Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

86 oraciones y frases con conclusión

Las oraciones con conclusión que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar conclusión en una frase. Se trata de ejemplos con conclusión gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar conclusión en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿Al final, a qué conclusión llega?

  • ¿Cómo llegó Lemaître a la conclusión de que el universo empezó siendo un solo átomo?

  • ¿Podemos rechazar su conclusión?

  • Ahora se trata de va-lorar esa argumentación tratando de sacar a la luz posibles defectos en el razonamiento, tales como: cuando la conclusión no se de-riva lógicamente de las premisas, o cuando el razonamiento es incoherente o no está su fi cien-temente fundamentado.

  • Algunas observaciones relacionadas con las matemáticas los llevaron a tal conclusión, como la posibilidad de convertir la armonía musical en una relación numérica: descubrieron que las notas de las diferentes cuerdas de la lira se podían medir numéricamente en función de su longitud relativa —uno partido de dos, uno partido de tres, etcétera—. Por otro lado, no solo las cosas se dividen en números, sino que los números mismos se pueden dividir en lo par y lo impar.

  • Algunas veces se dice que una premisa es válida o que una conclusión es válida.

  • Anota en cada una de ellas el punto de partida, la argumentación intermedia y la conclusión.

  • Así, por ejemplo, demostró que todos los cuerpos caen con la misma aceleración, independientemente de su masa; y llegó a la conclusión de que el movimiento de un cuerpo sobre el que no actúan fuerzas es rectilíneo y uniforme.

  • Así, por ejemplo, queremos que las premisas sean verdaderas, pero también que sean más evidentes que la conclusión.

  • Como conclusión de lo anterior, nuestro país ha triplicado en apenas siete años el total de recursos públicos destinados a la educación.

  • Como conclusión, Steiner pidió que se enseñe la in terdependencia entre la variedad de especies, la economía y la vida del ser humano.

  • Como en sus análisis anteriores, el fi lósofo empirista se preguntó por el origen de la idea de sustancia y llegó a la conclusión de que es una idea compleja elaborada por nuestra imaginación, de acuerdo con las leyes de asociación.

  • Comte llegó a la conclusión de que existía una correlación entre el desarrollo de las formas de organización político-social y las etapas de desarrollo intelectual, que enunció bajo la ley de los tres estadios.

  • Conclusión: cada vía termina con la a fi rmación de un aspecto de Dios en cuanto que es causa de lo creado: Motor Inmóvil, Causa Incausada, Ser Necesario, etcétera.

  • Conclusión.

  • Darwin llegó a la conclusión de que la elevada biodiversidad de las islas Galápagos se debía al aislamiento reproductivo entre las poblaciones de las distintas islas y a las adaptaciones a las condiciones ambientales de cada isla.

  • Después de muchos experimentos llegó a esta conclusión: En toda reacción química, la masa total de las sustancias que reaccionan es igual a la masa total de las que se han obtenido.

  • Dos años después, el matemático G. Salet publicó El azar y la certeza, en el que calculaba la probabilidad de la propuesta de Monod y llegaba a la conclusión de que la selección natural y las mutaciones actuando al azar no son suficientes para explicar la macroevolución, es decir, la evolución que origina nuevos taxones de nivel superior al género.

  • Ejemplos de falacias Petición de principio Se trata de un argumento en el que la conclusión está presente en las premisas de tal modo que, aunque es deductivamente válido, el argumento no puede aportar evidencia a la conclusión, pues sus premisas no resultan más conocidas.

  • El argumento es válido, pues la premisa y la conclusión dicen lo de la forma A ∴ A es válido.

  • El autor llega lógicamente a una conclusión particular (tesis), necesaria-mente verdadera, a partir de unas ideas previas o premisas generales.– Estructura inductiva.

  • El contenido de la lógica es la inferencia válida o relación de consecuencia lógica, es decir, la relación que se da entre las premisas y la conclusión de un argumento válido.

