Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

14 oraciones y frases con contingente

Las oraciones con contingente que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar contingente en una frase. Se trata de ejemplos con contingente gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar contingente en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • «Igualmente, por el conocimiento abstractivo no se puede conocer evidentemente ninguna verdad contingente, sobre todo de una cosa presente.

  • Avicena distinguió entre Ser necesario y ser contingente o posible.

  • Con objeto de contrarrestar el mundo de las esencias del aristotelismo árabe y, así, salvar la omnipotencia divina, Ockham concibió un mundo absolutamente contingente en el que no cabía un conocimiento de verdades universales y absolutas.

  • Distinción Ser necesario / ser contingente: el primero es aquel que no es causado y cuya esencia no puede no existir; el segundo, en cambio, es causado y su esencia implica que es posible que exista o que no exista.

  • El ser contingente es aquel que es causado y cuya esencia implica que es posible que exista o que no exista.

  • Epoché / reducción fenomenológica: núcleo del método fenomenológico que consiste en la aprehensión de la esencia o ideas de los objetos, y que exige suspender o eliminar todo lo contingente y parcial, tanto los prejuicios personales como las cualidades particulares, hasta llegar a la suspensión de la propia existencia del mundo y del sujeto empírico.

  • Este, singular y contingente, es solo una sombra de la verdadera realidad.

  • Junto a la ley, el profesor prusiano se re fi rió también a otro tipo de juicio práctico, la máxima, que de fi nió como un principio práctico subjetivo y contingente, que mueve a la voluntad a obrar con una obligación que solo es válida para un sujeto particular en un momento preciso.

  • Justamente porque la existencia es contingente y particular, todos los sistemas fi losó fi cos que tratan de aprehender el ser bajo categorías generales y abstractas, acaban cosi fi cándola.

  • Para Kant, todo conocimiento consiste en una síntesis entre materia y forma: la materia es su contenido, lo que es recibido a través de los sentidos y, por lo tanto, de naturaleza particular y contingente; la forma es lo que pone el sujeto que conoce, de naturaleza universal y necesaria.

  • Pertenecen al ámbito de lo contingente: aquello que es pero podría no ser; lo que es de una manera, pero podría ser de otra.

  • Por lo tanto, no todos los seres son contingentes: es preciso que en la naturaleza haya un ser necesario, ya que todo ser contingente ha de ser causado por un ser necesario.

  • Si el mundo es contingente, las cosas y los principios que los rigen no se pueden deducir de unos principios universales.

  • Sin embargo, en las criaturas, la esencia y la existencia se distinguen realmente, debido a que su existencia es contingente.