Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

57 oraciones y frases con costumbres

Las oraciones con costumbres que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar costumbres en una frase. Se trata de ejemplos con costumbres gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar costumbres en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A lo largo de los siglos XV y XVI, monarcas como los Reyes Católicos en España, Enrique VII Tudor en Inglaterra y Francisco I en Francia, sometieron a la nobleza y unificaron bajo su autoridad territorios, costumbres e instituciones.

  • Así, si un compuesto tiene un doble enlace y uno triple, se utiliza la terminación -en-ino .Pregunta a tus padres y, si puedes, a tus abuelos, qué parecidos y divergencias encuentran entre las relaciones familiares de ahora y las que había cuando ellos tenían tu edad: usos, costumbres, normas, etc. Escribe esta información, la valoración que hayan hecho de estos cambios y la valoración que haces tú.

  • Aunque las relaciones entre musulmanes, cristianos y judíos en la península no fueron pacíficas en todo momento, cada comunidad pudo practicar su religión y sus costumbres independientemente del territorio en que residiese, y los contactos mutuos resultaron siempre enriquecedores.

  • Aunque Lutero y Erasmo no se conocieron, el reformador protestante declaró que las ideas de Erasmo y sus invectivas contra la hipocresía fueron muy importantes para la formación de cida de Erasmo, Elogio de la locura, es una crítica a las costumbres corruptas del clero y las supersticiones.

  • B. A que vuelvan a imperar los buenos usos y costumbres olvidados, fomentando los que se conservan y combatiendo los exóticos y perjudiciales.

  • Busca información en Internet sobre hábitos alimentarios relacionados con el clima, las costumbres del país, la religión y alguno relacionado con una costumbre familiar, y redacta un texto de unas cinco líneas.

  • Como ya se ha dicho, el Islam respetaba a las gentes del Libro, por lo que a judíos y mozárabes se les permitían sus prácticas religiosas y sus costumbres.

  • Cuando los envían a la escuela, recomiendan a los maestros que no se esfuercen tanto en enseñarles a leer bien y a tocar instrumentos como en enseñarles las buenas costumbres.

  • De igual modo, sus temas reflejaban las costumbres y preferencias de estos círculos selectos y mundanos.

  • Durante esos doscientos años tuvo lugar la romanización, que es el proceso de adaptación de las costumbres romanas por parte de los pueblos hispanos.

  • Efectivamente, la nueva modalidad de matrimonio sine manu les permitía mantenerse independientes y en régimen de igualdad con los maridos; podían tomar la iniciativa del divorcio, e incluso gozaban de una gran permisividad sexual, como consecuencia de la relajación de las costumbres.

  • El [remedio] que debemos pedir, trasladando al papel nuestros votos, y el de nuestras provincias, es con arreglo a las leyes, fueros, usos y costumbres de España.

  • El estilo de vida de los cristianos, sin embargo, contrastaba con las costumbres generalizadas en la sociedad romana.

  • El hostigamiento a los mudéjares Las capitulaciones establecidas al fi nal de la guerra de Granada eran muy tolerantes con los vencidos: se les facilitaría, a quienes así lo desearan, la venta de sus haciendas y la emigración a Marruecos con sus bienes muebles; y a los que optasen por quedarse se les respetaría su libertad personal, costumbres y religión.

  • El impacto social de las tecnologías de la información y la comunicación, más conocidas como las TIC, ha sido, y es, espectacular y ha cambiado muchos hábitos de consumo y costumbres.

  • En contraste con estas zonas, los pueblos del oeste y el norte de la Península, los menos romanizados, mantuvieron por más tiempo sus costumbres y sus lenguas, de las cuales solo el vasco ha sobrevivido hasta nuestros días.

  • En ellos Goya se muestra irónico y combativo con la corrupción de las costumbres, la superstición, la inmoralidad del clero o la ignorancia popular.

