisis política y se desmembraba en reinos de taifas, al mismo tiempo que los territorios cristianos del norte se recuperaban y tomaban la iniciativa militar.

  • Sin embargo, a partir del siglo XIV, con la crisis que atravesó el Imperio y que anunciaba su fin, se extendió la pintura mural y no se limitó solo, como hasta entonces, a los espacios secundarios o a las iglesias pobres que carecían de los necesarios recursos económicos para encargar mosaicos.

  • Sin embargo, como la economía española en muchos aspectos era dependiente de los países desarrollados, la crisis internacional tuvo al menos tres consec- uencias: a La contracción del comercio exterior .

  • Sin embargo, esta expansión condujo a una profunda crisis social y política.

  • Sin embargo, los aspectos más destacables de la evolución demográ fi ca y económica de España en el primer tercio del siglo xx fueron los siguientes: a El auge económico experimentado durante la Primera Guerra Mundial y la crisis de la posguerra.

  • Sin embargo, los efectos de esta larga crisis no incidieron de forma significativa en el desarrollo artístico.

  • Sin embargo, se olvida que en una época de crisis económica y de grandes incertidumbres para los negocios, la inversión en tierras y en rentas fi jas no era solo cuestión de mentalidad, sino también un comportamiento económico prudente.

  • Sin embargo, su inoperancia se manifestó muy pronto y cuando estalló la guerra en España se encontraba sumida en una profunda crisis.

  • Sus manifestaciones, por tanto, re fl ejan la visión del mundo propia de una época con fl ictiva en un escenario de crisis general.

  • Tales circunstancias históricas contribuyen a explicar que el pensamiento político de Platón no sea realista, pues su experiencia directa de los hechos le había enseñado que resultaba muy difícil mejorar la vida política y social de su ciudad, tras su crisis con Esparta.

  • Tampoco se pudo evitar del todo la con fl ictividad laboral ni el descontento social, sobre todo en los sectores más izquierdistas, que se consideraban engañados y no aceptaban que partidos de izquierdas y sindicatos hubiesen fi rmado un pacto que cargaba el coste de la crisis sobre los trabajadores.

  • Tanto por el tema representado (arrebato místico de una santa recientemente elevada a los altares) como por el tratamiento que recibe (efectismo teatral, expresividad, agitación), el «Éxtasis de Santa Teresa» es una manifestación inequívoca del arte barroco, cuyo carácter propagandístico está en este caso al servicio de los valores ideológicos de una Iglesia que pretende reafirmar su autoridad y su doctrina en una época conflictiva de incertidumbre general y crisis religiosa, que contrasta con el optimismo renacentista.

  • Toda la composición describe, en un espacio carente de profundidad, un movimiento circular y agitado, de gran dramatismo, que refleja la crisis de certidumbres del manierismo, muy lejana ya de la serenidad y el optimismo de la etapa anterior.

  • Todas estas turbulencias generan, inevitablemente, un estado de crisis de valores en muchos ámbitos de la sociedad.

  • Tras la crisis del siglo III, el Imperio Romano se empezó a desmoronar económica y políticamente.

  • Un factor importante, además de la crisis económica internacional, fue también la incertidumbre provocada por el desarrollo de los acontecimientos en el interior del país.

  • Una actividad que creció como la espuma en la última década y que ha conseguido soportar la crisis mejor que otras.

  • Una de las manifestaciones más evidentes de este cambio fue el auge de publicaciones marxistas o sobre el marxismo –la fi losofía más odiada y perseguida por el régimen franquista–, que abarcaban todas las disciplinas: historia, economía, sociología, teoría política, fi losofía, moral, psicoanálisis, etc. Al mismo tiempo, el realismo social entraba en crisis y la literatura se adentraba en las corrientes europeas contemporáneas o en la búsqueda de nuevas formas de expresión .