Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

5 oraciones y frases con codicia

Las oraciones con codicia que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar codicia en una frase. Se trata de ejemplos con codicia gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar codicia en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • E desde que llegaron estos mensajeros con las cartas del rey libradas del Consejo a Sevilla, e Córdoba e otros lugares, sosegóse el hecho, pero poco, porque las gentes estaban muy levantadas e non habían miedo de ninguno, e la codicia de robar los Judíos crecía cada día.

  • En estos últimos años, estamos asistiendo al estallido de una crisis económica mundial que está muy relacionada con el pecado de la codicia: se ha dañado a multitud de personas por un deseo de posesión.

  • Lo que sí podemos a fi rmar, según Rousseau, es que con la aparición de la historia y de la sociedad surgieron nuevas pasiones y necesidades, que arrastraron a los hombres hacia la vanidad, el lujo y la codicia.

  • Los algos les tomaban por mal e por codicia; las tierras se yermaban por mengua de justicia [...] [Los campesinos denuncian su situación en estos términos:] Tómannos los haberes e hacen nos mal pesar; los hijos e las mujeres piensan de los cautivar.

  • Y puesto que la voluntad de los Reyes que en estos tiempos han reinado y sus consejos ha sido proveerlos de justicia y conservarlos en ella, y no consentir que les fuesen hechos daños y agravios, y así lo han mostrado por sus muchas leyes y provisiones, pero llegadas allá no se han cumplido por la grande y desmedida codicia y ambición de los que allí han pasado, mayormente de los que a aquella gente han ido a gobernar[...]. Y así, de días en días, y de años en años, se han ido entablando y arraigando y olvidando las dos especies de tiranía con que habemos asolado aquellas tan innumerables repúblicas: lo uno en nuestra primera entrada que llamaron conquista, en aquellos reinos, no nuestros sino ajenos, de los reyes y señores naturales en cuya pacífica posesión los hallamos.