Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

43 oraciones y frases con conocemos

Las oraciones con conocemos que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar conocemos en una frase. Se trata de ejemplos con conocemos gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar conocemos en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Aquino consideró, in fl uido por el iluminismo de san Agustín, que el intelecto agente es como una luz que participa de Dios, gracias a la cual conocemos los conceptos.

  • Cálculo de la masa de un cuerpo si conocemos el volumen y la densidad.

  • Coinciden con el racionalismo en que no conocemos las cosas mismas, sino nuestras ideas, pero, a diferencia de este, situaron su origen en la experiencia sensible y no en la razón.

  • Como conocemos el desenlace de la historia, nos cuesta recordar lo atrevido que fue el proyecto lunar y cuánta incertidumbre y peligro entrañaba.

  • Con la intuición conocemos directa e inmediatamente una cosa real e individual, advertimos su presencia y estamos en condiciones de poder formular un juicio de existencia acerca de ella.

  • Conocemos algunos de sus nombres: Fabio Píctor, L. Cincio Alimento, P. Cornelio Escipión, Postumio Albino.

  • Conocemos esta historia por Plinio el Joven, su sobrino, que la narró por escrito y ha llegado hasta nosotros.

  • Conocemos el trazado de la vía Augusta, entre otros elementos, por los vasos de Vicarello, elaborados en plata, que tienen grabado el itinerario desde Cádiz hasta Roma.

  • Conocemos la realidad de acuerdo con nuestras facultades —limitadas— e influidos por las circunstancias —históricas, culturales…— en que vivimos.

  • Conviene comparar el newton con otra unidad de fuerza que conocemos muy bien, el kilogramo-fuerza o kilopondio (kp), pues es la que utilizamos en la vida cotidiana para expresar los pesos de los cuerpos (aunque no la usaremos en Física, por no pertenecer al SI).

  • De hecho, hoy en día todos conocemos muchas ideas científicas.

  • De hecho, podemos volver nuestra atención sobre lo que conocemos y preguntarnos qué y cómo es.

  • De lo anterior se sigue que el conocimiento, para Ortega, nunca es defi nitivo, porque siempre puede aparecer una perspectiva nueva que habría que integrar a las que ya conocemos.

  • Del arte micénico conocemos algunos ejemplos notables de tumbas monumentales, de pintura mural y de objetos de orfebrería, pero lo más significativo es la arquitectura de sus ciudadelas y palacios.

  • El big bang es el modelo científico que mejor explica el inicio del universo tal y como lo conocemos.

  • El mayor contraste lo brindaron los empiristas, quienes coincidieron con él en que solo conocemos ideas y no cosas, pero rechazaron la existencia de ideas innatas, porque ubicaron el origen del conocimiento en la experiencia sensible y no en la razón.

  • En esta regla se aplica la deducción, segunda operación de la mente, que consiste en cualquier derivación necesaria de una idea a partir de otra que conocemos con certeza.

  • En este caso, se trata de una estrella llamada enana blanca .No ocurre siempre, pero a veces la contracción puede continuar hasta que llegue a provocar que la estrella tenga vo-lumen cero: esto es lo que conocemos con el nombre de agujero negro .Según la teoría de la relatividad, la luz que emite una estrella pierde un poco de energía al avanzar contra el campo gravitatorio de la estrella en cuestión.

  • Esta celulosa de los alimentos es lo que comúnmente conocemos como fibra.

  • Generalmente por la calle nos cruzamos con personas que no conocemos de nada y a las que quizás no volveremos a ver nunca más.

  • Gracias a esta disposición natural conocemos los bienes como algo que debemos alcanzar y los males, como aquello que hemos de rechazar.

  • Idealismo: planteamiento filosófico que asevera que lo único que existe y lo único que conocemos son nuestras ideas; desconocemos las cosas que estas ideas representan.