  • El efecto Doppler proporciona una explicación coherente de este fenómeno, cuya conclusión es que las demás galaxias se están alejando constantemente de la nuestra.

  • El hecho de que la conclusión esté presente en las premisas se camufla a través de formulaciones sinónimas o argumentos suficientemente largos como para que se olvide el hecho de que la conclusión aparecía entre las premisas.

  • El juicio de la conclusión se fundamenta en un juicio más general, que es la primera premisa: «Todos los hombres son mortales».

  • El pensamiento ilustrado partía de los logros de la revolución cientí fi ca del siglo xvii, que llevaron a la conclusión de que la naturaleza se regía por leyes comprensibles para la razón humana y que podían ser formuladas cientí fi camente.

  • El químico francés Antoine Lavoisier, tras hacer innumerables reacciones químicas en las que se servía de una balanza para pesar los reactivos y los productos de la reacción, llegó a esta conclusión: En toda reacción química, la masa total de las sustancias que reaccionan es igual a la masa total de los productos que se obtienen.

  • El resultado será: v ’ = v – u, o v = v ’ + u, v ’ = v v ’ = v t’ = t O bien, escrito en forma vectorial: v ’ = v – u Y la aceleración en cada sistema de referencia estará relacionada con la del otro según la ecuación que obtengamos de derivar la de la velocidad: Es decir: a ’ = a a ’ = a a ’ = a a ’ = a Este resultado lleva a la conclusión siguiente: Si, para un sistema de referencia, S, se cumplen las leyes de Newton (que tratan sobre la aceleración de los cuerpos), para cualquier otro sistema de referencia, S’, con movimiento rectilíneo y uniforme con respecto a S, se cumplirán igualmente.

  • En conclusión, ante las di fi cultades económicas los señores reaccionaron tratando de recuperar sus pérdidas por diversos medios, a costa de la monarquía y de los campesinos : a A la monarquía le usurparon tierras y prerrogativas –esencialmente tributos–, aprovechando sus momentos de debilidad, como las guerras civiles o las minorías de edad de los reyes.

  • En conclusión, los políticos españoles desaprovecharon todas las oportunidades de implantar reformas a tiempo en las colonias, y esto condujo fi nalmente a la guerra.

  • En conclusión, el ocio no es un tiempo vacío de actividad: es el momento de darnos más intensamente a Dios y a los otros.

  • En conclusión, el oro y la plata de América llegaban primero a Sevilla, pero acababan enriqueciendo a los extranjeros, ya que en su mayor parte se destinaban a dos fi nes: el pago de las deudas contraídas por la Corona con la banca europea, y el pago de las mercancías extranjeras enviadas a América.

  • En conclusión, el palacio de Versalles con sus jardines es uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca por su carácter propagandístico, como símbolo de la grandeza y el poder absoluto de Luis XIV, y sirvió de modelo para muchas cortes europeas.

  • En conclusión, el reinado de Felipe IV se desenvolvió en un escenario de guerra permanente, que dejó arruinada a la monarquía, y al país en un estado de agotamiento económico y de postración.

  • En conclusión, el reinado se había iniciado con un espíritu regeneracionista de renovación del sistema político, pero no solo no lo había conseguido, sino que apenas una década después comenzó su descomposición interna.

  • En conclusión, el sistema político de la Restauración no era más que una fachada institucional para ocultar el verdadero control del poder –económico, social y político– por parte de una reducida oligarquía.

  • En conclusión, es fácil darse cuenta de que no toda cultura o elemento de una cultura favorece el progreso humano.

  • En conclusión, Hume consideró que no podemos salir del ámbito de nuestra experiencia sensible y que no podemos saber con certeza si existen cosas distintas de nuestras ideas.

  • En conclusión, la inversión extranjera en España fue muy importante cuantitativamente y, a falta de capitales españoles sufi cientes, desempeñó un papel fundamental: fi nanció parte de los gastos del Estado a través de la deuda pública; compensó el elevado volumen de nuestras importaciones, ya que con los ingresos por exportaciones no era su fi ciente; y contribuyó a la industrialización del país, sobre todo en sectores como el ferrocarril y la minería, aunque, como es lógico, orientándolos más en su bene fi cio que en el de España.

