Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

11 oraciones y frases con constantino

Las oraciones con constantino que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar constantino en una frase. Se trata de ejemplos con constantino gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar constantino en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • A causa de las diversas guerras civiles y la cercanía de los bárbaros, Constantino trasladó la capital del Imperio a Constantinopla.

  • Bramante descartó la planta basilical del edificio paleocristiano de época de Constantino y optó, como en San Pietro in Montorio, por la planta centralizada, en este caso de cruz griega inscrita en un cuadrado.

  • El Arco de Constantino, en Roma.

  • El Coliseo y el Arco de Constantino.

  • El Imperio Carolingio fue el primer intento occidental de restauración del Imperio Romano, pero bajo el signo de la cristiandad, pues Carlomagno, en su afán de emulación, no retrocedió más allá de Constantino, al que se consideraba el primer emperador cristiano.

  • El interior, inspirado en la basílica romana de Constantino y Majencio, constaba de una sola nave con capillas laterales y transepto.

  • La más importante sería la construcción de la nueva Basílica de San Pedro, que había de sustituir a la muy deteriorada basílica mandada erigir por el emperador Constantino en el siglo, sobre la tumba del santo.

  • Mosaico de Constantino en Santa Sofía (Constantinopla).

  • No fue refundida en la Edad Media porque se pensó, por error, que representaba a Constantino, el emperador que legalizó el cristianismo, y por ello fue salvada de la destrucción.

  • Pero el modelo de referencia no era ya el Imperio antiguo de Constantino, sino el medieval de Carlomagno.

  • Un ejemplo ilustrativo de la evolución del retrato durante el Bajo Imperio es la colosal cabeza del emperador Constantino (siglo ), de más de dos metros y medio de altura, que formaba parte de una estatua sedente situada en su basílica del foro de Roma.