Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

9 oraciones y frases con coacción

Las oraciones con coacción que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar coacción en una frase. Se trata de ejemplos con coacción gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar coacción en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Además, la Asamblea General [...] recomienda que si dentro de un plazo razonable no se establece en España un gobierno cuya autoridad proceda de sus gobernados y que se comprometa a respetar la libertad de expresión, religión y de reunión, y a celebrar cuanto antes elecciones en las que el pueblo español pueda expresar su voluntad, libre de coacción y de intimidación y de coacción de partido, el Consejo de Seguridad estudie las medidas para remediar tal situación.

  • Así, los usos sociales (protocolos, reglas de urbanidad…) se nos presentan como obligatorios pero, a diferencia de los jurídicos, carecen de coacción —o del poder directo por parte de las autoridades— para forzar su cumplimento.

  • La forma más habitual de coacción es la violencia (física o psíquica, legítima o no).

  • La libertad como ausencia de coacción Cuando se ejerce coacción sobre alguna conducta, se está impidiendo la actuación libre.

  • La libertad consiste en la falta de sometimiento a la necesidad de las leyes de la naturaleza y en la ausencia de coacción o de violencia para actuar.

  • La libertad se de fi niría, por consiguiente, como la ausencia de coacción del poder estatal.

  • Libertad: ausencia de coacción o violencia para actuar.

  • Lo que hace el Estado, si se organiza correctamente, es asegurar la libertad, pues su fuerza y coacción solo se dirigen a quienes coartan o impiden la libertad de los demás.

  • Por eso, los participantes individuales en la argumentación que siguen, manteniendo su orientación al entendimiento, por un lado, permanecen ligados en una práctica ejercida en común; y por otro, bajo la suave coacción del mejor argumento, deben tomar posición respecto de las pretensiones de validez fundadas desde el juicio propio y autónomo».