Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

9 oraciones y frases con crédito

Las oraciones con crédito que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar crédito en una frase. Se trata de ejemplos con crédito gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar crédito en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Pero la sequía de crédito, inversión, subvención y compras públicas ha durado demasiado y ahora que la economía más convencional muestra claros signos de recuperación, el sector atraviesa un momento delicado».

  • De hecho, esta ley estaba en estrecha relación con otras simultáneas que en buena parte se orientaban a impulsar el progreso de la cons- trucción ferroviaria: la Ley de desamortización general de Madoz, que proporcionaría fondos al Estado con que poder atender ayudas y subvenciones; la Ley de Bancos de Emisión y la Ley de Sociedades de Crédito, que facilitarían su fi nanciación.

  • Es fuente de error y confusión, porque con ella el ser humano da crédito a la apariencia y otorga realidad a lo que es contrario al ser, que es inmutable y eterno.

  • La televisión, un tubo fluorescente o la tarjeta de crédito, por ejemplo.

  • Los datos más sensibles son los números de tarjeta de crédito, DNI, dirección personal, etc. Existen programas para prevenir el phishing, pero la mejor estrategia es no dar nunca estos datos por Internet a no ser que estemos seguros de su autenticidad.

  • Los países deudores tienen una huella ecológica mayor que su propia bioca pacidad y los países con crédito tie nen una huella ecológica menor que su propia biocapacidad.

  • Por otra parte, el oro recibido de los musulmanes en concepto de parias propició la circulación monetaria, la actividad comercial, el desarrollo de la banca y el crédito, controlados sobre todo por judíos, ya que la Iglesia condenaba como usura el préstamo de dinero con interés.

  • Sin embargo, en su misma época, aparecieron en el sur de Italia unos autores —entre los que destaca Parménides — que descon fi aron de los sentidos, negaron la realidad del movimiento y solo dieron crédito a la razón, que nos instala ante lo inmutable.

  • Teseo da crédito a la calumniosa acusación y, desoyendo las protestas de inocencia de su hijo, lo destierra de Trecén y acaba muriendo.