Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

33 oraciones y frases con contemplación

Las oraciones con contemplación que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar contemplación en una frase. Se trata de ejemplos con contemplación gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar contemplación en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Además, para ascender hacia la contemplación de esas ideas, Platón se apropió también del método socrático del diálogo o mayéutica, que nos ayuda a descubrirlas —recordarlas— en nuestro interior.

  • Así, se crearon unas condiciones de vida propicias para la contemplación y el trabajo intelectual.

  • Bien: idea suprema en el diálogo La República, aquella de la cual participan todas las ideas y cuya contemplación es necesaria para llevar una vida buena y para saber gobernar la ciudad.

  • De este modo la contemplación de las naves nos sugiere la imagen de un bosque.

  • El auténtico bien supremo para el hombre, según Aristóteles, se encuentra en el conocimiento teórico, al que denomina contemplación.

  • El cuerpo, por el contrario, debe ser gobernado por el alma, ya que es imperfecto; además, el cuerpo supone un obstáculo para el alma en su anhelo por alcanzar la contemplación de la verdad y el bien.

  • El trabajo como actividad transitiva Ya desde Aristóteles, se distingue entre la contemplación y el trabajo.

  • En cuanto que se trata de una actividad únicamente interna, la denominamos contemplación.

  • En la contemplación intelectual, los hombres se asemejan a los dioses, porque el intelecto es «lo más divino que hay en nosotros».

  • En su célebre Ética a Nicómaco, afirma que la actividad humana más perfecta es la theoria, es decir, la contemplación de la verdad.

  • Entender, para Platón, no sería otra cosa que el despertar del alma a un conocimiento que ya poseía antes de unirse a un cuerpo, cuando gozaba de la contemplación de las ideas.

  • Es el grado supremo de saber racional (universal y necesario) que lleva a la contemplación de las ideas inmutables.

  • Es un filme sobre la presencia absoluta, sobre unos hombres que entregaron su vida a Dios en su forma más pura: la contemplación.

  • Estamos perdiendo la actitud del estupor, de la contemplación, de la escucha de la Creación; [...

  • La pintura cretense manifiesta un marcado gusto por la curva y un gran sentido del movimiento, como corresponde a una cultura habituada a la contemplación del mar.

  • No es una naturaleza ficticia o imaginada, como la del paisaje clásico, sino de contemplación gratificante por su carácter pintoresco.

  • No obstante, no se debe extremar esta distinción entre trabajo y contemplación, pues todas las dimensiones del hacer humano están vinculadas.

  • Para él, la ciencia es esencialmente un saber aplicado o útil, una visión opuesta a la clásica, que buscaba, antes que nada, la contemplación.

  • Para él, la realidad material y el resplandor de las cosas de este mundo eran un reflejo de la belleza y de la luz divinas; por tanto, a través de la contemplación de aquellas el hombre podía elevarse hasta el conocimiento de Dios.

  • Para Platón, el bien y la felicidad solo se pueden hallar en la contemplación de las ideas y especialmente de la idea más elevada, que es la del Bien.

  • Perfecciona el conocimiento de las cosas superiores y divinas, de modo que constituye el culmen de la contemplación y otorga la máxima felicidad.

  • Permite comprender la esencia de las cosas y conduce a la contemplación, que alcanza su culmen en el conocimiento y amor de Dios.

  • Pero este concepto adquirió desde mediados del siglo en Inglaterra la significación específica de sorprendente, seductor y singular, que invita a una contemplación placentera, lo que justificaría la pintura de determinados paisajes o lugares exóticos, poco conocidos y sugerentes, a menudo salpicados de ruinas antiguas.

  • Platón había fi jado ese contenido en la contemplación de las ideas; los epicúreos, en el placer, etcétera.

  • Por otra parte, adquirió una creciente importancia el público, que a través de las exposiciones en los Salones oficiales y orientado por los críticos de arte, podía acceder a la contemplación de las creaciones recientes sin necesidad de poseerlas, algo que había sido tradicionalmente un privilegio exclusivo de unos pocos o una posibilidad limitada solo a las obras destinadas a lugares públicos, como las expuestas en iglesias o espacios urbanos.

  • Por el contrario, consideró la realidad como un objeto estático de contemplación, separado de la actividad humana.

  • Por último, el sevillano Bartolomé Esteban Murillo fue el pintor de la delicadeza y la gracia femenina e infantil, al servicio de una devoción sentimental que se complacía en la contemplación de fi guras amables y dulces.

  • Praxis: término griego que se refiere a la acción humana, frente a la teoría o contemplación.

  • Reposo y movimiento se reflejan en este caso por las líneas de composición (verticales y paralelas en el lado izquierdo; curvas, zigzagueantes y entrelazadas en el derecho) y por las mismas acciones representadas (contemplación en un lado, castigos en el otro).

  • Sin embargo, matiza la moral del hay un fin natural para el ser humano (la felicidad), sino que, por encima que es la contemplación y el amor de Dios en la otra vida.

  • Su espiritualidad mostraba —y sigue mostrando— una serie de actitudes esenciales que debe vivir un cristiano: la rectitud de vida, el desprendimiento de los bienes materiales, la intensa vida de oración y la necesidad de dedicar un tiempo a la contemplación.

  • Su objetivo último no era la contemplación de la verdad, sino el dominio de la naturaleza y, con él, el progreso de la humanidad.

  • Su rostro se inclina para contemplar la cabeza del vencido Goliat y esta inclinación, en su elevado emplazamiento original, facilitaba la contemplación de su expresión de fiereza.