  • Impresiones e ideas; asociación de ideas Según este fi lósofo, solo conocemos nuestras propias percepciones, que son los hechos de conciencia que experimentamos dentro de nosotros mismos.

  • Inspirado en Avicena, santo Tomás a fi rmó que lo primero que conocemos es el ente: cuando conocemos una cosa, la conocemos, antes que nada, como algo que existe, que es real, que tiene ser.

  • La metafísica es la ciencia de los primeros principios La capacidad humana de alcanzar la verdad y hacer ciencia estriba, pues, en que conocemos la realidad con certeza.

  • Las únicas funciones periódicas que conocemos son las trigonométricas.

  • Muchos de nuestros antropónimos proceden del latín o del griego, y en estas lenguas tienen un significado, que no siempre conocemos ni descubrimos fácilmente.

  • Muchos de los cuerpos que conocemos y utilizamos no son homogéneos, es decir, se pueden distinguir porciones de diferente densidad.

  • Ninguna ha llegado hasta nuestros días y solo las conocemos por referencias literarias o copias mediocres.

  • No conocemos los contenidos de la fe de forma directa, a diferencia de lo que se presenta como verdadero a nuestro conocimiento por su evidencia o nuestro razonamiento.

  • Ortega defendió, entonces, que todos conocemos las cosas desde una perspectiva vital, desde un punto de vista particular, que es exclusivo de cada uno.

  • Pensamos que hay sustancias exteriores a nosotros, realidades en sí, que explican nuestras experiencias externas, pero lo único que conocemos son los fenómenos.

  • Pero ella la abrió, esparciendo por el mundo todos los crímenes y las desgracias que conocemos.

  • Se plasmó por escrito hacia el siglo a. C. La Ilíada nos presenta un episodio de la guerra de Troya, que también conocemos por otras fuentes.

  • Si conocemos la energía comunicada a los electrones por la diferencia de potencial entre el cátodo y el ánodo, podemos calcular la desviación que tendrán al cruzar la anchura de las placas cargadas y, finalmente, veremos la desviación posterior hasta que impacten sobre la pantalla fosforescente.

  • Sin embargo, aparecieron fenómenos que contradecían las leyes hasta entonces aceptadas, leyes que hoy conocemos como física clásica.

  • Sin embargo, para explicar el modo en que ese caos se ha transformado en el universo ordenado que conocemos, se separó tanto del modelo mecanicista del atomismo como del modelo evolucionista de los presocráticos.

  • Sólo es razonable incluir las cifras cuyo valor conocemos exacta o aproximadamente.

  • Su posición realista en relación con el conocimiento tuvo éxito en la fi losofía medieval, pero la fi losofía moderna la rechazó y adoptó una postura de corte idealista, donde lo que conocemos ya no son las cosas, sino nuestras propias ideas.

  • También expone que la acción de las mutaciones al azar y la selección no explican ni las acciones coordinadas sobre varios órganos a la vez, necesarias para que se produzcan los grandes cambios evolutivos, ni el hecho de que no hayan aparecido nuevas clases en los últimos doscientos millones de años (la última fue la clase mamíferos, que es de dicha época), ni permite establecer un ancestro común a los tipos protozoo, artrópodo, molusco, vertebrado, etc. Si las críticas de Salet y de Grassé son correctas, en el proceso evolutivo también intervienen otros aspectos que no conocemos.

  • Una vez superada la resistencia de las rocas, estas se rompen de forma súbita, tendiendo a recuperar su forma original y liberando de forma rápida la energía elástica acumulada (rebote elástico), lo que produce las vibraciones del terreno que conocemos como terremotos.

  • Y la consecuencia es que no conocemos la realidad tal y como es en sí misma, sino solo como se nos manifiesta, filtrada a través de esas estructuras o principios innatos del sujeto.

  • Ya que una corriente eléctrica es un movimiento de cargas en el interior de un conductor, podemos determinarla si conocemos la carga que atraviesa una sección del conductor en cada unidad de tiempo.