  • Esa ley natural es fundamental y es la medida por la cual se puede declarar que una ley civil es justa o no. Vitoria, por ejemplo, escribía: «Los indios tienen sus derechos a permanecer en su religión y a que nadie los coaccione físicamente para abrazar una fe distinta», reconociendo así la libertad religiosa, incluso contra las costumbres que se habían implantado en España buscando la unificación del país.

  • Estaba dotado de un gran respeto a la religión y era muy distinto de su padre en costumbres, pues el padre era irreligioso y muy inclinado a la guerra; él era piadoso por la fe y preclaro por la paz; aquel dilataba el imperio de su nación con el empleo de las armas, este iba a engrandecerlo más gloriosamente con el trofeo de la fe.

  • Fragmento de Fundamentación de la metafísica de las costumbres (I).

  • Fragmento de Fundamentación de la metafísica de las costumbres (II).

  • Fragmento de Fundamentación de la metafísica de las costumbres (IV).

  • Fragmento de Fundamentación de la metafísica de las costumbres (III).

  • Fragmento de Metafísica de las costumbres (V).

  • Junto a su afán por modernizar España, Ortega defendió las tradiciones en el arte, las costumbres (por ejemplo, la caza), las fi estas (como los toros)...

  • La globalización de la comunicación La aldea global El concepto de aldea que habitualmente tenemos es el de un pueblo muy pequeño, aislado del resto, con unas costumbres propias.

  • La moral provisional quedó formulada en el Discurso del método en cuatro reglas: «Obedecer a las leyes y costumbres de mi país, conservando con fi rmeza la religión en la que Dios me ha concedido la gracia de ser instruido desde mi infancia y rigiéndome en todo lo demás según las opiniones más moderadas y más alejadas del exceso, que fuesen comúnmente admitidas en la práctica por los más sensatos».

  • La obra, redactada con un estilo claro y elegante, tiene mucho valor literario, pero también lo tiene histórico, porque está llena de explicaciones sobre las costumbres romanas y galas.

  • La sátira es un género de creación romana y se caracteriza por criticar la costumbres y, en menor medida, a personas concretas.

  • La tradición mantiene vivas nuestras costumbres y creencias.

  • Las costumbres ancestrales, que se mantenían vivas y apenas alteradas por una casi inexistente revolución industrial.

  • Las ideas de Kant acerca de la sociedad, el derecho y la política, se hallan en Metafísica de las costumbres y en varios ensayos, entre los que cabe resaltar Sobre la paz perpetua .

  • Nos identificamos con el lugar donde hemos nacido, con la lengua que hablamos, con las costumbres e ideas que tenemos, etc. Todo eso define nuestra identidad, y es bueno porque ayuda a formar nuestra personalidad.

  • Para ello, hay que enumerar la cadena procurando que los números más bajos correspondan a los carbonos del doble enlace.Los usos, costumbres y normas familiares se han ido flexibilizando hacia una mayor naturalidad en el trato, una menor rigidez en las normas, menor autoritarismo del padre y mayor respeto hacia la mujer y los hijos.

  • Pero a nuestro alrededor hay muchas personas que se identifican con un grupo diferente al nuestro, porque son de otro sitio, porque hablan otro idioma o porque tienen unas costumbres diferentes.

  • Pero los cambios introducidos en la legislación y en el matrimonio desde finales de la República y durante el Imperio cambiaron por completo los usos y costumbres.

  • Piensan que los que vienen de fuera han de adap-tarse a nuestras costumbres y abandonar las suyas.

  • Por ello, debemos aceptar las costumbres de otras personas y hacer que los demás respeten las nuestras.

  • Por eso, al hablar damos por supuestos muchos aspectos que forman parte de las costumbres o de lo que estima el sentido común.

  • Por la misma causa sus costumbres normalmente son nocturnas.

