Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

9 oraciones y frases con competir

Las oraciones con competir que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar competir en una frase. Se trata de ejemplos con competir gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar competir en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Centros como Segovia, Toledo, Cuenca o Soria disminuyeron su producción o en algunos casos se dedicaron a la elaboración de paños de menor calidad para el consumo popular, incapaces de competir con los textiles de lujo fabricados en el extranjero.

  • La aventura colombina era, por tanto, la única alternativa que se le ofrecía a Castilla para establecer una ruta directa con Oriente, capaz de competir con la travesía africana de Portugal.

  • La economía española se convirtió así en una de las más cerradas y protegidas de Europa, lo que, en opinión de algunos historiadores de la economía, fue fundamental para su desarrollo económico; aunque otros sostienen que tal proteccionismo solo sirvió para perpetuar sectores sin ventajas económicas e impedir el despegue de los sectores verdaderamente rentables, inhabilitándolos para competir con la producción exterior.

  • La idea clave de esta doctrina económica es que la riqueza de las naciones procede de su capacidad para competir en el mercado internacional.

  • No obstante, la vela pervivió hasta fi nales de siglo con los famosos clíperes, cuya gran velocidad les permitía competir en las travesías oceánicas con los barcos de vapor.

  • No obstante, algunas especies de murciélagos están en peligro en determinadas zonas, ya que la deforestación y explotación humana del territorio ha afectado especialmente los murciélagos forestales, quienes han visto reducidos los refugios naturales, por los que, además, deben competir.

  • Si en el primero de ellos resultaba difícil competir con los griegos, en los otros dos los romanos fueron maestros indiscutibles.

  • Solo la necesidad de extender su mensaje y competir con otras religiones en condiciones de igualdad, a pesar de las prohibiciones y dificultades, puede explicar el cambio de actitud de los cristianos hacia las imágenes.

  • Tejidos de sostén, que les permiten crecer erguidos y así competir por la luz con las otras plantas, y tejidos conductores, que llevan agua y sales minerales hasta las hojas más altas del vegetal.