  • En conclusión, la novedad cristiana es la primacía del amor de Dios y el mayor fracaso del hombre es el egoísmo o el individualismo.

  • En conclusión, se puede considerar al Romanticismo como el primer movimiento vanguardista de la historia del arte, porque fue el primero que elevó a la categoría artística los temas de actualidad y la visión subjetiva del artista, en abierta ruptura con la tradición clásica, que solo otorgaba importancia a los temas de historia (religiosa, política o mitológica).

  • En conclusión, si el arte renacentista se había dirigido a la razón buscando la admiración intelectual, el barroco, en cambio, se dirigía a los sentidos buscando el impacto emocional.

  • En conclusión, si se compara el siglo con el, resulta llamativa la forma en que la monarquía hispana pasó del esplendor de un inmenso imperio territorial a una situación de decadencia y ruina que escandalizaba a los propios contemporáneos.

  • En efecto, el argumento que acabamos de presentar es válido; solo un ser completamente irracional se atrevería a afirmar las premisas y rechazar la conclusión.

  • En este caso, tanto las premisas como la conclusión son verdaderas, pero el argumento no es válido.

  • En la conclusión, volvemos a ex-presar la tesis que sostenemos en el ensayo y señalamos los argumentos que hemos empleado para defenderla.

  • En ocasiones, sin embargo, argumentos de esta forma parecen válidos porque las premisas y la conclusión son verdaderas.

  • Es posible que la conclusión de una artiría la expresión pública de gumentación inductiva sea falsa y que sus premisas las creencias religiosas.

  • Es preciso hacer otra aclaración: que un argumento es válido significa que es imposible que las premisas sean verdaderas y la conclusión, falsa.

  • Esto le llevó a la conclusión de que, para expresar emociones, el tema no era imprescindible y decidió liberar el color de la servidumbre del motivo.

  • Esto significa que el argumento es válido: hay relación de consecuencia lógica entre premisas y conclusión.

  • Estos argumentos son falaces, pues no existe relación de consecuencia lógica entre las premisas y la conclusión (estas falacias pertenecen, por tanto, a la categoría de las falacias formales).

  • Indicábamos que un argumento es válido (o que la conclusión es una consecuencia lógica de sus premisas) cuando es imposible que las premisas sean verdaderas y la conclusión sea falsa.

  • Intuitivamente, el hecho de que el argumento es válido, es decir, que hay consecuencia lógica entre las premisas y la conclusión, significa que es imposible que las premisas sean verdaderas y la conclusión sea falsa.

  • Intuitivamente, un argumento es válido cuando Gaudium et spes, la comunies imposible que sus premisas sean verdaderas y dad política y la Iglesia son insu conclusión, falsa.

  • La estructura argumentativa es claramente inductiva, puesto que se describe el caso concreto de Aníbal con su ejército y, a partir de este hecho, se deduce una conclusión general: Aníbal mantuvo cohesionado un ejército numeroso porque era un hombre cruel; luego el único modo de conservar la unidad de una multitud de hombres es la fiereza y la crueldad.

  • La conclusión es evidente: el movimiento es el fenómeno más simple y básico de la Física.

  • La conclusión a la que llega es una síntesis de ambas tesis contrapuestas, es decir, una tesis dialéctica.

  • La conclusión a la que llegó el fi lósofo ateniense es que las ideas no existen en las cosas, en la mente ni en las de fi niciones, sino que tienen una realidad en sí, trascienden lo sensible, son esencias separadas de las cosas.

  • La conclusión debe ser breve y, en general, no ha de contener nueva información.

  • La conclusión, por tanto, es que el ser perfectísimo, aquel mayor que el cual nada se puede pensar, ha de existir necesariamente en el entendimiento y en la realidad.

