Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizar una buena experiencia de usuario. Más info

  • Español ES

10 oraciones y frases con clandestinidad

Las oraciones con clandestinidad que te presentamos a continuación te ayudarán a entender cómo debes usar clandestinidad en una frase. Se trata de ejemplos con clandestinidad gramaticalmente correctos que fueron redactados por expertos. Para saber cómo usar clandestinidad en una frase, lee los ejemplos que te sugerimos e intenta crear una oración.
  • Careció de una arquitectura distintiva durante la etapa de la clandestinidad y, tras la legalización, adaptó a sus propias necesidades de culto tipos arquitectónicos preexistentes en el mundo romano.

  • De esta manera, los cristianos pudieron salir de la clandestinidad, contando, además, con el apoyo del emperador.

  • El periodo de la clandestinidad, esencialmente el siglo III .

  • Los anarquistas –no por ley, pero sí en la práctica– fueron condenados a la clandestinidad y su organización quedó desarticulada.

  • Pero su negativa a rendir culto al emperador y su rechazo de las instituciones condujo a la clandestinidad a estos primeros cristianos, que fueron víctimas, durante los tres primeros siglos de su existencia, de algunas cruentas persecuciones, como las de Nerón o Diocleciano.

  • Por último, el apoyo a la insurrección cantonalista y su fracaso supuso la muerte de la Federación: tras el golpe de Pavía, la dictadura del general Serrano decretó la ilegalidad de la AIT y de las asociaciones obreras, que pasaron a la clandestinidad .

  • Se produjo en el interior de España una proliferación de partidos que, desde la clandestinidad, desarrollaron una labor sistemática de oposición al régimen.

  • Se recurrió con frecuencia al repertorio de temas del mundo clásico pagano –en especial durante la clandestinidad, para no delatarse–, pero asignándoles un nuevo significado de carácter cristiano.

  • Sin embargo, en el siglo IV la situación del cristianismo experimentó un cambio radical, pues pasó de la clandestinidad y la persecución a la legalidad y la protección imperial.

  • Sus comienzos fueron difíciles, con etapas de persecuciones y clandestinidad, pero a partir del siglo IV la situación cambió por completo al convertirse en religión oficial.