Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

39 oraciones y frases con coincide

Las oraciones con coincide que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar coincide en una frase. Se trata de ejemplos con coincide gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar coincide en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • ¿El modelo atómico actual coincide con la imagen del átomo de esta página?

  • A este género de actividad, que coincide con la felicidad, apuntan las virtudes intelectuales.

  • Así, por ejemplo, si la velocidad media de un móvil en un intervalo de tiempo es cero, entenderemos simplemente que su posición final coincide con la inicial.

  • Composición El esquema compositivo es muy característico del Barroco: una gran aspa, cuya intersección coincide con la cabeza del soldado arrodillado.

  • Comprueba si existen zonas en las que coincide la actividad volcánica con un fuerte riesgo sísmico.

  • Corresponde al estilo herreriano o escurialense y coincide con el reinado de Felipe II.

  • Desde el siglo se aprecia una clara recuperación cultural en Grecia, que coincide con la reaparición de la escritura.

  • Dos elevadas torres gemelas sin agujas que flanquean un cuerpo cuya anchura coincide con la de la nave central.

  • El clasicismo coincide con el naturalismo en las características generales de la pintura barroca señaladas más arriba, pero se diferencia de él en algunos aspectos: Fue una pintura también realista, pero rehuyó lo vulgar y ofreció una visión más bella y amable de la realidad, en parte idealizada, volviendo para ello a los modelos de la Antigüedad y el Renacimiento clasicista.

  • El fi nal del siglo xviii y los comienzos del siglo xix con fi guran un período de gran vitalidad fi losó fi ca, que coincide con el renacimiento cultural de esta época.

  • El manierismo, cuyo comienzo coincide con la crisis de la cristiandad por la reforma protestante y con los conflictos bélicos entre España y Francia por el control de Italia.

  • El medio ex-terno de la bacteria coincide con el medio interno del organismo.

  • El número de oxidación de un ión monoatómico coincide con su carga.

  • El tránsito de la prohibición a la legalización del cristianismo coincide con el de la pintura al mosaico; en otras palabras: La pintura mural al fresco se desarrolló desde finales del siglo II hasta comienzos del siglo IV, esencialmente en las catacumbas, y su estilo presenta en la mayoría de los casos la tosquedad propia de artistas poco cualificados.

  • En consecuencia: La masa en gramos de un mol de átomos de cualquier elemento coincide con su masa atómica (peso atómico).

  • En ese momento se considera que se ha alcan-zado una comunidad clímax, que coincide con el estado de máxima biomasa y mínima tasa de renovación.

  • En los compuestos iónicos, el número de oxidación coincide con la electrovalencia.

  • Es el llamado espectro de absorción, que coincide con el espectro de emisión.

  • Este punto coincide aproximadamente con el centro geométrico de la lente y es de una gran importancia en la construcción de las imágenes.

  • Esto coincide con el modelo evolutivo que defiende que, a partir de los primeros órganos simples, se pueden originar otros nuevos más complejos y que de poblaciones aisladas pueden llegar a surgir especies diferentes.

  • La masa en gramos de un mol de moléculas de cualquier elemento o compuesto coincide con su masa molecular.

  • La asombrosa regularidad que hallamos en las cosas coincide, en el fondo, con esas propiedades que nosotros introducimos en ellas.

  • La edad de oro de Atenas coincide con el gobierno de Pericles.

  • La fi esta de los vecinos coincide con el período escolar.

  • La masa en gramos de un mol de átomos de cualquier elemento coincide con su masa atómica.

  • La pendiente de un plano inclinado coincide con la tangente trigonométrica del ángulo α que forma con el plano horizontal.

  • La salud del alma coincide con la eudemonía o felicidad, que consiste en la armonía del alma con la naturaleza del universo.

  • La velocidad instantánea coincide, entonces, con la velocidad media.

  • La velocidad instantánea coincide, entonces, con la media.

  • Lógicamente, lo que Dios nos dice coincide con lo que, de una manera racional, conviene a nuestra naturaleza.

  • Para determinadas finalidades se debe utilizar una escala de temperaturas cuyo punto cero coincide con el cero absoluto.

  • Pero su máximo desarrollo coincide en general con el calcolítico y la edad del bronce.

  • Por tanto, el estudio de este fértil periodo de la cultura española lo dividiremos en dos partes, y en esta unidad nos limitaremos al siglo xvi, que en el plano artístico y literario coincide con el Renacimiento .

  • Señala si el pensamiento político de Aristóteles coincide o no con el de su maestro Platón en las siguientes afirmaciones.

  • Si lo llamamos k, la anterior igualdad se convierte en F = − k x. Esta expresión coincide con la de la ya conocida ley de Hooke, en la que x representa la deformación a la que se somete un cuerpo elástico y F, la fuerza que dicho cuerpo ejerce.

  • Si se adopta como origen de coordenadas la posición de equilibrio, la elongación coincide con la abscisa x del móvil.

  • Simula una amplitud y profundidad extraordinarias mediante el empleo combinado de dos recursos: por un lado, un perfecto sistema de perspectiva cuyo punto de fuga coincide con el centro de la composición, situado entre las dos cabezas de los personajes principales enmarcados por el arco del fondo; y por otro, la ya citada alternancia de luces y sombras en la mitad superior del fresco.

  • Su proyección sobre una recta (puntos P, P, P ...) tiene m. v. a. s. La frecuencia angular del m. v. a. s. coincide con la velocidad angular, ω, del movimiento circular.

  • Un rasgo peculiar de esta mezquita es que la quibla señala hacia el sur, tal vez por imitación de las mezquitas de Damasco, capital del primer Califato islámico, donde la orientación a la Meca coincide con el sur; o por ser esta la dirección que tomaban los peregrinos andalusíes que se dirigían a La Meca.