Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

28 oraciones y frases con confundir

Las oraciones con confundir que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar confundir en una frase. Se trata de ejemplos con confundir gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar confundir en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Algunos Gobiernos demuestran una intensa tentación autoritaria al confundir el deber de proporcionar los medios para la educación con el control total de tales medios, imponiendo, así, un modelo de escuela y determinados enfoques o contenidos en materias morales o de conciencia.

  • Ante este hecho cierto sentimos una repugnancia que no hay que confundir con un simple miedo frente a una cierta amenaza, ni con un instinto natural o biológico.

  • Atención: Es un error común confundir kW · h (o kWh) con kW/h.

  • Atención: Es un error común confundir W · h (o kWh) con kW/h.

  • El interior del hipogeo suele presentar una disposición laberíntica, como las pirámides, para confundir a los profanadores y evitar la localización de la cámara mortuoria.

  • En cualquier caso, no se debe confundir el net art (obras de arte realizadas con herramientas informáticas para su exposición en Internet) con arte en Internet o arte en la web.

  • Es frecuente confundir el proceso de infección por el virus del sida (VIH) con la enfermedad del sida.

  • Es un grave error confundir el fundamentalismo con la religión: en todas las religiones podemos encontrar individuos fanáticos e intolerantes, pero esto no es la religión ni es la actitud de la inmensa mayoría de los creyentes.

  • Es una propiedad esencial en los materiales utilizados para fabricar piezas que tienen que resistir grandes esfuerzos, como las vigas de los edificios, las herramientas, las piezas de los motores, etc. No hay que confundir dureza con tenacidad.

  • La pirámide, donde se depositaba el sarcófago y el rico ajuar, compuesta en su interior por numerosos pasadizos y falsas cámaras, para confundir a los profanadores.

  • Los valores son objetivos, por lo que no se deben confundir con los estados anímicos que engendran.

  • No debemos confundir el ser con el tener.

  • No debemos confundir dureza con tenacidad.

  • No debemos confundir el pueblo con la población, o conjunto de personas residentes en un territorio, pero sin ostentar la ciudadanía o nacionalidad.

  • No hay que confundir a los saprofitos con los carroñeros, que son los que se alimentan de animales muertos, como los buitres, ni con aquellos que se nutren de excrementos, como el escarabajo pelo tero.

  • No hay que confundir el proceso tecnológico, que es un todo, con el, que corresponde a la tercera fase del proceso y consta del conjunto de documentos técnicos que definen el producto y la manera de construirlo.

  • No hay que confundir la auténtica opinión pública con algunos intentos de manipular la información y de convertir a los medios de comunicación en instrumentos de propaganda.

  • No se debe confundir con la calidad de impresión me dida en puntos por pulgada (ppp) que indica el número de puntos individuales de tinta que una impresora produce en una pulgada.

  • No se debe confundir el óvulo de las plantas con el de los animales.

  • No se debe confundir la energía geotérmica de baja temperatura con las centrales geotérmicas.

  • No se debe confundir la respiración celular con la respiración corporal o ventilación.

  • No se debe confundir porosidad con permeabilidad, que es la velocidad con la que se mueve el agua a través de los poros.

  • No se deben confundir el tiempo meteorológico y el clima: el Sahara tiene un clima seco, pero puede sufrir lluvias torrenciales de escasa duración.

  • No se deben confundir el tiempo meteorológico y el clima: el Sáhara tiene un clima seco, pero puede sufrir lluvias torrenciales de escasa duración.

  • Según esto, nadie obra mal voluntariamente, porque el vicio solo puede ser consecuencia de la ignorancia, esto es, de confundir el bien verdadero con el aparente.

  • Sin embargo, esta libertad no se ha de confundir con la permisividad, puesto que si se acostumbran a conseguirlo todo fácilmente, no aprenderán a afrontar las necesidades que limitan la libertad.

  • Sin embargo, no se ha de confundir la voluntad general con la voluntad de todos, que es una suma parcial de voluntades particulares.

  • T No se debe confundir un tornado con un huracán.