  • La segunda premisa («Milú es animal») es verdadera, pero la conclusión («Milú es hombre») es falsa.

  • Llegó a esta conclusión tras percatarse de que no todo se compone de agua.

  • Lo mismo sucede con quien afirma las premisas de un argumento válido y rechaza su conclusión (véase el ejemplo de Nasr al-Din).

  • No existe relación lógica entre las premisas y la conclusión, sino que se suscitan emociones en el interlocutor para que acepte la conclusión del argumento.

  • Otros muchos tipos de falacia ad apelan a cuestiones que no tienen que ver con la sustancia del argumento, sino con emociones de cierto tipo, con las que se pretende apoyar o rechazar una conclusión.

  • Para que exista consecuencia lógica, no debe haber ninguna interpretación en la cual las premisas sean verdaderas y la conclusión, falsa.

  • Pero esto no significa que las premisas sean verdaderas ni que la conclusión no sea falsa (la validez afecta al argumento en su conjunto), ni tampoco que las premisas sean verdaderas y la conclusión sea falsa.

  • Redi llegó a la conclusión de que los gusanos proceden de las moscas y no de la generación espontánea.

  • Se puede afirmar que un buen argumento es un argumento válido, con premisas verdaderas y más evidentes que la conclusión.

  • Se trata del proceso inverso al anterior, pues, partiendo de unos casos particulares, el autor llega a una conclusión general (tesis), probablemente verdadera.– Estructura de repetición.

  • Si además se consideran las revolucionarias soluciones técnicas, la variedad del conjunto, las referencias al mundo natural y el ritmo curvilíneo, la conclusión es que nos encontramos ante una obra maestra del Modernismo, fruto de la visión personal y profundamente religiosa de un genio universal de la arquitectura.

  • Si decimos que un argumento es válido, esto quiere decir que es imposible que las premisas sean verdaderas y la conclusión, falsa.

  • Si la conclusión es falsa, entonces, al menos uno de los condicionales de este argumento debe ser falso; pero que un condicional sea falso significa que su antecedente es verdadero y que su consecuente es falso.

  • Si reflexionamos un momento, llegaremos a la conclusión de que el mínimo cambio que puede experimentar un cuerpo es el cambio de posición, es decir, el movimiento.

  • Siguiendo las reglas del método, Descartes llegó a la conclusión de que hay tres ideas claras y distintas que podemos aceptar con certeza: idea de yo, de Dios y de mundo.

  • Sin embargo, la conclusión es también verdadera, de manera que esta interpretación no es un contraejemplo.

  • Su conclusión fue que la voluntad de poder es ese principio unificador, inmanente al mundo, que nos permite describirlo e interpretarlo.

  • Tampoco es válida ninguna demostración, salvo que la conclusión se refiera al mismo sujeto del que tratan las premisas.

  • Todos estos experimentos permitieron a J. J. Thomson llegar a la conclusión de que los rayos catódicos eran partículas materiales cargadas negativamente .

  • Un argumento es válido cuando es imposible que sus premisas sean verdaderas y su conclusión sea falsa.

  • Un análisis filosófico de la búsqueda de la felicidad parece arrojar la siguiente conclusión: el fin último del hombre ha de ser un bien completo, capaz de colmar todos los anhelos del corazón humano; un bien duradero, que no dependa de las circunstancias y que excluya todo mal.

  • Un argumento es un conjunto de enunciados (las premisas) más otro enunciado del que decimos que es consecuencia de los anteriores (la conclusión).

  • Un argumento es válido cuando no tiene contraejemplos, es decir, cuando no hay interpretación que haga verdaderas a las premisas y falsa a la conclusión.

  • Una interpretación en la que las premisas son verdaderas y la conclusión es falsa se suele llamar contraejemplo, de modo que hay consecuencia lógica si no hay contraejemplos al argumento.

  • Una paradoja es un argumento aparentemente válido, con premisas aparentemente verdaderas y conclusión aparentemente falsa.