  • Por lo tanto, la finalidad de la entrevista será conocer —a través de la experiencia del entrevistado o entrevistada— qué supone cambiar de país, de costumbres, de lengua o de cultura, los motivos para decidir este cambio, sus ventajas y sus inconvenientes, etc. Para llevar a cabo esta actividad podéis organizaros por parejas.

  • Por tanto, cualquier religión que exija actos que van contra el bien del hombre (sacrificios humanos, costumbres que degraden a la mujer, etc.) se aleja de Dios.

  • Regla: conjunto de escritos que reúne los usos y las costumbres que rigen una comunidad monástica.

  • Se fueron imponiendo nuevos gustos, modas y costumbres procedentes de Europa, cuya in fl uencia se introdujo en España principalmente a través de dos vías : a El creciente número de turistas que llegaba a nuestro país, en especial a las zonas costeras, en las que el régimen consentía actitudes y prácticas que eran normales en Europa, pero que contrastaban con la moral conservadora de la España o fi cial.

  • Se hace la paz, la razón la aconseja, los hombres de sereno juicio no la discuten; pero ella significa nuestro vencimiento, la expulsión de nuestra bandera de las tierras que descubrimos y conquistamos; todos ven que alguna diligencia más en los caudillos, mayor previsión en los Gobiernos hubieran bastado para arrancar algún momento de gloria para nosotros, una fecha o una victoria en la que descansar de tan universal decadencia y posar los ojos y los de nuestros hijos con fe en nuestra raza; todos esperaban o temían algún estremecimiento de la conciencia popular; solo se advierte una nube general de silenciosa tristeza que presta como un fondo gris al cuadro, pero sin alterar vidas, ni costumbres, ni diversiones, ni sumisión al que, sin saber por qué ni para qué, le toque ocupar el Gobierno.

  • Se trata del modo en que recibimos la visión de la vida, los conocimientos, valores y costumbres que están vigentes en la cultura a la que pertenecemos.

  • Sin embargo, la población recibió mal sus proyectos de reforma, que abarcaban todos los ámbitos, desde la economía hasta las costumbres y la moral; y los grupos sociales que podían salir perjudicados los boicotearon.

  • Son auténticas sátiras de la sociedad y la condición humana en las que Goya se muestra irónico y combativo con la corrupción de las costumbres, la superstición, la inmoralidad del clero o la ignorancia popular.

  • Su rudeza y salvajismo no se deben solo a sus costumbres guerreras, sino también a su alejamiento, pues los caminos terrestres y marítimos que conducen a estas tierras son largos, y esta dificultad de comunicaciones les ha hecho perder toda sociabilidad y toda humanidad [...].

  • Sus ciudadanos se caracterizaron por el amor a la patria y a sus costumbres, como demuestra el hecho de que por esa época surgiera el primer historiador, Heródoto.

  • También satirizó las costumbres pasadas de moda e hizo un canto a la libertad en su Elogio de la locura.

  • También son diferentes las costumbres de cada cultura.

  • Tiene cariño a los vecinos, respeta sus costumbres y recuerda que, cuando era pequeña, vivió una temporada en el país de Segis y Alida, e incluso alguna vez llegó a partici-par en una celebración similar.

  • Tres veces me otorgaron los poderes de censor y acepté durante cinco años el título de restaurador de las leyes y de las costumbres.

  • Una buena muestra de este cambio se aprecia en su forma de representar en lo sucesivo las costumbres populares, que dejaron de recibir un tratamiento alegre y festivo para convertirse en la expresión amenazadora, desagradable e inquietante de una multitud hosca, que presenta un rostro colectivo fi ero y cruel.

  • Una de las costumbres que peor fama han dado a este animal es la de que en ocasiones puede matar muchas más presas de las que come.

  • Ya con el animal fijado y predeterminadas sus costumbres (si sale a buscar comida, el tipo de ali mentación, si es una especie carnívora, herbívora u omnívora…) atendiendo al número que nos salga en la tirada siguiente, se alimentará más o menos.